#diocesisdecelaya @diocesis_celaya ¿Qué hay detrás del brote de fiebre amarilla que tiene en vilo a Brasil?

“Estoy realmente asustada (…) Si los adultos no pueden lidiar con la enfermedad, imagine a los niños”, expresó Tais de Silva Almeida, una madre de dos hijos de la localidad rural brasileña de Casimiro Abreu, cerca de Río de Janeiro, reproduce El Excelsor.

En ese lugar, en el mes de marzo, se confirmó la muerte de un hombre de 38 años, un caso que generó conmoción en el lugar y provocó que rápidamente la población empezara a tomar medidas preventivas. Pero aquella oportunidad también se estudiaban otros posibles casos de personas infectadas, entre ellos dos menores. Es por ello que el temor de esta madre brasileña no era para menos.

El tema de la fiebre amarilla realmente ha sido explosivo en Brasil en los últimos meses y ha disparado todas las alarmas.

De momento, el brote, con características históricas en base a los registros del Ministerio de Salud, ha dejado más de 200 muertes –entre ellos el de este hombre de Casimiro Abreu- y la mayor afectación se dio en zonas rurales de estados de Minas Gerais, San Pablo y Espíritu Santo.

A esta situación se ha sumado un reciente informe del Instituto Oswaldo Cruz (Fiocruz) que confirma que el virus del último brote de fiebre amarilla en Brasil tiene una secuencia genética inédita, tal cual expone un reportaje de Folha de S.Paulo

En ese sentido, en base a muestras recogidas en dos monos que murieron por la enfermedad en Espíritu Santo, se detectaron hasta ocho cambios genéticos en el genoma del virus.

Es posible que esa diferencia sea uno de los motivos del último brote de fiebre amarilla, aunque los científicos tampoco descartan la posible falta de prevención de la población en las áreas de Brasil más afectadas, prosigue el informe de Folha de S.Paulo.

“Todavía no sabemos si este virus es el predominante en el actual brote. Es necesario hacer nuevos estudios”, indicó a ese medio Ricardo Lourenço, jefe del Laboratorio de Mosquitos Transmisores de Hematozoarios del Instituto Oswaldo Cruz.

De todos modos, y quizás como dato alentador, este hallazgo no pone en cuestionamiento la efectividad de la vacuna que se está aplicando actualmente contra la fiebre amarilla en el entendido de que estos cambios no afectan a las proteínas del virus.

Según la Organización Mundial de la Salud, la fiebre amarilla “se trata de una enfermedad vírica aguda, hemorrágica, transmitida por mosquitos infectados”.

La propia organización enfatiza que el virus es endémico en las zonas tropicales de África y América Latina, tal cual está sucediendo en Brasil.

Las autoridades sanitarias respectivas han decidido realizar una serie de recomendaciones para los ciudadanos que tengan previsto viajar a las zonas afectadas, entre la que se destaca principalmente la vacunación, siendo la medida preventiva más eficaz, además de las consultas médicas pertinentes debido a posibles contraindicaciones.

De momento, si bien no hay una certeza definitiva en cuanto a qué hay detrás del brote de fiebre amarilla que tiene en vilo al país y a otros países de la región, gracias a esta investigación es posible manejar una hipótesis que perfectamente puede empezar a esclarecer el camino para dar con una mejor respuesta a la brevedad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s