#diocesisdecelaya @diocesis_celaya ¿Por qué los católicos llaman Reina a la Virgen María?

A la Santísima Virgen María se la llama repetidamente en la Iglesia católica “Reina” ya menudo, “Reina del Cielo y de la Tierra”. ¿Por qué?

En primer lugar, el Catecismo afirma que “la Virgen Inmaculada, preservada inmune de toda mancha de pecado original, terminado el curso de su vida en la tierra, fue asunta en cuerpo y alma a la gloria del cielo y enaltecida por Dios como Reina del universo, para ser conformada más plenamente a su Hijo, Señor de los señores y vencedor del pecado y de la muerte” (CCC 966).

Así María es reconocida como Reina del cielo y la tierra, y un día de fiesta el 22 de agosto está dedicado a su realeza.

Más allá de eso, sin embargo, María es llamada reina debido a una antigua tradición que se remonta a la época del rey David. Según el teólogo Colin B. Donovan, “en la monarquía del Antiguo Testamento la Reina del Reino de David era la Reina Madre. Los reyes, por razones de estado y de debilidad humana, tenían muchas esposas, ninguna de las cuales podía llamarse reina. Ese honor estaba reservado a la madre del rey, cuya autoridad superaba con creces a las muchas “reinas” casadas con el rey. Vemos que este es el papel que Betsabé jugó respecto al Rey Salomón y las ocasiones en que la Reina Madre actuó como regente en nombre de los sucesores juveniles al trono “.

Hay referencias a la reina madre en el Antiguo Testamento, por ejemplo en el Segundo Libro de Reyes, “Entonces el rey Joaquín, junto con sus consejeros, nobles y oficiales, y la reina madre, se rindieron a los babilonios” (2 Reyes 24,12).

La reina madre en el Reino Davídico, oía las súplicas del pueblo y las llevaba al rey para su consideración.

¿No es esto exactamente lo que hace la Virgen María, como Reina del Cielo y de la Tierra?

Por estas razones, la Iglesia siempre ha visto a María como una reina sentada junto a su Hijo en el Cielo. A lo largo de los siglos, el arte cristiano ha destacado esta creencia poniendo una corona en su cabeza tanto en la iconografía oriental como en el arte occidental tradicional.

También se desarrolló durante años la tradición de coronar a María con una corona de flores durante el mes de mayo. Esto a menudo lo hacen los que reciben la Primer Comunión en muchas parroquias, y se rinden honores a María ese mes como a nuestra querida Madre y Reina.

El Regina Caeli (Reina del cielo) es una oración tradicional que la Iglesia reza especialmente durante el tiempo pascual. Aquí, el bonito texto del Regina Caeli, que llama al reino de María y pide su poderosa intercesión:

R. Porque el que mereciste llevar en tu seno; aleluya.

R. Ruega por nosotros a Dios; aleluya.

Oración
Oh Dios que por la resurrección de tu Hijo, nuestro Señor Jesucristo, te has dignado dar la alegría al mundo, concédenos que por su Madre, la Virgen María, alcancemos el gozo de la vida eterna. Por el mismo Jesucristo Nuestro Señor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s