#diocesisdecelaya @diocesis_celaya Relaciones: ¿Hasta dónde queremos llegar?

La distorsión en la visión de la dignidad de la mujer ha llevado a una alteración del comportamiento que también ha alterado la dinámica de las relaciones entre hombre y mujer.

El olvido de la pureza, de la gracia y la docilidad ha generado un comportamiento que ha alcanzado principalmente la afectividad y la sexualidad.

Por lo tanto, antes ese cambio era “necesario” por (se creía) dar a la mujer una autonomía en el campo del trabajo, pero, como vemos, lo que sucedió fue una súper acumulación de tareas y un distanciamiento muchas veces de lo que “el corazón desea”.

¿Sabías que existe una gran cantidad de mujeres que no están satisfechas con sus “tareas” súper mega exitosas?

Quiero llegar a lo que llamo interacción hombre y mujer. Debido a todo ese cambio de comportamiento, las relaciones han empezado a tener una característica instantánea.

Por lo tanto, ya no existe la antigua “conquista”. Tú obviamente ya lo sabes, los hombres no necesitan hacer mucho para lograr una relación con la chica. Además, creo que ellos ni siquiera saben qué hacer con la cantidad de muchachas que tienen detrás de ellos.

Esto se llama carencia. Ahora te debes estar preguntando: “pero yo no soy así”, eso creo, ¿pero y la carencia?

El comportamiento masculino está determinado por el femenino, si la mayoría de nosotras se comporta como un “fast food amoroso” es necesario que haya una actitud tan diferente en nosotras que sea un gran farol, así ellos sabrán que con nosotras, la “música suena de otra forma”.

Para ello, los resquicios de la carencia debe ser trabajados. Aquí me refiero al tono del hablar, las fotos en el Facebook, la ropa, la postura, la música (escuchar música carente genera carencia, se que es difícil pero creo que pocas canciones seculares realmente son buenas).

No, no es fácil, pero es necesario, si la carencia no se trabaja, créeme, se vuelve una gran “atracción” para los “hombres ramen”.

Los hombres ramen son los instantáneos, que “se quedan” y no quieren nada que dé trabajo, que tenga realmente una construcción, no quieren nada que requiera tiempo.

Aquí, quiero entrar en otro punto que es la primera interacción entre hombre y mujer: “la conquista”. ¿Sabías que hasta hace poco, a mediados de los años 50 y 60, los chicos se tardaban como mínimo un mes en acercarse a las chicas?

Él necesitaba de alguien que lo presentara, conseguir el teléfono o dirección, sin preguntarle a ella, para mandarle regalos o encontrar una forma para presentarse. ¡Imagínate el trabajo! El cuidado y el “miedecito” de ser ahuyentado.

¿Entiendes? Había trabajo y los sentimientos se sostenían, maduraban regados por el cuidado y la persistencia.

No te enojes conmigo, pero no fueron ellos que cambiaron, nosotros cambiamos y ellos cambiaron por nuestra causa. O más aún, se perdieron…

¿Sabes? La mayoría de los chicos jóvenes y mayores están perdidos, no saben su lugar en la vida de la mujer, los hombres son administradores, resuelven problemas, en fin son prácticos y necesitan “cosas” que resolver. Muchas creen que el “quedar” ayuda a la practicidad de las relaciones, ¿será? Muchas creen que a los hombres les gusta… tal vez… es cómodo…. pero ¿será que realmente les gusta? Después de todo, al final no existe nada, no hay nada resuelto, nada hecho, no hace sentido y quien no encuentra el sentido en la vida se comporta como si estuviera perdido.

Finalmente llegué a donde quería llegar. Resumiendo: dale trabajo. Y sábete que no me refiero a ser desagradable y antipática. Me refiero a ser quien eres, una persona con cualidades y dones nada semejantes al ramen o la fast food. Y con la gracia de Dios tu comportamiento cambiará el comportamiento de los que te rodean, iluminando el camino en el sentido correcto en todas las relaciones.

Por Ana Paula Barros, a través de Mel de Moça

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s