#diocesisdecelaya @diocesis_celaya Palo Quemado (Ecuador) y una dura advertencia sobre la minería

Palo Quemado -una localidad rural ecuatoriana ubicada en el cantón Sigochos de la provincia de Cotopaxi- cobró protagonismo en los últimos días gracias a las palabras del obispo de la diócesis de Lacatunga, Geovanni Mauricio Paz Hurtado.

“Los campesinos en Palo Quemado están viviendo en su propia carne el impacto ambiental producido por la minería, sobre todo en el agua y en los campos contaminados”, afirmó el obispo.

A través de estas palabras expresadas en un encuentro local se dejó entrever la preocupación existente en la población local sobre la minería y nuevas explotaciones que podrían ocurrir.

Son los propios campesinos con el apoyo de defensores del medio ambiente quienes están dispuestos a hacer valer sus derechos sobre la necesidad de evaluar dejar libre el cantón de la actividad minera.

Entre otras cosas, el obispo hizo referencia a una especie que servía para la alimentación del ganado en la zona que ya no existe.

“Son cosas que produce la minería, he ido a constatar que después de su exploración deja el terreno destruido… Es por eso que la gente está atemorizada y preocupada”, agregó.

Uno de los aspectos que mayores temores generan tiene que ver con la producción de panela, un alimento vinculado al jugo de la caña de azúcar que gracias a un proceso de purificación se termina derivando en azúcar moreno. Esa zona de Ecuador es la única que tiene una certificación “verde” en cuanto a este producto y el costo de perderla sería muy alto.

“Creo que nuestra preocupación por nuestra gente y el cuidado de nuestra casa común es responsabilidad de todos. La actividad minera ofrece una solución temporal a los problemas económicos de la familia, pero no nos damos cuenta del impacto a largo plazo”, expresó el obispo.

Por otro lado, también representa un llamado de atención la actividad minera por tratarse de una zona muy rica en cuanto a biodiversidad y está dentro de una zona de reserva ecológica.  

Este punto fue reconocido Daniela Culqui, directora provincial del Ministerio del Ambiente, durante el encuentro de pobladores para tratar el tema, reproduce La Hora.

“Se debe tener mucho cuidado en los temas ambientales, hay que revisar cómo está el proceso, no solo se debe dar el permiso, sino que hay que presentar un informe previo a la explotación”, recordó.

De momento, mientras avanza la preocupación, el gran pedido es la escucha y consideración de parte de las autoridades pertinentes, algo que luego fue también dicho por Paz Hurtado a los medios, indica la Conferencia Episcopal de Ecuador (CEE).

“Nuestra voz ha sido escuchada, estamos defendiendo los derechos de nuestros ciudadanos. La próxima asamblea que se va a celebrar en Palo Quemado el 19 de julio será un espacio de diálogo y de escuchar al pueblo lo que piensa respecto al impacto ambiental. Las compañías mineras para realizar sus primeros pasos de exploración lo primero que tiene que hacer es un estudio de impacto ambiental y para que un proyecto sea aprobado tiene que tener un espacio de socialización con la comunidad. En ningún momento se nos ha explicado qué va a ocurrir con la minería. Se ha empezado la exploración, cuando llegue la explotación serán expulsados de sus campos”, advirtió.

Con información de Agenzia Fides, La Hora y CEE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s