#diocesisdecelaya @diocesis_celaya “Llega la noche”: ¿Hasta dónde puede llegar uno para proteger a su familia?

Con frecuencia vemos películas de ingentes presupuestos y abominables efectos especiales de las que se nos dice que lo importante no es todo el aparataje que las rodea, sino sus personajes. Esto no siempre cuela, pero en el caso de Llega de noche el asunto se torna radical cuando su director, Trey Edward Shults, nos propone un relato repleto de lugares comunes que en manos de cualquier otro cineasta muy bien habrían podido dar para una superproducción al uso.

Llega la noche nos sitúa en un futuro incierto o en un presente pernicioso. La cosa se ha ido al traste y un virus letal ha diezmado dramáticamente la población mundial. Una familia sobrevive recluida en una cabaña de madera en mitad del bosque con un único objetivo en el horizonte: sobrevivir.

Dicho esto, olvídense de muchedumbres huyendo en masa o de ciudades devastadas y mucho menos esperen regocijarse con los sangrientos efectos del citado virus. En Llega de noche, lo que es accesorio lo es de verdad, hasta el punto de que queda en un segundo plano casi anecdótico.

La película de Shults se circunscribe a un espacio mínimo con los personajes justos para poner a prueba de qué está hecho el ser humano.

Llega de noche arranca con la ejecución del abuelo de la familia protagonista, infectado por el virus de marras del que no se dan mayores detalles. La cosa debe ser realmente fea porque al pobre hombre no le dan mayor esperanza que un balazo en la cabeza y quedar reducido a cenizas en una fosa en mitad del bosque.

Pero cuando la familia protagonista coincide con otra parentela en similar situación ambos linajes deciden convivir juntos hasta que la cosa, obviamente, se tuerce. Paul (un soberbio Joel Edgerton) vive obsesionado con proteger a su familia, su mujer Sarah (Carmen Ejogo) y su hijo adolescente Will (Christopher Abbott).

Lo bueno y lo inquietante que tiene Llega de noche es que, en muchos sentidos, en una película con multitud de frentes inciertos puestos ahí para que el espectador especule aunque lo verdaderamente importante reside en cómo se comportan sus personajes. Llega de noche es una película muy bien filmada y dura, pese a la ausencia de sangre y demás trucos baratos.

Al final uno comprende, o al menos yo comprendí, que ninguna obsesión, absolutamente ninguna, lleva a buen puerto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s