#diocesisdecelaya @diocesis_celaya Mensaje a los confesores: La Navidad es la reconciliación con el Padre

ROMA, 20 Dic. 18 (ACI Prensa).- El Penitenciario Mayor de la Curia romana, Cardenal Mauro Piacenza, envió la tradicional carta a los penitenciarios de las basílicas papales y a todos los confesores con ocasión de la Navidad.

En la misiva, el Cardenal Piacenza agradece a los penitenciarios y los confesores que, especialmente en estas fiestas, “han sido llamados a colaborar sacramentalmente con el Señor que viene para la renovación espiritual del pueblo cristiano”.

En esta línea, el Purpurado señala que “en la memoria viva de la Natividad de Cristo recibe una luz particular el Sacramento de la Reconciliación, confiado a la Iglesia para que administre la sangre de Quien está por nacer, para purificar y para plasmar, para liberar y para renovar, para hacer nacer Jesús mismo en el corazón de los penitenciarios”.

Además, el Cardenal recuerda que “la Iglesia, toda santa”, está “al mismo tiempo necesitada de purificación”; y en estos días “se prepara al nacimiento del Redentor mirando a la Inmaculada”, que ha merecido, “por gracia de Dios, el abrir en sí misma la humanidad completa a la Encarnación del Verbo”.

De este modo, el confesionario se convierte en “testigo privilegiado de aquel particular misterio de la Navidad que es la reconciliación con el Padre, la justificación del pecador, la ‘liberación’ y la renovación en él de la gracia del Bautismo, que lo ha asociado por siempre a Cristo, haciéndolo partícipe de su misma vida, miembro vivo del Verum Corpus natum de Maria Virgine”, dijo.

Es por eso que “el confesionario, que ve la Iglesia generar siempre de nuevo sus hijos, asume así los rasgos de la ‘gruta de Belén’, en la cual Cristo se prepara a nacer y donde todo y todos contribuyen a acoger su venida”.

“El Divino Bebé, que se encuentra en el pesebre, reina en el corazón mismo del confesor, que con Él espera la llegada de los penitenciarios, como la Madre y el Padre adoptivos esperaban la venida de los pastores, para mostrarlo a sus miradas llenas de estupor adorante”, explicó.

En este sentido, el Cardenal Piacenza señaló que San José “quien vigila con su esposa y protege al Hijo de Dios, resplandece como maestro de fidelidad a la tarea recibida, custodio del Misterio revelado y padre castísimo, que ama sin nunca poseer y así ama de verdad y con todo sí mismo”.

Además, el Penitenciario Mayor explicó que la Virgen María “que con su libertad purísima ha aceptado la voluntad del Padre (…), sintetiza en sí misma el misterio de la mediación salvadora de la Iglesia, iluminando y plasmando continuamente el corazón del confesor”.

En su carta, el Cardenal Piacenza agradece profundamente a los penitenciarios y confesores por el valioso servicio incansable y les expresa las felicitaciones por una Santa Navidad y de un nuevo Año del Señor “rico de toda gracia de conversión y santidad”.

“¡Estén felices por ser instrumentos de la divina misericordia, acojan en ustedes la divina misericordia y denla con amor inefable sobre quienes se acercan a su confesionario!”, concluyó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s