#diocesisdecelaya @diocesis_celaya La caridad y la justicia son el nuevo camino

La caridad y la justicia son el nuevo camino

Tercer domingo de adviento

La sentencia del Bautista había sido muy fuerte: “Todo árbol que no de fruto será cortado y arrojado al fuego” (Lc. 3, 9); es por eso que de inmediato la gente reacciona y acude a él para preguntar: “¿qué debemos hacer?” (Lc. 3, 10). A lo que Juan el Bautista, sin más, responde: “Quien tenga dos túnicas, que dé una al que no tiene ninguna, y quien tenga comida, que haga lo mismo” (Lc. 3, 11). De este modo Juan va introduciendo el nuevo camino, que consiste en vivir las obras de la misericordia; las cuales más tarde Cristo subrayará como el distintivo de sus seguidores y como el camino que garantiza la llegada al cielo.

Las obras de misericordia no son una opción para el creyente que ha experimentado el amor de Dios, sino una respuesta necesaria que muestra el compromiso con Dios, para ayudarle a que el amor divino se vuelva palpable para todos. Bien dice el Papa Francisco: “En nuestras parroquias, en las comunidades, en las asociaciones y movimientos, en fin, dondequiera que haya cristianos, cualquiera debería poder encontrar ahí un oasis de misericordia” (M. V. 12).

Con razón y fuerza señala San Basilio: “Óyeme cristiano que no ayudas al pobre: tú eres un verdadero ladrón, si pudiendo ayudar no ayudas”. “Ese abrigo, esos zapatos que guardas en tu baúl y que no usas, no te pertenecen, le pertenecen a quien tiene frio y a quien está descalzo”. Por su parte San Gregorio Nacianceno, hablando precisamente sobre el amor a los pobres, nos dice: “Nada emparenta más al hombre con Dios como la facultad de hacer el bien”. Por eso la caridad, aterrizada en las obras de misericordia, no es algo opcional, ni mucho menos debemos verle como una carga, sino como una gloriosa oportunidad de ganar lo más grande que es la amistad con Dios y en consecuencia la dicha de participar de sus bondades incluyendo desde luego el reino de los Cielos.

 Pero Juan el Bautista sigue abundando en sus respuestas sobre el ¿qué hacer para dar frutos? Y se dirige a los publicanos, cobradores de impuestos: “No cobren más de lo establecido” y a los soldados: “No extorsionen a nadie, ni denuncien a nadie falsamente, sino conténtense con su salario” (Lc. 3, 13-14). Los pecados humanos pueden ser de omisión y así faltar a la caridad; pero pueden ser también de acto y por eso tantas injusticias. En realidad, a veces no es fácil vencer las tentaciones, pero eso acarrea comúnmente un sin fin de injusticias humanas: ¿cuánta gente se enriquece por ejemplo de modo ilícito a costa de los más débiles? ¿Cuántos avanzan con más soltura en cualquier proyecto por el hecho de tener más influencias?

No facilitemos injusticias. Examinemos si de modo directo o indirecto y en diverso nivel, si hemos cometido injusticias o si hemos sido cómplices, y luego nos quedamos como si nada pasara. La injusticia puede darse a veces hasta en el modo de tratar a los demás, cuando no lo hacemos de modo correcto, cuando no correspondemos a nuestras responsabilidades y en tantas situaciones más.

El adviento es de verdad un camino nuevo y sí implica una exigencia en la conducta, concretizada en este caso en la caridad y la justicia. Necesitamos orar, pues nuestra vida se sustenta en Dios, pero eso no basta, también necesitamos actuar, por eso decía Santa Teresa: “Cuando yo veo almas muy diligentes a entender la oración y muy encapotadas cuando están en ella… y piensan que ahí está todo el negocio… no hermanas, no; obras quiere el Señor” (Las Moradas, V, 3).

El Señor nos podrá disculpar muchas faltas de atención a Él, pero nunca nos pasará el que dejemos de practicar las obras de misericordia; por eso el día del juicio los que hicieron el bien serán llamados benditos y sentados a la derecha, mientras que los que no hicieron el bien serán rechazados y apartados a la izquierda.

Pbro. Carlos Sandoval Rangel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s