#diocesisdecelaya @diocesis_celaya Así debería ser la autorización del aborto si se aprueba la ley en Chile, afirman médicos

SANTIAGO, 31 Ene. 17 (ACI).- Un total de 119 médicos de distintas especialidades de Rancagua en el centro sur de Chile, propusieron un claro y directo “Consentimiento informado por Aborto Provocado” que debería firmar una mujer que quiera someterse a esta práctica, en caso de aprobarse el proyecto de ley en el país.

“Yo, … mujer, RUT…, autorizo al Doctor/a …, RUT… , eliminar al ser humano vivo que está en mi útero. He sido adecuadamente informada que se trata de un ser humano desde su inicio, independiente  de mí y que para vivir me necesita”, describe el texto.

“Estoy consciente que al autorizar su eliminación se le provocará la muerte. Entiendo que al matar a mi hijo el médico se transformará en asesino, pero lo libero de responsabilidad de acuerdo a la ley aprobada por el Congreso y el Gobierno, que me confiere el derecho a la salud para abortar a mi hijo, porque es mi deseo. Acepto los riesgos del uso de fármacos para conseguirlo y los de procedimientos quirúrgicos si fuera necesario”, agrega.

El texto publicado el 29 de enero en el diario El Mercurio, lleva por nombre “El aborto provocado no es un derecho de salud” y se da luego de que los senadores del parlamento chileno votaran a favor del proyecto actualmente en debate.

Para demostrar a lo que podría llegar el país sureño en caso de aprobarse la ley, el grupo de médicos también difundió algunas cifras del último informe de 2015 del Ministerio de Sanidad de España sobre el aborto año 2013.

“Los abortos que se producen en cuatro días en España (1192 abortos) superan en mortalidad por accidente de tráfico de todo un año (1134 muertes en 2013) o casi la mitad de los suicidios anuales (3539 en 2012)”.

También informaron que el 43% de los abortos se produjo entre los 20 y 30 años de edad de las madres, y uno de cada nueve  son abortos de adolescentes (menores de 20 años).

El grupo de médicos detalló que nueve de cada diez abortos (89,9%) se realizó “a petición de la mujer (…) sin aducir ningún tipo de causa”; un 6,94 % abortó por “grave riesgo para la vida o la salud de la embarazada”, un 2,84 % por “riesgo de graves anomalías en el feto” y un 0,28% por “anomalías fetales incompatibles  con al vida o enfermedad extremadamente grave e incurable”.

“Los abortos no se realizan en su mayoría en centros públicos. El 91% de los abortos se realizaron en centros privados. Cada vez hay más centros abortivos, que han tenido un crecimiento del 45% en los últimos cinco años, pasando de ser 137 en el 2008 a ser 198 en 2013”, denunciaron los médicos rancagüinos.

Además, los médicos detallaron que uno de cada tres abortos ha sido precedido por abortos anteriores, una de cada ocho mujeres (13375 mujeres) ha abortado en más de dos ocasiones anteriormente, 1821 adolescentes abortó más de una vez y 1870 mujeres practican sistemáticamente el aborto “este sería al menos su quinto aborto”.

Junto con preguntar: “¿Esto es lo que queremos para las mujeres chilenas? ¿Alguien puede creer que una Ley de Aborto Provocado chilena va a producir menos daño?”, los médicos recordaron las distintas publicaciones que han hecho anteriormente como la de julio de 2014, enero de 2015 y marzo de 2016.

“El daño de la madre y la muerte del hijo, aborto provocado, no son una solución para el problema de la mujer. El alma de Chile exige para ellos, madre e hijo, una solución audaz, imaginativa y digna, que no llene de sangre inocente las manos de los médicos”, concluyeron.

También te puede interesar:

700 abogados piden retirar proyecto del aborto en Chile https://t.co/MqooyzKjjt

— ACI Prensa (@aciprensa) 10 de enero de 2017

 

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya Obispo iraquí advierte: Política migratoria de Trump perjudicará a minoría cristiana

ROMA, 31 Ene. 17 (ACI).- El Arzobispo caldeo de Bagdad (Irak), Mons. Louis Sako, advirtió que la orden ejecutiva del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de restringir el ingreso de musulmanes de siete países, pondrá en peligro a los cristianos de Medio Oriente porque reforzará la idea de los terroristas islámicos de que esta minoría religiosa es aliada de Occidente.

“Cada política de acogida que discrimina a los perseguidos y a los que sufren por motivos religiosos termina por perjudicar a los cristianos de Oriente porque, entre otras cosas, proporciona argumentos a toda la propaganda y a los prejuicios que atacan a las comunidades autóctonas de Oriente Medio como ‘cuerpos extraños’, grupos apoyados y defendidos por las potencias occidentales”, expresó el Prelado.

En declaraciones difundidas por la agencia vaticana Fides, Mons. Sako se refirió a la orden ejecutiva firmada por Trump el viernes 27 de enero.

Esta orden suspendió en Estados Unidos el Programa de Admisión de Refugiados durante 120 días, la entrada de refugiados sirios de manera indefinida, el ingreso durante 90 días de ciudadanos de Irak, Siria, Irán, Libia, Somalia, Sudán y Yemen –calificados como “áreas de preocupación”–; y prioriza las solicitudes de refugiados “en base a su persecución religiosa” si la persona pertenece a una minoría religiosa en su país de origen.

Si bien la orden no menciona específicamente a los cristianos sirios, antes de firmarla el Presidente Trump dijo a Christian Broadcasting News (CBN) que él priorizaría a los refugiados cristianos.

“Vamos a ayudarlos”, dijo Trump. “Han sido horriblemente tratados. ¿Sabes que si eres cristiano en Siria era imposible, al menos muy duro, entrar a Estados Unidos?”, añadió.

Mons. Sako, que desde 2014 ha denunciado la persecución religiosa perpetrada por el Estado Islámico (ISIS) en países como Siria e Irak, advirtió que esta orden ejecutiva es “una trampa para los cristianos de Oriente Medio”.

Indicó que separar a los refugiados por causa de su religión discrimina y crea y alimenta “tensiones con nuestros conciudadanos musulmanes”. “Las personas que piden ayuda no necesitan ser divididos de acuerdo a etiquetas religiosas. Y nosotros no queremos privilegios”, expresó.

Mons. Sako recordó que esto “nos lo enseña el Evangelio, y también lo ha mostrado el Papa Francisco, quien ha acogido en Roma a refugiados de Oriente Medio, tanto cristianos como musulmanes, sin distinción”.

También te puede interesar:

¿Qué hace la Iglesia ante órdenes migratorias de Trump? Arzobispo de Los Ángeles contesta https://t.co/FZLsrkkI6G

— ACI Prensa (@aciprensa) 31 de enero de 2017

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya Así debería ser la autorización del aborto si se aprueba la ley en Chile, afirman médicos

SANTIAGO, 31 Ene. 17 (ACI).- Un total de 119 médicos de distintas especialidades de Rancagua en el centro sur de Chile, propusieron un claro y directo “Consentimiento informado por Aborto Provocado” que debería firmar una mujer que quiera someterse a esta práctica, en caso de aprobarse el proyecto de ley en el país.

“Yo, … mujer, RUT…, autorizo al Doctor/a …, RUT… , eliminar al ser humano vivo que está en mi útero. He sido adecuadamente informada que se trata de un ser humano desde su inicio, independiente  de mí y que para vivir me necesita”, describe el texto.

“Estoy consciente que al autorizar su eliminación se le provocará la muerte. Entiendo que al matar a mi hijo el médico se transformará en asesino, pero lo libero de responsabilidad de acuerdo a la ley aprobada por el Congreso y el Gobierno, que me confiere el derecho a la salud para abortar a mi hijo, porque es mi deseo. Acepto los riesgos del uso de fármacos para conseguirlo y los de procedimientos quirúrgicos si fuera necesario”, agrega.

El texto publicado el 29 de enero en el diario El Mercurio, lleva por nombre “El aborto provocado no es un derecho de salud” y se da luego de que los senadores del parlamento chileno votaran a favor del proyecto actualmente en debate.

Para demostrar a lo que podría llegar el país sureño en caso de aprobarse la ley, el grupo de médicos también difundió algunas cifras del último informe de 2015 del Ministerio de Sanidad de España sobre el aborto año 2013.

“Los abortos que se producen en cuatro días en España (1192 abortos) superan en mortalidad por accidente de tráfico de todo un año (1134 muertes en 2013) o casi la mitad de los suicidios anuales (3539 en 2012)”.

También informaron que el 43% de los abortos se produjo entre los 20 y 30 años de edad de las madres, y uno de cada nueve  son abortos de adolescentes (menores de 20 años).

El grupo de médicos detalló que nueve de cada diez abortos (89,9%) se realizó “a petición de la mujer (…) sin aducir ningún tipo de causa”; un 6,94 % abortó por “grave riesgo para la vida o la salud de la embarazada”, un 2,84 % por “riesgo de graves anomalías en el feto” y un 0,28% por “anomalías fetales incompatibles  con al vida o enfermedad extremadamente grave e incurable”.

“Los abortos no se realizan en su mayoría en centros públicos. El 91% de los abortos se realizaron en centros privados. Cada vez hay más centros abortivos, que han tenido un crecimiento del 45% en los últimos cinco años, pasando de ser 137 en el 2008 a ser 198 en 2013”, denunciaron los médicos rancagüinos.

Además, los médicos detallaron que uno de cada tres abortos ha sido precedido por abortos anteriores, una de cada ocho mujeres (13375 mujeres) ha abortado en más de dos ocasiones anteriormente, 1821 adolescentes abortó más de una vez y 1870 mujeres practican sistemáticamente el aborto “este sería al menos su quinto aborto”.

Junto con preguntar: “¿Esto es lo que queremos para las mujeres chilenas? ¿Alguien puede creer que una Ley de Aborto Provocado chilena va a producir menos daño?”, los médicos recordaron las distintas publicaciones que han hecho anteriormente como la de julio de 2014, enero de 2015 y marzo de 2016.

“El daño de la madre y la muerte del hijo, aborto provocado, no son una solución para el problema de la mujer. El alma de Chile exige para ellos, madre e hijo, una solución audaz, imaginativa y digna, que no llene de sangre inocente las manos de los médicos”, concluyeron.

También te puede interesar:

700 abogados piden retirar proyecto del aborto en Chile https://t.co/MqooyzKjjt

— ACI Prensa (@aciprensa) 10 de enero de 2017

 

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya Esta es la historia que los ideólogos de género no quieren que sepas

REDACCIÓN CENTRAL, 31 Ene. 17 (ACI).- Los estudios del psicólogo y sexólogo Dr. John William Money en la década del 50 fueron los primeros que intentaron mostrar apoyo científico, médico y psicoanalítico acerca de que la diferencia entre hombre y mujer es un hecho social, una construcción antes que algo biológico, la esencia de la ideología de género.

Sin embargo, años más tarde, fue revelado que su “experimento” más famoso, con el que “comprobaba” su teoría, fue una farsa. El caso fue el “cambio de sexo” de Bruce Reimer, un niño que al llegar a la adultez acabó por suicidarse. Esta es su historia:

Bruce y su hermano gemelo Brian nacieron en Canadá en los años 60. A la edad de siete meses ambos fueron circuncidados, pero los doctores utilizaron un nuevo método de circuncisión en Bruce, utilizando una aguja cauterizadora eléctrica. Luego se produjo un accidente, quemando completamente el pene del niño.

La operación de Brian fue cancelada, pero los padres estaban devastados.

Los Reimer decidieron llevar a Bruce al Dr. John Money, psicólogo y sexólogo de la Universidad Johns Hopkins a quien habían visto en la televisión.

El Dr. Money ya sustentaba entonces la teoría de que, aparte de las funciones reproductivas y urinarias, el género era una construcción social, y ya había suscitado cierta polémica en los medios.

Hasta antes de atender a los gemelos Reimer, el sexólogo había trabajado en gran medida con casos de hermafroditismo, y sus investigaciones se centraban en el seguimiento de personas con anomalías sexuales congénitas.

Pero los hermanos –que eran dos niños sanos– fueron el experimento perfecto para poner a prueba su teoría de la “fluidez de género”, es decir, que el comportamiento está regido por la educación como varón o mujer y no por el sexo biológico dado al nacer.

Brian se criaría como un niño y Bruce, de ahora en adelante, sería llamado Brenda y pasaría a ser criado como niña.

Los Reimer estuvieron de acuerdo e insistieron en la ropa y la socialización con niñas para Brenda durante toda la infancia. Nunca le dijeron a los gemelos sobre el accidente, ni sobre el sexo biológico de Brenda.

Los gemelos eran llevados para una observación anual con el Dr. Money, que calificó el caso de “exitoso” cuando los gemelos tenían nueve años.

“Nadie más sabe que Brenda es la niña cuyo caso están leyendo en los medios. Su conducta es tan normal como la de cualquier niña y difiere claramente de la forma masculina como se comporta su hermano gemelo”, escribió el Dr. Money en sus apuntes.

“No hay ninguna señal que provoque sacar conjeturas contrarias”, añadió.

La verdad se abre paso

Sin embargo, cuando Brenda alcanzó la pubertad a los 13 años comenzó a mostrar sentimientos suicidas.

“Pude ver que Brenda no era feliz como niña. Era muy rebelde. Era muy masculina y no lograba persuadirla de que hiciera algo femenino. Brenda casi no tuvo amigos durante su infancia. Todos se burlaban de ella y la llamaban la mujer cavernícola”, dijo Janet, la madre de Brenda, en una entrevista para el documental “El Dr. Money y el niño sin pene” producido por la BBC.

“Era una niña muy, muy sola”, agregó.

En el documental se narra que durante el chequeo anual y la observación de los gemelos, el Dr. Money obligaba a los niños a desnudarse y participar en un juego sexual, posando en diferentes posiciones para que “identifiquen sus respectivos géneros”. En al menos una ocasión el especialista tomó fotos de estas sesiones.

En la adolescencia, los gemelos se oponían firmemente a ir a los chequeos con el Dr. Money. Por tal motivo, los Reimer dejaron de llevarlos cuando cumplieron 15 años y le revelaron la verdad a Brenda: en realidad era hombre.

Brenda, que recibió el nombre de Bruce al nacer, abrazó pronto y completamente su identidad masculina, eligiendo llamarse David. Luego comenzó la terapia hormonal y una reconstrucción genital quirúrgica. Al tiempo se casó con una mujer y adoptaron tres hijos.

No obstante, las heridas traumáticas de la infancia fueron muy profundas tanto para David como para su hermano. Ambos sufrieron una fuerte depresión.

Además, después de 14 años de casados, la esposa de David se divorció de él.

En el 2002 Brian murió por una sobredosis de drogas y dos años más tarde, en mayo de 2004, David se suicidó a los 38 años.

Lo que John Money nunca se atrevió a decir

A pesar de todo, el Dr. Money nunca se rectificó ni corrigió sus estudios.

“Nunca dijo una palabra, nunca se retractó”, señaló recientemente el diácono, conferencista y cirujano plástico, Dr. Patrick Lappert, durante su charla “Transgender Surgery and Christian Anthropology” realizada para Courage en Estados Unidos entre el 9 y 11 de enero de 2017.

Aseguró que la decisión del Dr. Money fue “enormemente problemática” porque “su estudio sigue siendo citado frecuentemente como una transición de género exitosa por parte de la comunidad médica en general”.

El Dr. Lappert aseveró que se debe entender que “estamos hablando de la persona humana como una unidad de espíritu y forma, que hay una integridad en la masculinidad y feminidad con la que estamos hechos”.

Además, el especialista aseguró que uno de los mayores problemas con “las cirugías transgénero de cambio de sexo” es que son “permanentes e irreversibles”.

“No hay nada reversible en la cirugía genital: es una mutilación permanente e irreversible de la persona humana. Y no hay otra palabra para ello”.

“Se traduce en la esterilidad permanente. Es una disolución permanente de las funciones unitivas y procreadoras. E incluso el aspecto unitivo de la adherencia sexual se ve radicalmente obstaculizado si no totalmente destruido”, agregó.

El experto explicó que esto se debe al inevitable daño nervioso que ocurre durante la cirugía y porque el cerebro siempre registrará los nervios genitales como procedentes de su órgano de origen.

“En otras palabras, los nervios conectados a una vagina siempre se registrarán con el cerebro como una vagina, incluso si ahora son parte de un pene construido quirúrgicamente y viceversa”.

“Otro problema importante es que las cirugías de cambio de sexo buscan resolver una disfunción interior con una solución externa. Debajo de todo, estás tratando de curar una herida interior con una cirugía exterior”, concluyó el Dr. Lapper.

El documental con la historia completa de David Reimer y John Money puede verse completo AQUÍ. 

Traducido y adaptado por Diego López Marina. Publicado originalmente en CNA. 

También te puede interesar:

5 advertencias del Papa Francisco sobre la ideología de género https://t.co/0vcNCcKypG

— ACI Prensa (@aciprensa) 1 de diciembre de 2016

 

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya Perú: Gobierno miente al negar ideología de género en currículo escolar, denuncian

REDACCIÓN CENTRAL, 31 Ene. 17 (ACI).- El vicario episcopal de la Comisión de Familia y Vida de la Arquidiócesis de Lima (Perú), P. Luis Gaspar, denunció que el gobierno peruano miente al negar que la ideología de género esté incluida en el Currículo Nacional para el 2017.

En el programa Diálogo de Fe del 28 de enero, en la cadena radial RPP, el P. Gaspar señaló que “si la Conferencia Episcopal Peruana dice que esta malla curricular recoge conceptos de la ideología de género y el Ministerio de Educación dice que no está presente la ideología de género, yo pienso que el Ministerio de Educación miente”.

El Currículo Nacional se aplicará para todos los niveles de Educación Básica Regular: inicial (entre los 0 y 5 años), primaria y secundaria.

En un comunicado publicado el 23 de enero, la Conferencia Episcopal Peruana (CEP) exigió al gobierno que “urge la supresión en el nuevo Currículo Nacional de aquellas nociones provenientes de la ideología de género”.

[Puede leer: Obispos de Perú piden retirar ideología de género del currículo escolar]

El P. Gaspar citó algunos ejemplos de la presencia de la ideología de género en el documento del Ministerio de Educación (MINEDU). En la página 16, recordó, se lee: “si bien aquello que consideramos ‘femenino’ o ‘masculino’ se basa en una diferencia biológica sexual, estas son nociones que vamos construyendo día a día, en nuestras interacciones”.

Para el sacerdote, esto significa que “no es propio del ser humano solo ser varón y mujer, sino que tú puedes construir”, y advirtió que “esto le preocupa a los padres”.

[Puede leer: FOTOS y VIDEO: Miles marchan en Perú contra ideología de género en escuelas]

El vicario episcopal de la Comisión de Familia y Vida de la Arquidiócesis de Lima señaló que “era innecesario” incluir en el Currículo Nacional “el enfoque de igualdad de género”.

“¿Acaso no está incluido en ese primer enfoque los derechos iguales tanto para varón y para mujer y la igualdad de oportunidades? ¿Por qué poner un nuevo enfoque? Porque se quiere ideologizar la educación de los niños y la educación de los jóvenes al margen pues de la ley natural”, advirtió.

El gobierno peruano reiteradamente ha negado que la ideología de género esté incluida en el Currículo Nacional.

En un comunicado publicado en su sitio web, el MINEDU asegura que lo que figura en el Currículo Nacional es “el enfoque de igualdad de género, el cual reconoce el mismo valor en hombres y mujeres, y busca que, más allá de las diferencias biológicas, ambos tengan acceso a los mismos derechos, deberes y oportunidades”.

En una reciente entrevista con el diario peruano El Comercio, la ministra de Educación, Marilú Martens, dijo que se reunió el miércoles 25 de enero con el Presidente de la Conferencia Episcopal Peruana, Mons. Salvador Piñeiro, y otros obispos peruanos, y aseguró que “ellos entendieron perfectamente cuál es la posición del Minedu: que no hay ningún tipo de noción de ideología de género en el currículo nacional”.

Según Martens, los obispos peruanos “entienden que el ministerio valora a la familia y que la reconoce como primera formadora de los estudiantes, y que lo que quiere son padres informados”.

En declaraciones recogidas por el diario oficial El Peruano el 31 de enero, Martens dijo que “sexo es la diferencia biológica con la que nacemos, seamos hombre o mujer, y género es la construcción social que se hace sobre lo femenino y lo masculino”.

Entrevistado por ACI Prensa el 31 de enero, el Presidente de la CEP, Mons. Salvador Piñeiro, confirmó la reunión con la ministra de Educación. “Ella pidió una entrevista y así ha sido, el miércoles se entrevistó”.

Mons. Piñeiro lamentó que si bien “la ministra de Educación nos ha manifestado que está dispuesta a dialogar, a aclarar cualquier asunto”, eso es lo que “hemos pedido repetidas veces y no habíamos sido atendidos, ha habido cruces”.

El Presidente de la CEP señaló que se ha creado una comisión mixta con el Ministerio de Educación, con el objetivo de “seguir conversando, dialogando”.

Para Mons. Salvador Piñeiro “ha preocupado al gobierno” que los obispos pidan que el Currículo Nacional no incluya la ideología de género.

[Puede leer: Ideología de género: Experto explica 7 claves esenciales]

“Tampoco hay una definición clara en el Currículo, pero por eso queremos que los términos se usen con precisión, sin ambigüedades, y que se aclare”.

El también Arzobispo de Ayacucho lamentó la “manía” de diferentes sectores de la prensa y la política peruana de decir que la Iglesia está contra de la igualdad de hombres y mujeres al criticar la ideología de género.

“Esa manía de (decir) que nosotros estamos contra la igualdad de la mujer. Eso no estamos en la Iglesia. Al contrario, somos los primeros que defendemos la dignidad de la mujer”, señaló.

También te puede interesar:

Papa Francisco: Adoctrinar niños con ideología de género es una maldad https://t.co/f1ZTGgiHfH

— ACI Prensa (@aciprensa) 2 de octubre de 2016

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya Esta es la historia que los ideólogos de género no quieren que sepas

REDACCIÓN CENTRAL, 31 Ene. 17 (ACI).- Los estudios del psicólogo y sexólogo Dr. John William Money en la década del 50 fueron los primeros que intentaron mostrar apoyo científico, médico y psicoanalítico acerca de que la diferencia entre hombre y mujer es un hecho social, una construcción antes que algo biológico, la esencia de la ideología de género.

Sin embargo, años más tarde, fue revelado que su “experimento” más famoso, con el que “comprobaba” su teoría, fue una farsa. El caso fue el “cambio de sexo” de Bruce Reimer, un niño que al llegar a la adultez acabó por suicidarse. Esta es su historia:

Bruce y su hermano gemelo Brian nacieron en Canadá en los años 60. A la edad de siete meses ambos fueron circuncidados, pero los doctores utilizaron un nuevo método de circuncisión en Bruce, utilizando una aguja cauterizadora eléctrica. Luego se produjo un accidente, quemando completamente el pene del niño.

La operación de Brian fue cancelada, pero los padres estaban devastados.

Los Reimer decidieron llevar a Bruce al Dr. John Money, psicólogo y sexólogo de la Universidad Johns Hopkins a quien habían visto en la televisión.

El Dr. Money ya sustentaba entonces la teoría de que, aparte de las funciones reproductivas y urinarias, el género era una construcción social, y ya había suscitado cierta polémica en los medios.

Hasta antes de atender a los gemelos Reimer, el sexólogo había trabajado en gran medida con casos de hermafroditismo, y sus investigaciones se centraban en el seguimiento de personas con anomalías sexuales congénitas.

Pero los hermanos –que eran dos niños sanos– fueron el experimento perfecto para poner a prueba su teoría de la “fluidez de género”, es decir, que el comportamiento está regido por la educación como varón o mujer y no por el sexo biológico dado al nacer.

Brian se criaría como un niño y Bruce, de ahora en adelante, sería llamado Brenda y pasaría a ser criado como niña.

Los Reimer estuvieron de acuerdo e insistieron en la ropa y la socialización con niñas para Brenda durante toda la infancia. Nunca le dijeron a los gemelos sobre el accidente, ni sobre el sexo biológico de Brenda.

Los gemelos eran llevados para una observación anual con el Dr. Money, que calificó el caso de “exitoso” cuando los gemelos tenían nueve años.

“Nadie más sabe que Brenda es la niña cuyo caso están leyendo en los medios. Su conducta es tan normal como la de cualquier niña y difiere claramente de la forma masculina como se comporta su hermano gemelo”, escribió el Dr. Money en sus apuntes.

“No hay ninguna señal que provoque sacar conjeturas contrarias”, añadió.

La verdad se abre paso

Sin embargo, cuando Brenda alcanzó la pubertad a los 13 años comenzó a mostrar sentimientos suicidas.

“Pude ver que Brenda no era feliz como niña. Era muy rebelde. Era muy masculina y no lograba persuadirla de que hiciera algo femenino. Brenda casi no tuvo amigos durante su infancia. Todos se burlaban de ella y la llamaban la mujer cavernícola”, dijo Janet, la madre de Brenda, en una entrevista para el documental “El Dr. Money y el niño sin pene” producido por la BBC.

“Era una niña muy, muy sola”, agregó.

En el documental se narra que durante el chequeo anual y la observación de los gemelos, el Dr. Money obligaba a los niños a desnudarse y participar en un juego sexual, posando en diferentes posiciones para que “identifiquen sus respectivos géneros”. En al menos una ocasión el especialista tomó fotos de estas sesiones.

En la adolescencia, los gemelos se oponían firmemente a ir a los chequeos con el Dr. Money. Por tal motivo, los Reimer dejaron de llevarlos cuando cumplieron 15 años y le revelaron la verdad a Brenda: en realidad era hombre.

Brenda, que recibió el nombre de Bruce al nacer, abrazó pronto y completamente su identidad masculina, eligiendo llamarse David. Luego comenzó la terapia hormonal y una reconstrucción genital quirúrgica. Al tiempo se casó con una mujer y adoptaron tres hijos.

No obstante, las heridas traumáticas de la infancia fueron muy profundas tanto para David como para su hermano. Ambos sufrieron una fuerte depresión.

Además, después de 14 años de casados, la esposa de David se divorció de él.

En el 2002 Brian murió por una sobredosis de drogas y dos años más tarde, en mayo de 2004, David se suicidó a los 38 años.

Lo que John Money nunca se atrevió a decir

A pesar de todo, el Dr. Money nunca se rectificó ni corrigió sus estudios.

“Nunca dijo una palabra, nunca se retractó”, señaló recientemente el diácono, conferencista y cirujano plástico, Dr. Patrick Lappert, durante su charla “Transgender Surgery and Christian Anthropology” realizada para Courage en Estados Unidos entre el 9 y 11 de enero de 2017.

Aseguró que la decisión del Dr. Money fue “enormemente problemática” porque “su estudio sigue siendo citado frecuentemente como una transición de género exitosa por parte de la comunidad médica en general”.

El Dr. Lappert aseveró que se debe entender que “estamos hablando de la persona humana como una unidad de espíritu y forma, que hay una integridad en la masculinidad y feminidad con la que estamos hechos”.

Además, el especialista aseguró que uno de los mayores problemas con “las cirugías transgénero de cambio de sexo” es que son “permanentes e irreversibles”.

“No hay nada reversible en la cirugía genital: es una mutilación permanente e irreversible de la persona humana. Y no hay otra palabra para ello”.

“Se traduce en la esterilidad permanente. Es una disolución permanente de las funciones unitivas y procreadoras. E incluso el aspecto unitivo de la adherencia sexual se ve radicalmente obstaculizado si no totalmente destruido”, agregó.

El experto explicó que esto se debe al inevitable daño nervioso que ocurre durante la cirugía y porque el cerebro siempre registrará los nervios genitales como procedentes de su órgano de origen.

“En otras palabras, los nervios conectados a una vagina siempre se registrarán con el cerebro como una vagina, incluso si ahora son parte de un pene construido quirúrgicamente y viceversa”.

“Otro problema importante es que las cirugías de cambio de sexo buscan resolver una disfunción interior con una solución externa. Debajo de todo, estás tratando de curar una herida interior con una cirugía exterior”, concluyó el Dr. Lapper.

El documental con la historia completa de David Reimer y John Money puede verse completo AQUÍ. 

Traducido y adaptado por Diego López Marina. Publicado originalmente en CNA. 

También te puede interesar:

5 advertencias del Papa Francisco sobre la ideología de género https://t.co/0vcNCcKypG

— ACI Prensa (@aciprensa) 1 de diciembre de 2016

 

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya Perú: Gobierno miente al negar ideología de género en currículo escolar, denuncian

REDACCIÓN CENTRAL, 31 Ene. 17 (ACI).- El vicario episcopal de la Comisión de Familia y Vida de la Arquidiócesis de Lima (Perú), P. Luis Gaspar, denunció que el gobierno peruano miente al negar que la ideología de género esté incluida en el Currículo Nacional para el 2017.

En el programa Diálogo de Fe del 28 de enero, en la cadena radial RPP, el P. Gaspar señaló que “si la Conferencia Episcopal Peruana dice que esta malla curricular recoge conceptos de la ideología de género y el Ministerio de Educación dice que no está presente la ideología de género, yo pienso que el Ministerio de Educación miente”.

El Currículo Nacional se aplicará para todos los niveles de Educación Básica Regular: inicial (entre los 0 y 5 años), primaria y secundaria.

En un comunicado publicado el 23 de enero, la Conferencia Episcopal Peruana (CEP) exigió al gobierno que “urge la supresión en el nuevo Currículo Nacional de aquellas nociones provenientes de la ideología de género”.

[Puede leer: Obispos de Perú piden retirar ideología de género del currículo escolar]

El P. Gaspar citó algunos ejemplos de la presencia de la ideología de género en el documento del Ministerio de Educación (MINEDU). En la página 16, recordó, se lee: “si bien aquello que consideramos ‘femenino’ o ‘masculino’ se basa en una diferencia biológica sexual, estas son nociones que vamos construyendo día a día, en nuestras interacciones”.

Para el sacerdote, esto significa que “no es propio del ser humano solo ser varón y mujer, sino que tú puedes construir”, y advirtió que “esto le preocupa a los padres”.

[Puede leer: FOTOS y VIDEO: Miles marchan en Perú contra ideología de género en escuelas]

El vicario episcopal de la Comisión de Familia y Vida de la Arquidiócesis de Lima señaló que “era innecesario” incluir en el Currículo Nacional “el enfoque de igualdad de género”.

“¿Acaso no está incluido en ese primer enfoque los derechos iguales tanto para varón y para mujer y la igualdad de oportunidades? ¿Por qué poner un nuevo enfoque? Porque se quiere ideologizar la educación de los niños y la educación de los jóvenes al margen pues de la ley natural”, advirtió.

El gobierno peruano reiteradamente ha negado que la ideología de género esté incluida en el Currículo Nacional.

En un comunicado publicado en su sitio web, el MINEDU asegura que lo que figura en el Currículo Nacional es “el enfoque de igualdad de género, el cual reconoce el mismo valor en hombres y mujeres, y busca que, más allá de las diferencias biológicas, ambos tengan acceso a los mismos derechos, deberes y oportunidades”.

En una reciente entrevista con el diario peruano El Comercio, la ministra de Educación, Marilú Martens, dijo que se reunió el miércoles 25 de enero con el Presidente de la Conferencia Episcopal Peruana, Mons. Salvador Piñeiro, y otros obispos peruanos, y aseguró que “ellos entendieron perfectamente cuál es la posición del Minedu: que no hay ningún tipo de noción de ideología de género en el currículo nacional”.

Según Martens, los obispos peruanos “entienden que el ministerio valora a la familia y que la reconoce como primera formadora de los estudiantes, y que lo que quiere son padres informados”.

En declaraciones recogidas por el diario oficial El Peruano el 31 de enero, Martens dijo que “sexo es la diferencia biológica con la que nacemos, seamos hombre o mujer, y género es la construcción social que se hace sobre lo femenino y lo masculino”.

Entrevistado por ACI Prensa el 31 de enero, el Presidente de la CEP, Mons. Salvador Piñeiro, confirmó la reunión con la ministra de Educación. “Ella pidió una entrevista y así ha sido, el miércoles se entrevistó”.

Mons. Piñeiro lamentó que si bien “la ministra de Educación nos ha manifestado que está dispuesta a dialogar, a aclarar cualquier asunto”, eso es lo que “hemos pedido repetidas veces y no habíamos sido atendidos, ha habido cruces”.

El Presidente de la CEP señaló que se ha creado una comisión mixta con el Ministerio de Educación, con el objetivo de “seguir conversando, dialogando”.

Para Mons. Salvador Piñeiro “ha preocupado al gobierno” que los obispos pidan que el Currículo Nacional no incluya la ideología de género.

[Puede leer: Ideología de género: Experto explica 7 claves esenciales]

“Tampoco hay una definición clara en el Currículo, pero por eso queremos que los términos se usen con precisión, sin ambigüedades, y que se aclare”.

El también Arzobispo de Ayacucho lamentó la “manía” de diferentes sectores de la prensa y la política peruana de decir que la Iglesia está contra de la igualdad de hombres y mujeres al criticar la ideología de género.

“Esa manía de (decir) que nosotros estamos contra la igualdad de la mujer. Eso no estamos en la Iglesia. Al contrario, somos los primeros que defendemos la dignidad de la mujer”, señaló.

También te puede interesar:

Papa Francisco: Adoctrinar niños con ideología de género es una maldad https://t.co/f1ZTGgiHfH

— ACI Prensa (@aciprensa) 2 de octubre de 2016