Cristianos perseguidos saben que sus nombres están “en el libro de la vida”, afirma sacerdote nigeriano

ROMA, 31 Dic. 14 (ACI).- Unos cinco mil católicos desplazados en Maiduguri, capital del estado nigeriano de Borno, celebraron el pasado 25 de diciembre la Navidad en medio de medidas de seguridad ante posibles atentados de Boko Haram; sin embargo, líderes religiosos locales afirmaron que esto no les ha impedido “expresar su fe” y su alegría por el nacimiento de Cristo.

Desde que el grupo fundamentalista islámico Boko Haram inició sus acciones en Nigeria hace 12 años, más de cien mil católicos se han visto forzados a huir de las provincias donde se ha impuesto la Sharia.

En ese sentido, la agencia vaticana Fides informó que en Maiduguri las autoridades prohibieron la circulación de vehículos del 25 al 28 de diciembre para evitar cualquier tipo de atentado suicida. Sin embargo, a pesar del temor “los fieles han acudido a la Misa de Navidad”, señaló el P. Gedeón Obasogie, Director de Comunicaciones de la Diócesis de Maiduguri.

El sacerdote dijo a Fides que “la mayoría de ellos son desplazados de las zonas de la diócesis del Estado de Adamawa (Pulka, Madagali, Gulak, Michika, Mubi) que han expresado su fe elocuentemente”.

Gran parte de las 5.000 personas desplazadas recibidas en Maiduguri, provienen de las áreas del estado de Adamawa que han caído bajo el control de Boko Haram.

Estas personas, recuerda el P. Obasogie “no tienen casa, no pueden celebrar la Navidad como de costumbre con sus familiares y amigos, o hacer la tradicional reunión anual familiar, y se ven obligados a vivir en un estado de desesperación”.

En ese sentido, dijo que el mensaje de Navidad del Obispo de Maiduguri, Mons. Oliver Dashe Doeme, “ha sido un gran consuelo, recordando que sus corazones desesperados se convierten en la base de un gran gozo porque sus nombres están escritos en el libro de la vida en el cielo, aunque ahora estén sufriendo en la tierra”.

El sacerdote afirmó que “la Navidad se ha celebrado con gran alegría y fe en la ciudad de Maiduguri”. Indicó que los fieles rezan “para que las próximas elecciones nacionales se lleven a cabo en un ambiente de paz y que la amenaza del terrorismo sea pronto una cosa del pasado”.

Cristianos perseguidos saben que sus nombres están “en el libro de la vida”, afirma sacerdote nigeriano

ROMA, 31 Dic. 14 (ACI).- Unos cinco mil católicos desplazados en Maiduguri, capital del estado nigeriano de Borno, celebraron el pasado 25 de diciembre la Navidad en medio de medidas de seguridad ante posibles atentados de Boko Haram; sin embargo, líderes religiosos locales afirmaron que esto no les ha impedido “expresar su fe” y su alegría por el nacimiento de Cristo.

Desde que el grupo fundamentalista islámico Boko Haram inició sus acciones en Nigeria hace 12 años, más de cien mil católicos se han visto forzados a huir de las provincias donde se ha impuesto la Sharia.

En ese sentido, la agencia vaticana Fides informó que en Maiduguri las autoridades prohibieron la circulación de vehículos del 25 al 28 de diciembre para evitar cualquier tipo de atentado suicida. Sin embargo, a pesar del temor “los fieles han acudido a la Misa de Navidad”, señaló el P. Gedeón Obasogie, Director de Comunicaciones de la Diócesis de Maiduguri.

El sacerdote dijo a Fides que “la mayoría de ellos son desplazados de las zonas de la diócesis del Estado de Adamawa (Pulka, Madagali, Gulak, Michika, Mubi) que han expresado su fe elocuentemente”.

Gran parte de las 5.000 personas desplazadas recibidas en Maiduguri, provienen de las áreas del estado de Adamawa que han caído bajo el control de Boko Haram.

Estas personas, recuerda el P. Obasogie “no tienen casa, no pueden celebrar la Navidad como de costumbre con sus familiares y amigos, o hacer la tradicional reunión anual familiar, y se ven obligados a vivir en un estado de desesperación”.

En ese sentido, dijo que el mensaje de Navidad del Obispo de Maiduguri, Mons. Oliver Dashe Doeme, “ha sido un gran consuelo, recordando que sus corazones desesperados se convierten en la base de un gran gozo porque sus nombres están escritos en el libro de la vida en el cielo, aunque ahora estén sufriendo en la tierra”.

El sacerdote afirmó que “la Navidad se ha celebrado con gran alegría y fe en la ciudad de Maiduguri”. Indicó que los fieles rezan “para que las próximas elecciones nacionales se lleven a cabo en un ambiente de paz y que la amenaza del terrorismo sea pronto una cosa del pasado”.

En América se registró el mayor número de agentes pastorales asesinados en 2014

ROMA, 31 Dic. 14 (ACI/EWTN Noticias).- Según informaciones recogidas por la agencia vaticana Fides, en el año 2014 fueron asesinados en el mundo 26 agentes pastorales, tres más que en el 2013, ocupando América por sexto año consecutivo como el continente donde se cometieron el más alto número de muertes.

Así, en el año que termina fallecieron de forma violenta 17 sacerdotes, un religioso, seis religiosas, un seminarista y un laico. Por continentes, el total se reparte en 14 agentes asesinados en América (12 sacerdotes, un religioso, un seminarista); en África fueron asesinados dos sacerdotes y cinco religiosas). En Asia murieron violentamente un sacerdote y una religiosa; en Oceanía fueron asesinados un sacerdote y un laico. En Europa fue asesinado un sacerdote.

Además, se debe mencionar a los agentes pastorales muertos a causa de la epidemia del ébola en África occidental, donde las estructuras católicas, y no sólo las sanitarias, se movilizaron desde el primer brote.

Así, los Hermanos Hospitalarios de San Juan de Dios perdieron en Liberia y Sierra Leona cuatro hermanos, una hermana y trece empleados de los hospitales en Monrovia y Lunsar, al haber contraído el virus en su generoso compromiso de cuidar a los enfermos. “Nuestros hermanos dieron su vida por los demás, como Cristo, hasta el punto de morir infectados por esta epidemia”, escribió fray Jesús Etayo, prior general.

Como sucede desde hace algún tiempo, la lista de Fides no trata sólo de los misioneros ad gentes en sentido estricto, sino de todos los agentes pastorales asesinados de forma violenta. No se utiliza el término “mártires”, sino en su sentido etimológico de “testigos” para no entrar en el juicio que la Iglesia podrá dar a algunos de ellos, y también por las pocas noticias que se consigue recoger sobre su vida y las circunstancias de la muerte.

Durante el año que termina también fueron condenados los autores intelectuales del homicidio del Obispo de La Rioja (Argentina), Mons. Enrique Angelelli, cuya muerte hace 38 años se intentó presentar como un accidente de tránsito. También fueron condenados los mandantes y los ejecutores del asesinato de Mons. Luigi Locati, Vicario Apostólico de Isiolo (Kenia), asesinado en 2005. Además se arrestó a los responsables de la muerte del rector del seminario de Bangalore (India), P. Thomas, asesinado en 2013.

Sin embargo, continúan desaparecidos los tres sacerdotes congoleños Agustinos de la Asunción, secuestrados en Kivu del Norte (República Democrática del Congo) en octubre de 2012, el jesuita italiano P. Paolo Dall’Oglio, secuestrado en Siria en 2013, y el P. Alexis Prem Kumar, secuestrado el 2 de junio en Herat, (Afganistán).

Fides indicó que a las listas provisionales elaborados anualmente “siempre hay que añadir la larga lista de muchos, de los cuales tal vez nunca se tendrá noticia o de quienes no se sabe el nombre, que en todos los rincones del planeta sufren y pagan con la vida su fe en Jesucristo”.

En América se registró el mayor número de agentes pastorales asesinados en 2014

ROMA, 31 Dic. 14 (ACI/EWTN Noticias).- Según informaciones recogidas por la agencia vaticana Fides, en el año 2014 fueron asesinados en el mundo 26 agentes pastorales, tres más que en el 2013, ocupando América por sexto año consecutivo como el continente donde se cometieron el más alto número de muertes.

Así, en el año que termina fallecieron de forma violenta 17 sacerdotes, un religioso, seis religiosas, un seminarista y un laico. Por continentes, el total se reparte en 14 agentes asesinados en América (12 sacerdotes, un religioso, un seminarista); en África fueron asesinados dos sacerdotes y cinco religiosas). En Asia murieron violentamente un sacerdote y una religiosa; en Oceanía fueron asesinados un sacerdote y un laico. En Europa fue asesinado un sacerdote.

Además, se debe mencionar a los agentes pastorales muertos a causa de la epidemia del ébola en África occidental, donde las estructuras católicas, y no sólo las sanitarias, se movilizaron desde el primer brote.

Así, los Hermanos Hospitalarios de San Juan de Dios perdieron en Liberia y Sierra Leona cuatro hermanos, una hermana y trece empleados de los hospitales en Monrovia y Lunsar, al haber contraído el virus en su generoso compromiso de cuidar a los enfermos. “Nuestros hermanos dieron su vida por los demás, como Cristo, hasta el punto de morir infectados por esta epidemia”, escribió fray Jesús Etayo, prior general.

Como sucede desde hace algún tiempo, la lista de Fides no trata sólo de los misioneros ad gentes en sentido estricto, sino de todos los agentes pastorales asesinados de forma violenta. No se utiliza el término “mártires”, sino en su sentido etimológico de “testigos” para no entrar en el juicio que la Iglesia podrá dar a algunos de ellos, y también por las pocas noticias que se consigue recoger sobre su vida y las circunstancias de la muerte.

Durante el año que termina también fueron condenados los autores intelectuales del homicidio del Obispo de La Rioja (Argentina), Mons. Enrique Angelelli, cuya muerte hace 38 años se intentó presentar como un accidente de tránsito. También fueron condenados los mandantes y los ejecutores del asesinato de Mons. Luigi Locati, Vicario Apostólico de Isiolo (Kenia), asesinado en 2005. Además se arrestó a los responsables de la muerte del rector del seminario de Bangalore (India), P. Thomas, asesinado en 2013.

Sin embargo, continúan desaparecidos los tres sacerdotes congoleños Agustinos de la Asunción, secuestrados en Kivu del Norte (República Democrática del Congo) en octubre de 2012, el jesuita italiano P. Paolo Dall’Oglio, secuestrado en Siria en 2013, y el P. Alexis Prem Kumar, secuestrado el 2 de junio en Herat, (Afganistán).

Fides indicó que a las listas provisionales elaborados anualmente “siempre hay que añadir la larga lista de muchos, de los cuales tal vez nunca se tendrá noticia o de quienes no se sabe el nombre, que en todos los rincones del planeta sufren y pagan con la vida su fe en Jesucristo”.

jueves 1 Enero 2015 : Libro de los Números 6,22-27.

El Señor dijo a Moisés: Habla en estos términos a Aarón y a sus hijos: Así bendecirán a los israelitas. Ustedes les dirán: Que el Señor te bendiga y te proteja. Que el Señor haga brillar su rostro sobre ti y te muestre su gracia. Que el Señor te descubra su rostro y te conceda la paz. Que ellos invoquen mi Nombre sobre los israelitas, y yo los bendeciré.

jueves 1 Enero 2015 : Salmo 67(66),2-3.5.6.8.

El Señor tenga piedad y nos bendiga, haga brillar su rostro sobre nosotros, para que en la tierra se reconozca su dominio, y su victoria entre las naciones. Que canten de alegría las naciones, porque gobiernas a los pueblos con justicia y guías a las naciones de la tierra. ¡Que los pueblos te den gracias, Señor, que todos los pueblos te den gracias! Que Dios nos bendiga, y lo teman todos los confines de la tierra.

jueves 1 Enero 2015 : Carta de San Pablo a los Gálatas 4,4-7.

Hermanos: Cuando se cumplió el tiempo establecido, Dios envió a su Hijo, nacido de una mujer y sujeto a la Ley, para redimir a los que estaban sometidos a la Ley y hacernos hijos adoptivos. Y la prueba de que ustedes son hijos, es que Dios infundió en nuestros corazones el Espíritu de su Hijo, que clama a Dios llamándolo” ¡Abba!, es decir, ¡Padre! Así, ya no eres más esclavo, sino hijo, y por lo tanto, heredero por la gracia de Dios.