#diocesisdecelaya @diocesis_celaya Obispo lamenta agravio y falta de rigor en dichos de Bachelet contra Iglesia

SANTIAGO, 30 Sep. 16 (ACI).- La Presidenta de Chile, Michelle Bachelet, criticó a la Iglesia Católica y demás confesiones cristianas por el rol que ejercen contra su proyecto para despenalizar el aborto, acusándolas de estar “en contra de terminar la criminalidad” de esta práctica, opinión que fue considerada como un “agravio” y una “falta de rigor” por parte del Obispo de San Bernardo, Mons. Juan Ignacio González.

En entrevista con la BBC, la mandataria dijo que el aborto “ha sido un tema muy debatible y muy controversial. Hay personas que creen que las mujeres no pueden tomar ese tipo de decisiones. Ha habido un importante rol de las Iglesias en Chile en contra de terminar la criminalidad del aborto y eso genera, en el mundo político, distintas posturas”.

Estas declaraciones se dieron en un año en que todas las Iglesias cristianas se han manifestado pública y constantemente contra del proyecto de aborto por riesgo de vida de la madre, “inviabilidad” fetal y por violación, impulsado en el segundo período de gobierno de Bachelet.

Masivas manifestaciones en Regiones y en Santiago, miles de firmas por la vida, participación en los debates del Parlamento, junto a la fuerte crítica hacia el partido de la Democracia Cristiana por apoyar el proyecto anti-vida han sido algunas de las acciones de las Iglesias cristianas y organismos pro-vida.

Al respecto, el Obispo de San Bernardo, Mons. Juan Ignacio González, explicó a El Demócrata que lo dicho por Bachelet “es un agravio y una deformación de lo que las diversas confesiones religiosas cristianas han planteado ante el proyecto de ley de aborto”.

“Nadie está por criminalizar a una mujer que llega a la dramática situación del aborto. Eso es completamente contrario a la Misericordia y la cercanía que hemos de tener con quien sufre el aborto”, aseguró el obispo.

Además, dijo que le llamaba la atención la “falta de rigor de la presidenta. Queremos defender la vida humana desde la concepción hasta la muerte natural. Y el proyecto permite ir directamente contra la vida ya concebida en las tres causales propuestas y eso es contrario a la ética médica y al sentido común y natural”.

“Se ha hecho creer a la opinión pública que el proyecto es para despenalizar, pero en esto hay una falacia y un engaño (…) lo que se busca es permitir el aborto, ahora en tres casos y luego, conforme a la experiencia internacional, llegar al aborto libre”, agregó Mons. González.

“Tenemos derecho a pedir que este debate sea sobre la verdad y la realidad y no sobre la ideología que mueve a sus promotores. Una gran pena que la presidenta intente mostrar así la labor y el trabajo de las confesiones cristianas. O no entiende, o no quiere entender”, sentenció el Obispo.

También te puede interesar:

 

VIDEO: Chile es prueba de que no se necesita el aborto, dicen médicos ante La Moneda https://t.co/nkQzo8KUEa

— ACI Prensa (@aciprensa) 17 de septiembre de 2016

 

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya Obispo lamenta agravio y falta de rigor en dichos de Bachelet contra Iglesia

SANTIAGO, 30 Sep. 16 (ACI).- La Presidenta de Chile, Michelle Bachelet, criticó a la Iglesia Católica y demás confesiones cristianas por el rol que ejercen contra su proyecto para despenalizar el aborto, acusándolas de estar “en contra de terminar la criminalidad” de esta práctica, opinión que fue considerada como un “agravio” y una “falta de rigor” por parte del Obispo de San Bernardo, Mons. Juan Ignacio González.

En entrevista con la BBC, la mandataria dijo que el aborto “ha sido un tema muy debatible y muy controversial. Hay personas que creen que las mujeres no pueden tomar ese tipo de decisiones. Ha habido un importante rol de las Iglesias en Chile en contra de terminar la criminalidad del aborto y eso genera, en el mundo político, distintas posturas”.

Estas declaraciones se dieron en un año en que todas las Iglesias cristianas se han manifestado pública y constantemente contra del proyecto de aborto por riesgo de vida de la madre, “inviabilidad” fetal y por violación, impulsado en el segundo período de gobierno de Bachelet.

Masivas manifestaciones en Regiones y en Santiago, miles de firmas por la vida, participación en los debates del Parlamento, junto a la fuerte crítica hacia el partido de la Democracia Cristiana por apoyar el proyecto anti-vida han sido algunas de las acciones de las Iglesias cristianas y organismos pro-vida.

Al respecto, el Obispo de San Bernardo, Mons. Juan Ignacio González, explicó a El Demócrata que lo dicho por Bachelet “es un agravio y una deformación de lo que las diversas confesiones religiosas cristianas han planteado ante el proyecto de ley de aborto”.

“Nadie está por criminalizar a una mujer que llega a la dramática situación del aborto. Eso es completamente contrario a la Misericordia y la cercanía que hemos de tener con quien sufre el aborto”, aseguró el obispo.

Además, dijo que le llamaba la atención la “falta de rigor de la presidenta. Queremos defender la vida humana desde la concepción hasta la muerte natural. Y el proyecto permite ir directamente contra la vida ya concebida en las tres causales propuestas y eso es contrario a la ética médica y al sentido común y natural”.

“Se ha hecho creer a la opinión pública que el proyecto es para despenalizar, pero en esto hay una falacia y un engaño (…) lo que se busca es permitir el aborto, ahora en tres casos y luego, conforme a la experiencia internacional, llegar al aborto libre”, agregó Mons. González.

“Tenemos derecho a pedir que este debate sea sobre la verdad y la realidad y no sobre la ideología que mueve a sus promotores. Una gran pena que la presidenta intente mostrar así la labor y el trabajo de las confesiones cristianas. O no entiende, o no quiere entender”, sentenció el Obispo.

También te puede interesar:

 

VIDEO: Chile es prueba de que no se necesita el aborto, dicen médicos ante La Moneda https://t.co/nkQzo8KUEa

— ACI Prensa (@aciprensa) 17 de septiembre de 2016

 

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya Plebiscito en Colombia: Iglesia invita a pedir a Dios la capacidad de dar voto responsable

BOGOTA, 30 Sep. 16 (ACI).- El Secretario General de la Conferencia Episcopal Colombiana (CEC), Mons. Elkin Álvarez Botero, alentó a la población a pedir a Dios para “ilumine nuestra capacidad de decidir” y así dar un voto de conciencia en el plebiscito del domingo, donde se decidirá si se ratifica o rechaza el acuerdo de paz firmado con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

“Pidamos en la oración que el Señor ilumine nuestra capacidad de decidir y así podamos asumir con responsabilidad lo que debemos elegir en este momento concreto de la vida de nuestra nación”, expresó el Prelado durante la Misa que celebró ayer en la sede de la CEC con motivo de la Jornada de Oración por la Paz.

En su sitio web, la CEC informó que en su homilía Mons. Álvarez Botero señaló que hoy más que nunca los colombianos deben tener tres características: confianza y abandono en el Señor, escucha atenta a la Palabra de Dios y dejarse sanar y curar las heridas.

“Entreguemos nuestras esperanzas y anhelos de una Colombia libre, justa, fraterna donde todos podamos construir la alegría y la fraternidad para avanzar y ser verdaderos hermanos”, alentó el también Obispo auxiliar de Medellín.

Al término de la Eucaristía se realizó la Hora Santa, guiada por el P. Jairo Montoya, director del Departamento de Liturgia del Episcopado.  

El acuerdo de paz fue firmado el 26 de septiembre en La Habana (Cuba), luego de más de tres años de negociaciones.

También te puede interesar:

¿Qué dijo el Papa Francisco sobre el plebiscito del domingo en Colombia? https://t.co/kCcDBBoPeI

— ACI Prensa (@aciprensa) 30 de septiembre de 2016

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya Plebiscito en Colombia: Iglesia invita a pedir a Dios la capacidad de dar voto responsable

BOGOTA, 30 Sep. 16 (ACI).- El Secretario General de la Conferencia Episcopal Colombiana (CEC), Mons. Elkin Álvarez Botero, alentó a la población a pedir a Dios para “ilumine nuestra capacidad de decidir” y así dar un voto de conciencia en el plebiscito del domingo, donde se decidirá si se ratifica o rechaza el acuerdo de paz firmado con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

“Pidamos en la oración que el Señor ilumine nuestra capacidad de decidir y así podamos asumir con responsabilidad lo que debemos elegir en este momento concreto de la vida de nuestra nación”, expresó el Prelado durante la Misa que celebró ayer en la sede de la CEC con motivo de la Jornada de Oración por la Paz.

En su sitio web, la CEC informó que en su homilía Mons. Álvarez Botero señaló que hoy más que nunca los colombianos deben tener tres características: confianza y abandono en el Señor, escucha atenta a la Palabra de Dios y dejarse sanar y curar las heridas.

“Entreguemos nuestras esperanzas y anhelos de una Colombia libre, justa, fraterna donde todos podamos construir la alegría y la fraternidad para avanzar y ser verdaderos hermanos”, alentó el también Obispo auxiliar de Medellín.

Al término de la Eucaristía se realizó la Hora Santa, guiada por el P. Jairo Montoya, director del Departamento de Liturgia del Episcopado.  

El acuerdo de paz fue firmado el 26 de septiembre en La Habana (Cuba), luego de más de tres años de negociaciones.

También te puede interesar:

¿Qué dijo el Papa Francisco sobre el plebiscito del domingo en Colombia? https://t.co/kCcDBBoPeI

— ACI Prensa (@aciprensa) 30 de septiembre de 2016

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya ¿Es ético crear a un “bebé de tres padres”? Expertos advierten peligros

WASHINGTON D.C., 30 Sep. 16 (ACI).- Un grupo de científicos estadounidenses anunciaron recientemente, en un artículo publicado en New Scientist, que generaron al primer “bebé de tres padres”. Sin embargo, expertos han advertido que este procedimiento no solo evade la ley de Estados Unidos, sino que podría alterar aún más las relaciones entre padres e hijos.

“Este médico especialista en fertilidad abiertamente reconoce que fue a México, donde ‘no hay reglas’ para evadir los procesos de revisión en curso y las regulaciones existentes en Estados Unidos”, dijo la Dra. Marcy Darnovsky, directora ejecutiva del Centro para la Genética y Sociedad, con sede en Berkeley, California (Estados Unidos).

“Ningún investigador o médico tiene el derecho de burlar las normas y crear las suyas. Este es un acto irresponsable y sin ética, y sienta un peligroso precedente”.

El equipo de médicos estadounidenses incluyó al Dr. John Zhang, director médico del Centro de Fertilidad Nueva Esperanza, de Nueva York. Sus hallazgos serán presentados en el encuentro de la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva, en octubre de este año.

El tratamiento, que buscó evitar pasar una enfermedad genética al bebé, fue realizado en una mujer jordana. La enfermedad, llamada Síndrome de Leigh, es fatal para los niños debido a un defecto en las mitocondrias, las estructuras celulares que generan la energía que proviene de los alimentos.

La mujer y su esposo sufrieron cuatro abortos espontáneos. Uno de sus hijos falleció ocho meses después del nacimiento y otro a los seis años.

Los médicos tomaron ADN del óvulo de la madre y mitocondrias saludables del óvulo de una donante para crear un nuevo óvulo, que fue fertilizado artificialmente. Los médicos crearon cinco embriones y solo uno se desarrolló normalmente, de acuerdo a BBC News.

El niño concebido con esta técnica nació en abril y tiene ya cinco meses.

La Dra. Darnovsky expresó sus mejores deseos para la familia y el bebé, pero precisó que la agencia estadounidense de Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés), ha planteado “muchas advertencias” sobre el riesgo de hijos concebidos con estas técnicas, y posiblemente a los hijos de estos.

“El precedente es muy preocupante, tanto en el sentido de los científicos que deberían saber mejor ‘aventurarse por su cuenta’ con un procedimiento riesgoso y experimental, y en un sentido en que están haciéndolo usando una técnica que es técnicamente una forma de modificación de línea germinal human”, dijo Darnovsky, refiriéndose a las modificaciones genéticas de caracteres hereditarios.

El tema ético de la técnica usada por los científicos estadounidenses ocasionó también críticas de Robert P. George, un profesor de leyes de la Universidad de Princeton que ha escrito sobre el trato ético de la persona humana en etapa embrionaria, y el Dr. Donald Landry, ex jefe del departamento de medicina del Presbyterian Hospital de Nueva York.

Ambos enviaron el 18 de febrero de 2014 una carta a la FDA, objetando que se realicen pruebas en humanos usando este procedimiento.

“El deseo de ayudar a las mujeres que sufren de desórdenes mitocondriales o infertilidad es admirable e importante”, indicaron los científicos, pero precisaron que “las necesidades de los niños creados a través de tecnologías nuevas también deben ser tomadas en cuenta”.

Los expertos indicaron que el procedimiento podría llevar a defectos de nacimiento y otros desórdenes. El procedimiento se realizaría con una relativa falta de supervisión regulatoria.

Para ambos, el procedimiento usando tres padres genéticos sería “una dramática alteración de la primera y más básica de las relaciones humanas, con consecuencias difíciles de sondear o predecir”.

El hecho de que los seres humanos tienen una única madre y un padre ha sido “inseparable de nuestras instituciones sociales más fundamentales”. Los expertos demandaron un mayor escrutinio moral para cualquier acción que “reconfigure intencionalmente el fundamento natural, biológico de la familia”.

George y Landry también objetaron que la técnica necesariamente involucra la destrucción de embriones humanos y permite “una explotación injusta e inmoral y una instrumentalización de la vida humana”.

Traducido y adaptado por David Ramos. Publicado originalmente en CNA.

También te puede interesar:

¿Hijos con tres padres? Obispos ingleses piden no dar “un paso tan grave” http://t.co/OuAm11RSd7

— ACI Prensa (@aciprensa) 3 de febrero de 2015

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya Estados Unidos: Miles piden a Corte Suprema proteger privacidad de baños en las escuelas

WASHINGTON D.C., 30 Sep. 16 (ACI).- Más de 8.900 estudiantes, padres y miembros de la comunidad escolar pidieron a la Corte Suprema de Estados Unidos proteger la política de privacidad del uso de los baños para estudiantes de un distrito escolar en el estado de Virginia.

“Poner a los estudiantes en circunstancias donde su privacidad se ve comprometida y en riesgo de exposición corporal en proximidad a personas del sexo opuesto, no sólo es degradante y humillante, sino que también niega la dignidad personal de los individuos”, indicó un informe legal presentado por Alliance Defending Freedom (ADF) en representación de las personas afectadas.

El documento recordó que los tribunales se han negado a solicitar a las escuelas que abran “los vestuarios, duchas y baños de sexo específico a todos los estudiantes, ya que un deterioro emocional permanente podría ser el resultado de la privación de los derechos de privacidad-corporal de los escolares”.

“En cambio -indicó-, han permitido a los establecimientos elaborar soluciones de sentido común que respeten la privacidad de cada estudiante”.

El informe de ADF fue presentado el 21 de septiembre y representa a 8.914 padres, estudiantes, abuelos, y miembros de la comunidad, así como a más de 40 consejos de política familiar del estado, todos de los cuales apoyan la política de privacidad de los estudiantes en Gloucester, Virginia.

Esta política separa los baños en base al sexo biológico y además ofrece una instalación alternativa privada para los estudiantes que se sienten incómodos en usar el baño según su sexo.

Sin embargo, esta política ha sido cuestionada en la corte luego de que una estudiante, que nació niña pero que se identifica como un niño, comenzó a usar el baño de varones en la escuela.

La estudiante se negó a usar un baño privado, aduciendo -según los documentos de la Corte- que se sentiría “aún más estigmatizado”. El tribunal señala que “la obligación de usar baños separados lo aparta de sus pares y sirve como un recordatorio diario de que la escuela lo ve como ‘diferente’”.

Un tribunal federal inicialmente negó a la estudiante una orden judicial contra la política de baño del comité escolar. El tribunal de circuito remitió esa decisión, y en junio de este año el juez del distrito dictaminó que el distrito escolar debe permitir el acceso de la estudiante al baño de hombres.

En agosto, la Corte Suprema estableció una suspensión temporal al fallo de la corte federal que ordenó al comité escolar permitir a la estudiante ocupar el baño de hombres. La suspensión durará hasta que el Tribunal Supremo decida rechazar o bien escuchar y decidir sobre el caso.

En su informe amicus curiae (o presentación de amigo del tribunal), ADF se une a la solicitud de los profesores, de los estados del país, del ex secretario de Educación Bill Bennett, y de más de 100 miembros del Congreso, para que la Corte Suprema escuche el caso y anule el fallo del Cuarto Circuito.

“Los tribunales han reconocido que el derecho constitucional a la intimidad corporal se define por expectativas razonables y no por inclinaciones bohemias de unos pocos”, sostiene el informe de ADF, que agrega que “las leyes destinadas a eliminar la discriminación sexual fueron diseñadas para crear igualdad de oportunidades para mujeres y hombres, y no para forzar nuevas costumbres de privacidad en la esfera pública de Estados Unidos”.

Gary McCaleb, abogado principal de ADF, afirmó que el fallo del Circuito está “fuera de sintonía con la ley y el anterior precedente de la corte federal”.

“Décadas de fallos tribunales han establecido que, a la luz del derecho a la intimidad corporal, ninguna ley concede a personas del sexo opuesto tener acceso a instalaciones de un sexo específico, donde el interés por la privacidad es evidentemente el más fuerte y la exposición corporal es tan común”.

Por su parte, la Conferencia Episcopal de EE.UU. se refirió al trato de los niños que se identifican como transgénero.

“Especialmente a temprana edad y en las escuelas es importante que nuestros niños entiendan la profundidad del amor de Dios por ellos y su valor y belleza intrínsecas. Los niños deben siempre sentirse seguros y protegidos y saber que son amados”, declararon el Obispo de Buffalo, Mons. Richard Malone, y el Arzobispo de Omaha, Mons. George Lucas, el 16 de mayo.

Mons. Malone preside el Comité para Laicos, Matrimonios, Vida Familiar y Juventud de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB por sus siglas en inglés); mientras que el Arzobispo Lucas es presidente del Comité de Educación Católica de ese Episcopado.

Sin embargo, el trato de las agencias federales “a la identidad de género de un estudiante como el sexo del estudiante es profundamente preocupante”, señalaron los obispos, quienes citaron al Papa Francisco en su Exhortación Apostólica Amoris Laetitia, y afirmaron que los “jóvenes necesitan ser ayudados para aceptar su propio cuerpo como fue creado”.

Existen “preocupaciones legítimas sobre la privacidad y la seguridad de parte de otros estudiantes jóvenes y padres”, añaden los obispos sobre las políticas que reconocen la identidad de género de los estudiantes sobre su sexo biológico.

“Como indicó recientemente el Papa Francisco, ‘el sexo biológico (sex) y el papel sociocultural del sexo (gender), se pueden distinguir pero no separar’”, afirmaron los Obispos.

Traducido y adaptado por Bárbara Bustamante. Publicado originalmente en CNA.

También te puede interesar: 

 

Juez federal bloquea normativa de baños transexuales de Obama https://t.co/dEBEnvnbja

— ACI Prensa (@aciprensa) 27 de agosto de 2016

 

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya ¿Es ético crear a un “bebé de tres padres”? Expertos advierten peligros

WASHINGTON D.C., 30 Sep. 16 (ACI).- Un grupo de científicos estadounidenses anunciaron recientemente, en un artículo publicado en New Scientist, que generaron al primer “bebé de tres padres”. Sin embargo, expertos han advertido que este procedimiento no solo evade la ley de Estados Unidos, sino que podría alterar aún más las relaciones entre padres e hijos.

“Este médico especialista en fertilidad abiertamente reconoce que fue a México, donde ‘no hay reglas’ para evadir los procesos de revisión en curso y las regulaciones existentes en Estados Unidos”, dijo la Dra. Marcy Darnovsky, directora ejecutiva del Centro para la Genética y Sociedad, con sede en Berkeley, California (Estados Unidos).

“Ningún investigador o médico tiene el derecho de burlar las normas y crear las suyas. Este es un acto irresponsable y sin ética, y sienta un peligroso precedente”.

El equipo de médicos estadounidenses incluyó al Dr. John Zhang, director médico del Centro de Fertilidad Nueva Esperanza, de Nueva York. Sus hallazgos serán presentados en el encuentro de la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva, en octubre de este año.

El tratamiento, que buscó evitar pasar una enfermedad genética al bebé, fue realizado en una mujer jordana. La enfermedad, llamada Síndrome de Leigh, es fatal para los niños debido a un defecto en las mitocondrias, las estructuras celulares que generan la energía que proviene de los alimentos.

La mujer y su esposo sufrieron cuatro abortos espontáneos. Uno de sus hijos falleció ocho meses después del nacimiento y otro a los seis años.

Los médicos tomaron ADN del óvulo de la madre y mitocondrias saludables del óvulo de una donante para crear un nuevo óvulo, que fue fertilizado artificialmente. Los médicos crearon cinco embriones y solo uno se desarrolló normalmente, de acuerdo a BBC News.

El niño concebido con esta técnica nació en abril y tiene ya cinco meses.

La Dra. Darnovsky expresó sus mejores deseos para la familia y el bebé, pero precisó que la agencia estadounidense de Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés), ha planteado “muchas advertencias” sobre el riesgo de hijos concebidos con estas técnicas, y posiblemente a los hijos de estos.

“El precedente es muy preocupante, tanto en el sentido de los científicos que deberían saber mejor ‘aventurarse por su cuenta’ con un procedimiento riesgoso y experimental, y en un sentido en que están haciéndolo usando una técnica que es técnicamente una forma de modificación de línea germinal human”, dijo Darnovsky, refiriéndose a las modificaciones genéticas de caracteres hereditarios.

El tema ético de la técnica usada por los científicos estadounidenses ocasionó también críticas de Robert P. George, un profesor de leyes de la Universidad de Princeton que ha escrito sobre el trato ético de la persona humana en etapa embrionaria, y el Dr. Donald Landry, ex jefe del departamento de medicina del Presbyterian Hospital de Nueva York.

Ambos enviaron el 18 de febrero de 2014 una carta a la FDA, objetando que se realicen pruebas en humanos usando este procedimiento.

“El deseo de ayudar a las mujeres que sufren de desórdenes mitocondriales o infertilidad es admirable e importante”, indicaron los científicos, pero precisaron que “las necesidades de los niños creados a través de tecnologías nuevas también deben ser tomadas en cuenta”.

Los expertos indicaron que el procedimiento podría llevar a defectos de nacimiento y otros desórdenes. El procedimiento se realizaría con una relativa falta de supervisión regulatoria.

Para ambos, el procedimiento usando tres padres genéticos sería “una dramática alteración de la primera y más básica de las relaciones humanas, con consecuencias difíciles de sondear o predecir”.

El hecho de que los seres humanos tienen una única madre y un padre ha sido “inseparable de nuestras instituciones sociales más fundamentales”. Los expertos demandaron un mayor escrutinio moral para cualquier acción que “reconfigure intencionalmente el fundamento natural, biológico de la familia”.

George y Landry también objetaron que la técnica necesariamente involucra la destrucción de embriones humanos y permite “una explotación injusta e inmoral y una instrumentalización de la vida humana”.

Traducido y adaptado por David Ramos. Publicado originalmente en CNA.

También te puede interesar:

¿Hijos con tres padres? Obispos ingleses piden no dar “un paso tan grave” http://t.co/OuAm11RSd7

— ACI Prensa (@aciprensa) 3 de febrero de 2015