#diocesisdecelaya @diocesis_celaya El fenómeno de las mujeres No-Mo

Por Las Servidoras de la Palabra

No-Mo es la abreviatura de Not Mothers: No madres. Es una nueva tendencia de ser mujer sin ser madres.

El nuevo concepto que proclama el empoderamiento de la mujer sobre sí misma; presenta una imagen de profesionistas, inteligentes, liberales, reinas sin ataduras e indomables; dueñas de sí mismas y capaces de realización sin necesidad de esposo ni hijos.

Esta nueva tendencia ha pegado fuertemente en Occidente, en donde cada vez  más mujeres se niegan a tener hijos, en altos porcentajes, al punto de lograr cambios trascendentes a nivel  social en las próximas generaciones.

Pero esta moda no viene de la nada, se ha venido fraguando desde el destape de la mujer en la forma de vestir, luego con la píldora  anticonceptiva y se remató con los llamados derechos  sexuales y reproductivos; en donde se proclama que la mujer tiene derecho a ejercer su sexualidad sin preocuparse de quedar embarazada. 

Una de sus activistas es la  filósofa Beatriz Gimeno, quien afirma que la maternidad es un engaño de la misma magnitud que el amor romántico; según ella ser madre ya no es una prioridad, en “razón” del estilo de vida que demanda la vida moderna. Otra de sus activistas es Audrey García, que ha optado por la esterilización voluntaria como manera de reivindicar el derecho a hacerse una operación que a mujeres jóvenes les está vetada. Para estas mujeres ser madre ya no es una obligación social. No tener hijos no es una pérdida, sino que incluso, un orgullo que ayuda a derribar muchos argumentos construidos alrededor de la maternidad, como: en la maternidad la mujer se realiza; la plenitud de una mujer está en ser madre…

Es claro que la mujer no está  hecha sólo para tener hijos,  muchas mujeres permanecen solteras y  sin hijos porque se consagran a la ciencia, a algún servicio social, incluso para consagrarse a Dios o por algún otro motivo. Pero la negación expresa a la procreación es un capricho peligroso. La soberbia con la que se levantan estas ideologías proclama de fondo la frivolidad y egoísmo de quienes quieren tener  placer sin ningún compromiso.

La idea  de hacer de la vida un papalote nada más no quedes embarazada es un peligro en primer  lugar para la mujer misma; entraña la enemistad con el inocente que se gesta  en el vientre materno, la auto esterilización y negación a la vida, incluso atrofiando el propio cuerpo o alterando el orden natural de un organismo sano.

Además hemos de considerar que  el camino del hedonismo, por experiencia, lleva al vacío, la desesperación, la tristeza.  En esta ideología encontramos un propósito específico: aniquilar la vida, apoyados en un lenguaje endulzando con argumentos de libertad.

Esta ideología es claramente contraria al mensaje del Evangelio, que proclama la vida y la caridad para con el débil y pequeño. No se trata de que la Iglesia quiere encerrar a la mujer como madre y ama de casa; sino de Evangelio de Cristo, que nos llama a defender la dignidad de la vida humana, participada al hombre por el aliento divino. Cerrarse a la vida, aniquilar a los inocentes suena tan diabólico  como al exterminio de las razas más débiles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s