#diocesisdecelaya @diocesis_celaya José (Giuseppe) Girotti, Beato

Por: . | Fuente: Dominicani.it

Sacerdote y Mártir

José (Giuseppe) Girotti nació en Alba (Piamonte, Italaia) el 19 de julio de 1905. Entró en el seminario Dominico a los trece años. En 1923 emitió la profesión y 3 de agosto de 1930 fue ordenado sacerdote en Chieri.

Se especializó en la famosa “Escuela Bíblica” de Jerusalén, y se dedicó a la enseñanza de la Sagrada Escritura en el Seminario Teológico Dominico de Turín (S. Maria delle Rose).

Respetado por su amplia cultura, amaba a ejercer el ministerio sacerdotal entre los humildes y pobres, sobre todo en el Hospicio “Real Instituto para Ancianos” (conocido popularmente como “Casa de los pobres viejos”) vecino a su convento. Pero vinieron los años de sufrimiento y de prueba, que él aceptó con humildad: se le privó de la enseñanza y fue trasladado a otra comunidad en el centro histórico de Turín. Sin embargo, él continuó sus estudios bíblicos e intensificó el ejercicio de sus actividades caritativas.

“Todo lo que hago es por caridad”, dijo una vez, revelando su continuo progreso en la virtud de la caridad.

Cuando estalló la guerra, hizo todo lo posible para ayudar a los necesitados y no dudó en socorrer especialmente a los judíos perseguidos. Por este motivo fue detenido el 29 de agosto de 1944, las etapas principales de su tremendo Via Crucis fueron: Le Nuove (Turín), San Vittore (Milán), Bolzano y, finalmente, Dachau, en Alemania.

Pese a las dificultades del campo de exterminio, en él se observaba lo siguiente: humildad, sencillez, oración, consuelo para con los demás, abnegación y gran altruismo, frutos de su inexorable caridad; obtenía la fuerza y vigor de la Eucaristía y de las Sagradas Escrituras que el padre Girotti siguió profundizando y compartiendo con sus compañeros de prisión.

Su salud se deteriora y fue ingresado en la enfermería, donde el 01 de abril de 1945 (Domingo de Pascua), fue asesinado con una inyección de gasolina.

El 28 de marzo de 2013 S.S. Francisco firmó el decreto reconociemdo el martirio de este Siervo de Dios, la fecha de la ceremonia de beatificación aún no ha sido señalada.

responsable de la traducción: Xavier Villalta

Let’s block ads! (Why?)

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya Sofía Czeska-Maciejowska, Beata

Fundadora de la Congregación de las Vírgenes
de la Presentación de la Bienaventurada Virgen María

Martirologio Romano:En Cracovia, Polonia, Beata Sofía Czeska-Maciejowska, fundadora de la Congregación de las Virgenes de la Presentación de la Bienaventturada Virgen María († 1650)

Fecha de beatificación: 9 de junio de 2013, durante el pontificado de S.S. Francisco.

Sofía Czeska-Maciejowska nació en 1584. Sus padres, Matthew y Catherine Maciejowski Lubowiecka, pertenecían a la “Nobleza Media”1 de Małopolska (Pequeña Polonia). Tenían bienes cerca de Cracovia y dos casas en la calle Szpitalna en Cracovia. Era una familia numerosa -cinco varones y cuatro mujeres- criados todos en un ambiente religioso. Sofía fue la tercera.

A los 16 años, se casó con Jana Czeskiego, y se mudó a Slomniki, cerca de la República Checa. Después de seis años de matrimonio –en los que no tuvo hijos- quedó viuda. A pesar de su corta edad, su belleza, riqueza y varios pretendientes, no se volvió a casar. Dedicó su vida a la realización de obras de caridad, incluyendo la renovación de la vida religiosa en Polonia a través de la labor de formación y educación de la nueva generación.

En aquellos tiempos ella fue testigo de la guerra, las epidemias, las inundaciones, las malas cosechas, el hambre, por lo tanto presenció la muerte de muchas personas. Sofía decidió hacerse cargo de las niñas, especialmente los huérfanas y de familias pobres. Cedió su casa en la calle Szpitalna para ellas, donde no sólo podían vivir y recibir atención médica, sino también estudiar. Entre los años 1621-1627 allí funcionó un internado y un lugar llamado la Casa de las Vírgenes de la Presentación de la Bienaventurada Virgen María. Era la primera vez que formalmente se había organizado una escuela para niñas en Polonia, institución que además contaba con estructuras orgánicas adecuadas, en esos tiempos tan sólo los varones iban a la escuela.

Para garantizar la durabilidad de su obra, Sofía Czeska fundó una nueva congregación religiosa: las Hermanas de la Presentación de la Santísima Virgen María, la Presentación de la Virgen María fue tomado como ejemplo y carisma para el trabajo de esta nueva congregación, ya que veía en este hecho el modelo más perfecto de la devoción y entrega total a Dios.

La Madre Sofía Czeska murió el 1 de abril de 1650, a la edad de 66 años. Fue enterrada en la iglesia de Santa María en Cracovia, pero sus restos mortales se encuentran actualmente en la capilla lateral en la iglesia de San Juan (de las Hermanas de la Presentación) en Cracovia.

S.S. Benedicto XVI firmó el 20 de diciembre de 2012 el decreto con el cual se reconoce un milagro gracias a la intercesión de la Venerable Sofía Czeska-Maciejowska, lo cual permitirá su próxima beatificación.

NOTAS PIE DE PÁGINA
1 Nobleza Media era una de las categorías en que se dividía la nobleza polaca, a este grupo pertenecían familias con bienes de cierta importancia, eran propietarios tanto de tierras como de siervos.

Let’s block ads! (Why?)

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya Celso de Armagh, Santo

Por: . | Fuente: misa_tridentina.t35.com

Obispo

Martirologio Romano:En el lugar llamado Ardpatrick, en la región de Munster, en Irlanda, san Celso, obispo de Armagh, que promovió intensamente la restauración de la Iglesia. († 1129)

Breve Biografía

Como sus ocho predecesores, Celso era laico, al asumir la sede en 1105, a los veintiséis años de edad. Consagrado obispo, fue un excelente pastor. Fue muy asiduo en las visitas pastorales, administró sabiamente las posesiones de su diócesis y restauró la disciplina eclesiástica. Con este último punto se relaciona su presencia en el gran sínodo de Rath Breasail, al que asistieron no menos de cincuenta obispos, bajo la presidencia del legado pontificio Gilberto de Limerick.

El pueblo no recibió de buen grado ni las reformas que llevó al cabo el sínodo, ni la nueva división de las diócesis. Los anales de Four Masters cuentan que San Celso recontruyó la catedral de Armagh. La época en que vivió fue muy agitada; tuvo que ejercer el oficio de mediador en las discordias de los príncipes irlandeses y sufrió las invasiones de los O´Rourke y los O´Brien. En todas sus dificultades le asistió San Malaquías, quien fue primero archidiácono suyo y después obispo de Connor. Poco antes de su muerte, ocurrida en Ardpatrick de Munster, en 1129, el santo acabó con la costumbre de la sucesión hereditaria, nombrando por sucesor a Malaquías. Según su deseo, fue enterrado en Lismore.</span>

Let’s block ads! (Why?)

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya José (Giuseppe) Girotti, Beato

Por: . | Fuente: Dominicani.it

Sacerdote y Mártir

José (Giuseppe) Girotti nació en Alba (Piamonte, Italaia) el 19 de julio de 1905. Entró en el seminario Dominico a los trece años. En 1923 emitió la profesión y 3 de agosto de 1930 fue ordenado sacerdote en Chieri.

Se especializó en la famosa “Escuela Bíblica” de Jerusalén, y se dedicó a la enseñanza de la Sagrada Escritura en el Seminario Teológico Dominico de Turín (S. Maria delle Rose).

Respetado por su amplia cultura, amaba a ejercer el ministerio sacerdotal entre los humildes y pobres, sobre todo en el Hospicio “Real Instituto para Ancianos” (conocido popularmente como “Casa de los pobres viejos”) vecino a su convento. Pero vinieron los años de sufrimiento y de prueba, que él aceptó con humildad: se le privó de la enseñanza y fue trasladado a otra comunidad en el centro histórico de Turín. Sin embargo, él continuó sus estudios bíblicos e intensificó el ejercicio de sus actividades caritativas.

“Todo lo que hago es por caridad”, dijo una vez, revelando su continuo progreso en la virtud de la caridad.

Cuando estalló la guerra, hizo todo lo posible para ayudar a los necesitados y no dudó en socorrer especialmente a los judíos perseguidos. Por este motivo fue detenido el 29 de agosto de 1944, las etapas principales de su tremendo Via Crucis fueron: Le Nuove (Turín), San Vittore (Milán), Bolzano y, finalmente, Dachau, en Alemania.

Pese a las dificultades del campo de exterminio, en él se observaba lo siguiente: humildad, sencillez, oración, consuelo para con los demás, abnegación y gran altruismo, frutos de su inexorable caridad; obtenía la fuerza y vigor de la Eucaristía y de las Sagradas Escrituras que el padre Girotti siguió profundizando y compartiendo con sus compañeros de prisión.

Su salud se deteriora y fue ingresado en la enfermería, donde el 01 de abril de 1945 (Domingo de Pascua), fue asesinado con una inyección de gasolina.

El 28 de marzo de 2013 S.S. Francisco firmó el decreto reconociemdo el martirio de este Siervo de Dios, la fecha de la ceremonia de beatificación aún no ha sido señalada.

responsable de la traducción: Xavier Villalta

Let’s block ads! (Why?)

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya Sofía Czeska-Maciejowska, Beata

Fundadora de la Congregación de las Vírgenes
de la Presentación de la Bienaventurada Virgen María

Martirologio Romano:En Cracovia, Polonia, Beata Sofía Czeska-Maciejowska, fundadora de la Congregación de las Virgenes de la Presentación de la Bienaventturada Virgen María († 1650)

Fecha de beatificación: 9 de junio de 2013, durante el pontificado de S.S. Francisco.


Sofía Czeska-Maciejowska nació en 1584. Sus padres, Matthew y Catherine Maciejowski Lubowiecka, pertenecían a la “Nobleza Media”1 de Małopolska (Pequeña Polonia). Tenían bienes cerca de Cracovia y dos casas en la calle Szpitalna en Cracovia. Era una familia numerosa -cinco varones y cuatro mujeres- criados todos en un ambiente religioso. Sofía fue la tercera.

A los 16 años, se casó con Jana Czeskiego, y se mudó a Slomniki, cerca de la República Checa. Después de seis años de matrimonio –en los que no tuvo hijos- quedó viuda. A pesar de su corta edad, su belleza, riqueza y varios pretendientes, no se volvió a casar. Dedicó su vida a la realización de obras de caridad, incluyendo la renovación de la vida religiosa en Polonia a través de la labor de formación y educación de la nueva generación.

En aquellos tiempos ella fue testigo de la guerra, las epidemias, las inundaciones, las malas cosechas, el hambre, por lo tanto presenció la muerte de muchas personas. Sofía decidió hacerse cargo de las niñas, especialmente los huérfanas y de familias pobres. Cedió su casa en la calle Szpitalna para ellas, donde no sólo podían vivir y recibir atención médica, sino también estudiar. Entre los años 1621-1627 allí funcionó un internado y un lugar llamado la Casa de las Vírgenes de la Presentación de la Bienaventurada Virgen María. Era la primera vez que formalmente se había organizado una escuela para niñas en Polonia, institución que además contaba con estructuras orgánicas adecuadas, en esos tiempos tan sólo los varones iban a la escuela.

Para garantizar la durabilidad de su obra, Sofía Czeska fundó una nueva congregación religiosa: las Hermanas de la Presentación de la Santísima Virgen María, la Presentación de la Virgen María fue tomado como ejemplo y carisma para el trabajo de esta nueva congregación, ya que veía en este hecho el modelo más perfecto de la devoción y entrega total a Dios.

La Madre Sofía Czeska murió el 1 de abril de 1650, a la edad de 66 años. Fue enterrada en la iglesia de Santa María en Cracovia, pero sus restos mortales se encuentran actualmente en la capilla lateral en la iglesia de San Juan (de las Hermanas de la Presentación) en Cracovia.

S.S. Benedicto XVI firmó el 20 de diciembre de 2012 el decreto con el cual se reconoce un milagro gracias a la intercesión de la Venerable Sofía Czeska-Maciejowska, lo cual permitirá su próxima beatificación.

NOTAS PIE DE PÁGINA
1 Nobleza Media era una de las categorías en que se dividía la nobleza polaca, a este grupo pertenecían familias con bienes de cierta importancia, eran propietarios tanto de tierras como de siervos.

Let’s block ads! (Why?)

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya Celso de Armagh, Santo

Por: . | Fuente: misa_tridentina.t35.com

Obispo

Martirologio Romano:En el lugar llamado Ardpatrick, en la región de Munster, en Irlanda, san Celso, obispo de Armagh, que promovió intensamente la restauración de la Iglesia. († 1129)

Breve Biografía

Como sus ocho predecesores, Celso era laico, al asumir la sede en 1105, a los veintiséis años de edad. Consagrado obispo, fue un excelente pastor. Fue muy asiduo en las visitas pastorales, administró sabiamente las posesiones de su diócesis y restauró la disciplina eclesiástica. Con este último punto se relaciona su presencia en el gran sínodo de Rath Breasail, al que asistieron no menos de cincuenta obispos, bajo la presidencia del legado pontificio Gilberto de Limerick.

El pueblo no recibió de buen grado ni las reformas que llevó al cabo el sínodo, ni la nueva división de las diócesis. Los anales de Four Masters cuentan que San Celso recontruyó la catedral de Armagh. La época en que vivió fue muy agitada; tuvo que ejercer el oficio de mediador en las discordias de los príncipes irlandeses y sufrió las invasiones de los O´Rourke y los O´Brien. En todas sus dificultades le asistió San Malaquías, quien fue primero archidiácono suyo y después obispo de Connor. Poco antes de su muerte, ocurrida en Ardpatrick de Munster, en 1129, el santo acabó con la costumbre de la sucesión hereditaria, nombrando por sucesor a Malaquías. Según su deseo, fue enterrado en Lismore.</span>

Let’s block ads! (Why?)

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya 6 cosas que tal vez no sabías de la muerte de San Juan Pablo II

REDACCIÓN CENTRAL, 31 Mar. 17 (ACI).- Este domingo 2 de abril se cumplen 12 años del fallecimiento San Juan Pablo II, el Papa peregrino que viajó por el mundo y se convirtió en uno de los líderes más influyentes del siglo XX.

El Pontífice permaneció en la Cátedra de San Pedro 26 años y 5 meses, siendo el suyo el tercer pontificado más largo en los más de 2.000 años de historia de la Iglesia.

Aquí 6 cosas que tal vez no sabías sobre su muerte.

1. Murió de un colapso cardiocirculatorio

San Juan Pablo II falleció el 2 de abril de 2005 a las 09:37 p.m., hora de Roma, a causa de un “choque séptico con colapso cardiocirculatorio debido a una infección, ya detectada, de vías urinarias”. Así lo detalló un exhaustivo informe sobre su agonía y muerte realizado en el Vaticano.

Durante la última semana de vida recibió comida procesada a través de un tubo nasal. Los doctores decían que los problemas en la ingesta de alimentos y en la respiración del Papa de 84 años, eran consecuencia de la enfermedad de Parkinson.

2. Su funeral duplicó la población de Roma

A su funeral asistieron 75 jefes de estado, incluyendo presidentes, príncipes, entre otras autoridades. La población de Roma se duplicó durante ese evento y los asistentes esperaron más de 24 horas para verlo en cuerpo presente.

Cuando la Plaza de San Pedro estuvo al tope de su capacidad, todo quedó completamente en silencio.

3. Sus últimas palabras fueron en polaco

El informe del Vaticano precisa que seis horas antes de su muerte, Juan Pablo dijo en polaco, “con una voz muy débil y con palabras murmuradas, ‘Déjame ir a la casa del Padre’”.

El diario La Repubblica de Roma citó a un sacerdote polaco, Jarek Cielecki, diciendo que el Papa murió “un instante” después de pronunciar con gran esfuerzo la palabra “amén”.

4. Escuchaba la oración de los fieles días antes de su muerte

Miles de fieles se reunieron para orar en voz alta y hacer vigilia en la Plaza de San Pedro en los días previos a su muerte.

El entonces Arzobispo de Cracovia y Secretario Personal de Juan Pablo II durante más de 40 años, Cardenal Stanislaw Dziwisz, aseguró que el Papa escuchaba las oraciones de la multitud.

5. Sumamente enfermo dio una última bendición desde su ventana

Tras su fallido y conmovedor intento de dar la bendición “Urbi et Orbi” el último Domingo de Pascua de 2005, el cual arrancó los aplausos y el llanto de los fieles reunidos en la Plaza de San Pedro, el Papa Juan Pablo II –que después de su segunda hospitalización sufría “déficit nutricional y marcada debilidad”– volvió a asomarse a la ventana de su habitación el miércoles 30 de marzo para dar la bendición.

Este nuevo intento tampoco tuvo éxito. Aquella comparecencia “fue la última estación pública de su doloroso Vía Crucis”, dice el documento vaticano.

6. “Concelebró” una Misa en su agonía

El informe del Vaticano detalló que los ojos de Juan Pablo II estaban prácticamente cerrados durante una Misa celebrada al pie de su cama en la tarde del 31 de marzo de 2005.

“Pero en el momento de la consagración, débilmente levantó su mano derecha dos veces, es decir, cuando se eleva el pan y el vino. Hizo un gesto indicando que estaba tratando de golpear su pecho durante la recitación de la oración del Cordero de Dios”.

Ese día el Cardenal Marian Jaworski, amigo íntimo desde que ambos eran jóvenes sacerdotes en Polonia, le administró el sacramento de la unción de los enfermos.

También te puede interesar: 

El Papa Francisco narra la historia del mendigo que confesó a San Juan Pablo II https://t.co/oa1ZqZzlCi

— ACI Prensa (@aciprensa) 20 de marzo de 2017

 

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya 6 cosas que tal vez no sabías de la muerte de San Juan Pablo II

REDACCIÓN CENTRAL, 31 Mar. 17 (ACI).- Este domingo 2 de abril se cumplen 12 años del fallecimiento San Juan Pablo II, el Papa peregrino que viajó por el mundo y se convirtió en uno de los líderes más influyentes del siglo XX.

El Pontífice permaneció en la Cátedra de San Pedro 26 años y 5 meses, siendo el suyo el tercer pontificado más largo en los más de 2.000 años de historia de la Iglesia.

Aquí 6 cosas que tal vez no sabías sobre su muerte.

1. Murió de un colapso cardiocirculatorio

San Juan Pablo II falleció el 2 de abril de 2005 a las 09:37 p.m., hora de Roma, a causa de un “choque séptico con colapso cardiocirculatorio debido a una infección, ya detectada, de vías urinarias”. Así lo detalló un exhaustivo informe sobre su agonía y muerte realizado en el Vaticano.

Durante la última semana de vida recibió comida procesada a través de un tubo nasal. Los doctores decían que los problemas en la ingesta de alimentos y en la respiración del Papa de 84 años, eran consecuencia de la enfermedad de Parkinson.

2. Su funeral duplicó la población de Roma

A su funeral asistieron 75 jefes de estado, incluyendo presidentes, príncipes, entre otras autoridades. La población de Roma se duplicó durante ese evento y los asistentes esperaron más de 24 horas para verlo en cuerpo presente.

Cuando la Plaza de San Pedro estuvo al tope de su capacidad, todo quedó completamente en silencio.

3. Sus últimas palabras fueron en polaco

El informe del Vaticano precisa que seis horas antes de su muerte, Juan Pablo dijo en polaco, “con una voz muy débil y con palabras murmuradas, ‘Déjame ir a la casa del Padre’”.

El diario La Repubblica de Roma citó a un sacerdote polaco, Jarek Cielecki, diciendo que el Papa murió “un instante” después de pronunciar con gran esfuerzo la palabra “amén”.

4. Escuchaba la oración de los fieles días antes de su muerte

Miles de fieles se reunieron para orar en voz alta y hacer vigilia en la Plaza de San Pedro en los días previos a su muerte.

El entonces Arzobispo de Cracovia y Secretario Personal de Juan Pablo II durante más de 40 años, Cardenal Stanislaw Dziwisz, aseguró que el Papa escuchaba las oraciones de la multitud.

5. Sumamente enfermo dio una última bendición desde su ventana

Tras su fallido y conmovedor intento de dar la bendición “Urbi et Orbi” el último Domingo de Pascua de 2005, el cual arrancó los aplausos y el llanto de los fieles reunidos en la Plaza de San Pedro, el Papa Juan Pablo II –que después de su segunda hospitalización sufría “déficit nutricional y marcada debilidad”– volvió a asomarse a la ventana de su habitación el miércoles 30 de marzo para dar la bendición.

Este nuevo intento tampoco tuvo éxito. Aquella comparecencia “fue la última estación pública de su doloroso Vía Crucis”, dice el documento vaticano.

6. “Concelebró” una Misa en su agonía

El informe del Vaticano detalló que los ojos de Juan Pablo II estaban prácticamente cerrados durante una Misa celebrada al pie de su cama en la tarde del 31 de marzo de 2005.

“Pero en el momento de la consagración, débilmente levantó su mano derecha dos veces, es decir, cuando se eleva el pan y el vino. Hizo un gesto indicando que estaba tratando de golpear su pecho durante la recitación de la oración del Cordero de Dios”.

Ese día el Cardenal Marian Jaworski, amigo íntimo desde que ambos eran jóvenes sacerdotes en Polonia, le administró el sacramento de la unción de los enfermos.

También te puede interesar: 

El Papa Francisco narra la historia del mendigo que confesó a San Juan Pablo II https://t.co/oa1ZqZzlCi

— ACI Prensa (@aciprensa) 20 de marzo de 2017

 

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya Siria: Religiosa explica cómo es la vida de los cristianos tras liberación de Alepo

ROMA, 31 Mar. 17 (ACI).- Una religiosa del Instituto del Verbo Encarnado (IVE) que vive en la ciudad de Alepo, Siria, contó algunos detalles sobre la vida espiritual y cotidiana de los cristianos tras la liberación de la ciudad del control de los terroristas en diciembre de 2016.

En una entrevista concedida a ACI Prensa, la hermana María Sponsa Iusti Ioseph, originaria de Perú, contó que la gente en Alepo asiste a Misa con frecuencia y que antes de la Eucaristía se reza un Rosario por la paz.

“Una vez al mes se celebra una Eucaristía por los difuntos en la Catedral del Niño Jesús. Ahora gracias a Dios se ha recuperado el cementerio cristiano que estaba controlado por los rebeldes y ellos pueden visitar a sus muertos otra vez y trasladar los cuerpos”, contó.

En cuanto a los sacramentos, la religiosa indicó que los franciscanos y los salesianos suelen encargarse de preparar a los niños, jóvenes y adultos para que los reciban.

La hermana María Sponsa Iusti Ioseph dijo que la actitud de la gente ha mejorado tras la liberación de Alepo del control de los rebeldes en diciembre de 2016.

Comentó que este cambio fue perceptible durante la Navidad. “Vimos que las personas caminaban contentas por la calle. Tenían el rostro totalmente cambiado. Aunque ellos de por sí son muy alegres, se les notaba otro tipo de alegría. Era como un respiro”.

“Algunas de las luces ventanas estaban encendidas y las iglesias habían adornado sus cúpulas también con luces. Incluso armaron un árbol de Navidad en la calle”.

En las navidades anteriores “no había ninguna luz en las ventanas, no habían iglesias adornadas con luces ni se respiraba un ambiente navideño”.

“Cuando visitábamos a la gente les preguntábamos si habían armado el pesebre, pero ellos no querían hacerlo porque les traía recuerdos. Antes de la guerra vivían tan felices, compartían las fiestas con sus familias. Por eso les deprimía poner esas cosas que representaban esos recuerdos en medio de una situación difícil”, expresó.

Sin embargo, para las fiestas del 2016 “algunos volvieron a poner sus adornos navideños”.

La religiosa del IVE también destacó que los sufrimientos por las carencias en la ciudad, como el agua, la comida y el techo, han hecho que los vecinos cristianos y musulmanes trabajen juntos para sobrevivir.

“Ahora todos estamos bajo el mismo techo. Todos están sufriendo por esta situación. Se ayudan entre ellos. La gente de Alepo es muy respetuosa y muy abierta, gracias a Dios. Eso facilita que haya un buen trato entre todos”, dijo.

La hermana María Sponsa Iusti Ioseph indicó que casa que las hermanas del IVE tienen en Alepo está abierta a todo aquel que desee visitarlas.

“A la gente le gusta venir a la casa. Por eso siempre hacemos reunioncitas, tomamos un cafecito. Incluso después de la Misa dominical tomamos café con la gente. A ellos les gusta. Conversan con nosotras y se desahogan un poquito de la situación por la que están pasando”, indicó.

La religiosa explicó que los sirios “expresan el cariño de una forma muy diferente a los latinos. Me parece que son mucho más cálidos. Por ejemplo a los cinco minutos te dicen ‘te extraño’. Cuando te conocen bien te llaman, preguntan cómo estás”.  

“Allá apenas entras a una casa no te preguntan si vas a tomar café, te dicen ‘¿con azúcar o sin azúcar? Conversan contigo cinco minutos y luego te dan el cafecito”, comentó.

La religiosa comentó que todos los jueves se reúnen con las jóvenes universitarias que acogen en su casa. “Hablamos, les damos un poco de doctrina, a veces vemos películas y jugamos juegos de mesa. Para ellas es un momento de diversión y distracción. Siempre están esperando que sea jueves para reunirnos”.

Asimismo, organizan una reunión mixta una vez al mes ya que los varones viven con los sacerdotes del mismo instituto. “Cuando se puede hacer un paseíto vamos a parque, aunque no es muy seguro. Vemos películas con ellos o los invitamos”.

Por otro lado, la hermana María Sponsa Iusti Ioseph indicó que los cristianos de Alepo acogen con cariño las palabras del Papa Francisco.

Cuando liberaron la ciudad en diciembre, las religiosas transmitieron a los fieles “que el Santo Padre reza por nosotros y que también mucha gente en el mundo lo hace. A ellos les gusta mucho eso y se sienten protegidos por las oraciones de todos los cristianos”.

“A la vez ellos también se sienten muy contentos porque saben que su sufrimiento no es en vano, sino que ayuda a la gente de occidente. Si saben que hubieron conversiones por ese ofrecimiento, eso les da mucha fortaleza para seguir adelante”, manifestó.

También te puede interesar:

La incansable labor de la Iglesia Católica a 6 años de iniciada la guerra en Siria https://t.co/krk7hhSgDo

— ACI Prensa (@aciprensa) 17 de marzo de 2017

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya Siria: Religiosa explica cómo es la vida de los cristianos tras liberación de Alepo

ROMA, 31 Mar. 17 (ACI).- Una religiosa del Instituto del Verbo Encarnado (IVE) que vive en la ciudad de Alepo, Siria, contó algunos detalles sobre la vida espiritual y cotidiana de los cristianos tras la liberación de la ciudad del control de los terroristas en diciembre de 2016.

En una entrevista concedida a ACI Prensa, la hermana María Sponsa Iusti Ioseph, originaria de Perú, contó que la gente en Alepo asiste a Misa con frecuencia y que antes de la Eucaristía se reza un Rosario por la paz.

“Una vez al mes se celebra una Eucaristía por los difuntos en la Catedral del Niño Jesús. Ahora gracias a Dios se ha recuperado el cementerio cristiano que estaba controlado por los rebeldes y ellos pueden visitar a sus muertos otra vez y trasladar los cuerpos”, contó.

En cuanto a los sacramentos, la religiosa indicó que los franciscanos y los salesianos suelen encargarse de preparar a los niños, jóvenes y adultos para que los reciban.

La hermana María Sponsa Iusti Ioseph dijo que la actitud de la gente ha mejorado tras la liberación de Alepo del control de los rebeldes en diciembre de 2016.

Comentó que este cambio fue perceptible durante la Navidad. “Vimos que las personas caminaban contentas por la calle. Tenían el rostro totalmente cambiado. Aunque ellos de por sí son muy alegres, se les notaba otro tipo de alegría. Era como un respiro”.

“Algunas de las luces ventanas estaban encendidas y las iglesias habían adornado sus cúpulas también con luces. Incluso armaron un árbol de Navidad en la calle”.

En las navidades anteriores “no había ninguna luz en las ventanas, no habían iglesias adornadas con luces ni se respiraba un ambiente navideño”.

“Cuando visitábamos a la gente les preguntábamos si habían armado el pesebre, pero ellos no querían hacerlo porque les traía recuerdos. Antes de la guerra vivían tan felices, compartían las fiestas con sus familias. Por eso les deprimía poner esas cosas que representaban esos recuerdos en medio de una situación difícil”, expresó.

Sin embargo, para las fiestas del 2016 “algunos volvieron a poner sus adornos navideños”.

La religiosa del IVE también destacó que los sufrimientos por las carencias en la ciudad, como el agua, la comida y el techo, han hecho que los vecinos cristianos y musulmanes trabajen juntos para sobrevivir.

“Ahora todos estamos bajo el mismo techo. Todos están sufriendo por esta situación. Se ayudan entre ellos. La gente de Alepo es muy respetuosa y muy abierta, gracias a Dios. Eso facilita que haya un buen trato entre todos”, dijo.

La hermana María Sponsa Iusti Ioseph indicó que casa que las hermanas del IVE tienen en Alepo está abierta a todo aquel que desee visitarlas.

“A la gente le gusta venir a la casa. Por eso siempre hacemos reunioncitas, tomamos un cafecito. Incluso después de la Misa dominical tomamos café con la gente. A ellos les gusta. Conversan con nosotras y se desahogan un poquito de la situación por la que están pasando”, indicó.

La religiosa explicó que los sirios “expresan el cariño de una forma muy diferente a los latinos. Me parece que son mucho más cálidos. Por ejemplo a los cinco minutos te dicen ‘te extraño’. Cuando te conocen bien te llaman, preguntan cómo estás”.  

“Allá apenas entras a una casa no te preguntan si vas a tomar café, te dicen ‘¿con azúcar o sin azúcar? Conversan contigo cinco minutos y luego te dan el cafecito”, comentó.

La religiosa comentó que todos los jueves se reúnen con las jóvenes universitarias que acogen en su casa. “Hablamos, les damos un poco de doctrina, a veces vemos películas y jugamos juegos de mesa. Para ellas es un momento de diversión y distracción. Siempre están esperando que sea jueves para reunirnos”.

Asimismo, organizan una reunión mixta una vez al mes ya que los varones viven con los sacerdotes del mismo instituto. “Cuando se puede hacer un paseíto vamos a parque, aunque no es muy seguro. Vemos películas con ellos o los invitamos”.

Por otro lado, la hermana María Sponsa Iusti Ioseph indicó que los cristianos de Alepo acogen con cariño las palabras del Papa Francisco.

Cuando liberaron la ciudad en diciembre, las religiosas transmitieron a los fieles “que el Santo Padre reza por nosotros y que también mucha gente en el mundo lo hace. A ellos les gusta mucho eso y se sienten protegidos por las oraciones de todos los cristianos”.

“A la vez ellos también se sienten muy contentos porque saben que su sufrimiento no es en vano, sino que ayuda a la gente de occidente. Si saben que hubieron conversiones por ese ofrecimiento, eso les da mucha fortaleza para seguir adelante”, manifestó.

También te puede interesar:

La incansable labor de la Iglesia Católica a 6 años de iniciada la guerra en Siria https://t.co/krk7hhSgDo

— ACI Prensa (@aciprensa) 17 de marzo de 2017