#diocesisdecelaya @diocesis_celaya No, Messi no pidió casarse por la Iglesia

Medios de comunicación de la Argentina y el mundo hablaron por días de un rechazo de la Iglesia de la Arquidiócesis de Rosario al futbolista Lionel Messi y a su supuesta intención de poder celebrar el sacramento del Matrimonio en el salón que celebró su boda civil. Pero tal rechazo nunca existió, puesto que nunca los novios se acercaron a pedirlo. Así lo confirmó el padre Ruben Bellante, de la oficina de Comunicación de la Arquidiócesis a este medio.

Si bien es cierto que grupos de inteligencia extranjeros verificaron la seguridad de la zona, acosada los últimos años por un notable crecimiento del narcotráfico, nunca la familia se acercó a pedir el sacramento ni en la catedral, una parroquia, o en un salón privado.

La desinformación en torno a la cuestión, aclarada por algunos medios católicos pero no por los medios generalistas, llevó a confusiones incluso en el seno de la Iglesia, y en redes e incluso en medios públicos. Un obispo de otra diócesis llegó a plantear que él hubiese respondido de otra manera.

¿La Iglesia de Rosario debiera haber entregado una autorización a Messi para poder celebrar el sacramento fuera de una parroquia y hacerlo en un salón, debido al despliegue que implica su presencia? ¿Debiera haberlo asistido con un sacerdote para que presida la celebración en el salón casino en el cual celebró la ceremonia civil a la que asistieron sus compañeros estrellas del Barcelona y de la Selección Argentina?

Pero la cuestión nunca se planteó, puesto que el sacramento no se solicitó, como erróneamente informaron medios de comunicación como Infobae, según afirmaron desde la Oficina de Comunicación del Arzobispado.

“La desinformación es probablemente el daño más grande que puede hacer un medio. Porque orienta la opinión en una dirección, quitando la otra parte de la verdad”, aseguró en una reciente entrevista el Papa Francisco, con un medio de comunicación belga. El Papa considera a la desinformación como uno de los “pecados” del periodismo.

Una pareja que contrajo matrimonio recientemente, en una de esas bodas seguidas por miles por televisión, preparaba lo que sería la celebración del sacramento en la parroquia. Él estaba nervioso. No temas, le dijo ella. Acá no seremos más que tres, le aseguró en seguida, señalando el sagrario.

Independientemente de la popularidad y el conocimiento público de los novios, los templos de las Iglesias están abiertos, como insiste el Papa, para quienes quieran recibir los sacramentos y estén en condiciones de hacerlo. Puede haber excepciones, pero en el caso de Messi nunca se cerraron. Sería una picardía que como consecuencia de la abrumadora desinformación en torno a un momento íntimo de la familia Messi piensen eso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s