#diocesisdecelaya @diocesis_celaya Guam, otra vez en medio de la crisis

Esta semana cierra con una nueva pieza en el tablero del conflicto entre Corea del Norte y Estados Unidos: Guam, una pequeña isla a 2,600 kilómetros al este de Filipinas y que está habitada por poco más de 6,000 soldados estadounidenses.

El régimen encabezado por el jovencísimo Kim Jong-un (33), amenaza a Donald Trump con lanzar cuatro misiles a este pequeña isla del Pacífico, un islote de apenas 549 kilómetros cuadrados, pero que resulta estratégico para Estados Unidos, quien lo mantiene como territorio no incorporado desde el 10 de septiembre de 1944.

Con una situación geoestratégica muy importante, el ejército estadounidense tiene en Guam cuatro complejos militares y de logística de entre las más importantes en todo el océano.

Por ello es que Kim ha amenazado con lanzar cuatro misiles (uno para Andersen Air Force Base, situada en Yigo; otro para la Naval Air Station, en Tiyan, el tercero para Apra Harbor –en la península de Orote—y uno más para la Naval Communications Station, situada en Barrigada y Finegayan) pues según Pyongyang, con el presidente Donald Trump “sólo funciona la fuerza absoluta”.

Esta no es, desde luego, la primera vez que se desata una crisis entre Corea del Norte y Estados Unidos, pero sí es la que podría resultar más peligrosa, dada la retórica de fuerza en ambos mandatarios y porque el programa nuclear norcoreano ha crecido en alcance y en poderío, según los informes de inteligencia que tiene Estados Unidos en su poder.

Ya en 2013, con Kim y Obama al frente de sus países, y luego de las constantes tensiones militares por un posible ataque nuclear de Corea del Norte sobre territorio estadounidense, el gobierno estadounidense anunció, a través del Pentágono, que emplazará un sistema antibalístico en Guam para reforzar la protección regional contra un posible ataque.

La guerra, hasta el día de hoy, ha sido solamente una guerra de palabras, pero cualquier error de cálculo o cualquier decisión por información errónea, podría desembocar en una conflagración en la que países como Japón o Corea del Sur llevarían la peor parte.

Las amenazas cruzadas entre Corea del Norte y Estados Unidos tienen como protagonistas al misil norcoreano Hwasong 12 y los antimisiles estadounidenses SM3 y el escudo antimisiles THAAD, situados en Guam. Para el gobernador, Eddie Calvo, la isla (que mucho tiempo fue española) está “perfectamente equipada” para soportar un eventual ataque de Corea del Norte, pues posee sólidas infraestructuras que incluso resistieron fuertes tifones y terremotos.

Para el internacionalista Georg Eickhof, en su reflexión de esta semana en El Observador de México, “no es la primera vez que Corea del Norte amenaza a Guam para presionar a Estados Unidos, pero la novedad es la posibilidad de que la amenaza sea ahora por medio de un arma nuclear recientemente desarrollada (…) y la manera del presidente Trump de entender su rol en el mundo”.

Eickhof piensa que la falta de seriedad de Donald Trump que se expresa en sus “tuits” prepotentes y en sus casi diarias contradicciones con sus propios colaboradores de máximo nivel, tiene que ser suplida por la seriedad de los líderes comunistas chinos bajo el mando de Xi Jinping quienes patrocinan la dictadura norcoreana y la racionalidad extraña, pero consistente del mismo dictador norcoreano Kim Jong-un”.

Una mezcla muy rara y que podría saltar por los aires muy pronto, si no se atiende a una solución negociada, como el mismo Xi propuso ayer a Washington.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s