#diocesisdecelaya @diocesis_celaya La industria del camarón, un refugio para víctimas del conflicto colombiano

“Creo que la mayoría son mujeres desplazadas que vienen de otros lugares y que por la violencia se han radicado aquí en Tumaco y por ende este es el trabajo principal que ellas hacen”, afirma a la agencia Efe Ivani Plaza mientras limpia de forma deslumbrante un camarón tras otro y a una velocidad sorprendente.

“Soy una mujer cabeza de familia, tengo tres hijos. Día a día me levanto por ellos y trabajo por ellos, para sacarlos adelante y que ellos tengan un bienestar mejor que el que nosotros pudimos tener”, agrega.

Tumaco, un municipio del departamento colombiano de Nariño con unos 200.000 habitantes, ha sido en los últimos años uno de los lugares más golpeados por el conflicto entre el gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Al mismo tiempo, con fines de recomposición de su tejido social, la empresa camaronera Tumako Fish, en conjunto con la Asociación de Mujeres de Paz Perlas del Pacífico (Asmudepaz), de la cual Ivani es una de las líderes, ha logrado brindar una oportunidad laboral y refugio a 145 mujeres provenientes de sectores desplazados y vulnerables de Tumaco, entre ellas mujeres que han sido víctimas del conflicto armado colombiano.

Y es así –tal cual sucede con Ivani Plaza- que se las puede ver habitualmente a estas mujeres, de delantal amarillo y cabeza recubierta, una al lado de la otra limpiando sigilosamente a lo largo de una enorme mesa los camarones blancos provenientes del Océano Pacífico.

Es que esta empresa, líder en la región en cuanto a la cadena productiva del cultivo del camarón, tiene entre sus objetivos el desarrollo social con el fin de generar también un futuro promisorio para la región en cuestión.

“Nuestra apuesta es a generar empleo, generar oportunidades de trabajo (…) y aportarle a la paz, a ser generadores de la semilla de paz que necesitamos”, expresa a esa misma agencia el gerente de la empresa camaronera Luis Alberto Rosas.

El propio Rosas expresa que la iniciativa, de tener como socias a estas mujeres, cuenta con el apoyo de Colombia Responde, un proyecto gubernamental que desde año 2012 busca promover la reconstrucción del país afectada por el conflicto.

Rosas también subraya que con todo esto se busca “mejorar la calidad de vida de mujeres con necesidades básicas insatisfechas” debido a los espacios vacíos que ha dejado el Estado en cuanto a su intervención.

De esta manera, estas mujeres pueden ganarse la vida gracias a un emprendimiento vinculado a una industria emblemática de la región y así transformar esta particular materia prima con sus manos cargadas de dolor, pero repletas de esperanza en cuanto a un futuro mejor y de paz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s