Archivo de la categoría: Aleteia

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya Estados Unidos ya no es el líder mundial en admisión de refugiados

La cantidad de refugiados aceptados por la Unión Americana “ha caído a mínimos históricos”, según lo muestra un análisis realizado por el Pew Research Center con datos actualizados del Departamento de Estado de EE UU.

Durante muchos años, de hecho hasta 2018, Estados Unidos era el país que más refugiados recibía en el mundo, incluso superando la suma de todos los demás países que recibían refugiados en su territorio. Ahora echa marcha atrás, justo cuando el número global de refugiados ha alcanzado los niveles más altos desde la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

¿Qué ha pasado?

El Pew señala que cada año durante el otoño, bajo la presidencia de Donald Trump, ha ido bajando el límite de aceptación de refugiados hasta llegar a un techo de 30.000 aceptaciones para el presente año fiscal 2018-19, que termina el 30 de septiembre.

Al 31 de agosto, Estados Unidos había admitido alrededor de 28.100 refugiados y, según los informes y todas las previsiones, el mandatario estadounidense está considerando una nueva reducción en el límite de refugiados para el año fiscal 2020 que comienza el 1 de octubre próximo.

En general, Estados Unidos ha admitido a unos 74.200 refugiados hasta ahora bajo la administración Trump (del 20 de enero de 2017 al 31 de agosto de 2019). En comparación, Estados Unidos admitió a casi 85.000 refugiados solo en el año fiscal 2016, el último año fiscal completo de la administración Obama.

¿Cuál ha sido el comportamiento histórico?

Desde la última década del siglo pasado, los refugiados que llegan a los Estados Unidos han fluctuado en parte por los conflagraciones regionales y locales y en parte también por las prioridades del propio país del norte.

Desde los años fiscales 1990 a 1995, un promedio de 116.000 refugiados llegaron a los Estados Unidos cada año, y muchos vinieron de la antigua Unión Soviética. Sin embargo, las admisiones de refugiados se redujeron a 27.100 en 2002 después que se suspendieron durante tres meses tras de los ataques del 11 de septiembre de 2001.

Después, comenzó a levantarse nuevamente. Desde el año fiscal 2008 al 2017, con Barack Obama en la presidencia, un promedio de 67.100 refugiados llegaron cada año. La mitad o más de los refugiados durante este tiempo provenían de Irak y Myanmar.

¿De dónde llegan los refugiados?

Vale señalar que desde el año fiscal 1980, cerca de 55 por ciento de los refugiados en Estados Unidos provienen de Asia y Medio Oriente; una proporción mucho mayor que la de Europa (27 por ciento), África (12 por ciento) o América Latina (4 por ciento).

Hasta ahora, en el año fiscal 2019, los refugiados de la República Democrática del Congo, con cerca de 12.500 personas, encabezan la lista, seguidos de los refugiados provenientes de Myanmar (4.700), Ucrania (3.800), Eritrea (1.700) y Afganistán (1.000).

Sin embargo, si se toma en cuenta el largo plazo, desde el año fiscal 2002 (1 de octubre de 2001 hasta el 31 de agosto de 2019), la mayoría de los refugiados provienen de Myanmar (alrededor de 177.500), Irak (144.300) y Somalia (104.000).

¿Qué religión tienen?

El origen de la mayoría de los refugiados reasentados en Estados Unidos en lo que va del presente siglo haría parecer que los musulmanes son más que los cristianos, pero no es así.

Según el análisis del Pew, realizado con datos del propio gobierno estadounidense, desde el año fiscal 2001-2002, el país ha admitido a unos 463.200 refugiados cristianos y unos 310.300 refugiados musulmanes.

En términos generales son los estados que mayor población hispana poseen, California, Texas, Nueva York y Florida, los estados que más refugiados han acogido durante este siglo, propiciando una amalgama de culturas que –seguramente– no gusta mucho a los supremacistas blancos
norteamericanos.

*Con información del Pew Research Center*

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya En Cuba no han cesado las detenciones de opositores

Las viejas prácticas impuestas por el régimen cubano de Fidel y Raúl Castro no han cambiado mucho bajo la presidencia de Miguel Díaz-Canel. El pasado fin de semana fueron detenidos más de cuarenta activistas opositores, entre ellos José Daniel Ferrer, uno de los principales líderes de la disidencia cubana, y su hijo José Daniel Ferrer Castillo, de apenas 16 años de edad.

Las detenciones se dieron, principalmente, frente al local de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) en la ciudad de Santiago. El medio digital independiente cubano “Cubanet”, divulgó en su cuenta de Twitter un video con los momentos previos a la detención de Ferrer, cuando éste arengaba a los disidentes bajo el grito de “Viva Cuba Libre, abajo la tiranía”.

La redada de disidentes se realizó también en viviendas particulares. Caso especial el de la activista anti-régimen Katerine Mojena quien fue cercada en su casa y alcanzó a denunciarlo vía redes sociales: “Estoy rodeada de militares. Sola en casa con mis dos pequeños. Amenazan con asaltar mi vivienda. A eso le teme la dictadura, a una madre que se le enfrenta pacíficamente. Pues aquí estoy, soy una cubana libre. #8Spalacalle #UNPACU #CubaDecide”.

Protestas internacionales

Estados Unidos y la Organización de Estados Americanos (OEA) exigieron la liberación de los presos políticos. El mismo sábado Ferrer había mantenido un encuentro con la embajadora Mara Tekach, encargada de Negocios de Estados Unidos en Cuba.

A través de Twitter, la embajada norteamericana en Cuba exigió la liberación de todos los presos políticos. “Decenas de nuevas detenciones injustas este fin de semana. Robo de recursos destinados al pueblo cubano. Ayer, Mara Tekach escuchó del líder de la oposición Daniel Ferrer sobre los crecientes ataques de Díaz-Canel contra las libertades de expresión, reunión, religión y prensa”.

Luis Almagro, secretario general de la OEA, mostró su repudio ante las redadas y arrestos en contra de opositores al régimen. En un comunicado, Almagro dijo: “Elogiamos espíritu cívico, democrático y libertario del pueblo cubano y Unpacu. Condenamos el arresto por la dictadura cubana de José Daniel Ferrer y otros opositores por ejercer su derecho humano de protesta pacífica”.

Que el asunto internacional interesa poco al régimen de Cuba lo muestra el hecho que estas detenciones calificadas por la OEA como “arbitrarias”, se llevaron a cabo justamente en medio de la cuarta visita a La Habana de la Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, la italiana Federica Mogherini.

Por su parte, el secretario del Departamento del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, anunció nuevas medidas que limitan a tan solo mil dólares por trimestre la cantidad que los cubanos residentes en territorio estadounidense pueden enviar a sus familiares en Cuba a través de remesas. Desde 2014, cuando Barack Obama visitó Cuba y abrió el tema de las remesas, no se había producido algo similar.

Además, según el comunicado del Departamento del Tesoro estadounidense, estarán prohibidas las remesas a “familiares cercanos de funcionarios cubanos prohibidos y miembros del Partido Comunista de Cuba”.

Con información de Infobae

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya Perú: Cruzada contra la hoja de coca en VRAEM, corazón del narcotráfico

Es conocida como la zona más cocalera de Perú y del mundo. Ha merecido la atención internacional a través de varios documentales (incluso series recientes de Netflix como Amazonas Clandestino) y hasta por la influencia del famoso grupo armado de ideología “marxista-leninista- maoísta”  que ha tenido en vilo por varios años al país sudamericano conocido como Sendero Luminoso.

No en vano muchos lo conocen como el “valle de la cocaína”, pero su nombre es Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro, también mencionado como VRAEM o VRAE. Es ahí –en zona geopolítica ubicada en las regiones de Cusco, Apurímac, Ayacucho, Huancavelica y Junín- donde el drama del crimen organizado atravesado por “narcoterrorismo” –se produce al menos el 70% de la cocaína del país- convive con complejidades sociales como la pobreza infantil y la desnutrición, entre otras.

Sin embargo, en los últimos tiempos, el mensaje de parte de las autoridades peruanas contra las actividades ilícitas en diversos puntos del país, entre ellos el VRAEM, parece fortalecerse y en los últimos días se comunicó una acción particular: el inicio de la primera campaña para erradicar la hoja de coca en esta zona vasta y hostil.

El anuncio se hizo a través de una conferencia de prensa a cargo del ministro del Interior, Carlos Morán, quien señaló que el operativo de las fuerzas de seguridad de Perú comenzará desde noviembre y durará unos 45 días en una primera instancia, señala un reporte de la Agencia Reuters.

“Por primera vez se va erradicar en la zona del VRAEM (…) Esta vez ésta zona será tocada (…) La situación del fenómeno de la presencia de Sendero Luminoso ha disminuido operativamente en el VRAEM, por eso la decisión política de intervenir en zonas que no son tan calientes”, expresó, prosigue Reuters.

Entre los argumentos para justificar esta cruzada contra la hoja de coca en el VRAEM, aparece el ascenso del cultivo ilegal (24.000 hectárea en 2017, cuando en 2016 las hectáreas sembradas de hoja de coca sumaban 20.304 en esa zona, se recuerda en base a datos de la ONU).

En ese sentido, se indicó que el objetivo en esta etapa es la destrucción de 750 hectáreas en el VRAEM. Hasta el momento la lucha contra el cultivo ilegal de la hoja de coca en Perú se había focalizado a través del Proyecto Especial de Control y Reducción de Cultivos Ilegales en el Alto Huallaga (Corah), por ejemplo, pero no se habían desarrollado campañas similares en el VRAEM.

Esperanza a pesar de las dificultades

Mientras se hacía el anuncio de esta campaña en el VRAEM también se reconocía que la tarea no sería sencilla, pues la acción de narcotraficantes y rebeldes en cuanto a la presión a cocaleros aparece como amenaza latente. Así lo indicó el analista en temas de seguridad y narcotráfico Pedro Yaranga en diálogo con Reuters.

“Van a intentar apoyar a los cocaleros de todas maneras; pero la participación de los militares creo que aseguraría el control de esas zonas”, esbozó el analista, quien también opinó que las condiciones están dadas para la puesta en marcha de la erradicación de estos cultivos en el VRAEM.

No obstante, a pesar de las dificultades y temores por la presencia de bandas armadas y alianzas entre grupos rebeldes (y hasta remanentes del terrorismo), la esperanza en esta zona muchas veces olvidada –no exenta de la preocupación de la Iglesia a través de la presencia de misioneros y religiosos, entre otros- también aparece en el final del camino, pues en el VRAEM hay personas ávidas de paz, de buena voluntad y con deseos de un mejor futuro para sus familias.

Con información en base a Reuters

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya ¿La necesidad de cumplir te está haciendo inflexible?

Siempre tengo opciones de cambiar y hacerlo mejor. Es cierto que puedo permanecer blindado, cerrado en mi justicia, en el cumplimiento de las normas.

Puedo permanecer rígido e inflexible sin perdonar a nadie, sin ser yo misericordia para otros. Las palabras de un hijo mayor que permaneció siempre en casa son muy duras:

“El hermano mayor se enojó y no quería entrar. Salió entonces el padre y le rogó que entrara; pero él replicó: ¡Hace tanto tiempo que te sirvo, sin desobedecer jamás una orden tuya, y tú no me has dado nunca ni un cabrito para comérmelo con mis amigos! Pero eso sí, viene ese hijo tuyo, que despilfarró tus bienes con malas mujeres, y tú mandas matar el becerro gordo”.

Ese hijo tampoco cree en la misericordia. Es como el policía Jabert de la obra de Los miserables. No acepta el perdón como camino de vida.

Yo también corro el peligro de convertirme en ese hijo mayor. Me comparo con otros y veo mi alma inmaculada. No me siento valorado por todo lo que hago, siendo así que cumplo y hago las cosas bien.

Miro a mi alrededor y veo a tantos que pecan, ofenden, odian. Tantos que se alejan de Dios y dilapidan su vida. Pero yo no. Yo cumplo. Yo me exijo. Soy guardián de la norma. Soy un alma pura e impecable. ¿No es verdad que me siento así a veces?

No me tienen que perdonar nada porque hago las cosas bien. Estoy en casa con mi padre, llevo la hacienda, trabajo para él. No hay nada que pueda mejorar en mi conducta. Soy intachable, un alma sin mácula.

Y miro con desprecio a los que no son como yo. Miro desde lo alto de mi posición. El hijo mayor me conmueve. Su problema es que no sabe ser feliz en la casa de su Padre.

Vive la norma como una carga insoportable. Resiste bajo el peso del cumplimiento casi como un esclavo que cumple una condena. No disfruta de la vida porque parece que alegrarse y reír puede ser pecaminoso. No piensa en fiestas cuando las desea en su corazón. Las palabras que el Padre le dirige son sinceras:

“Hijo, tú siempre estás conmigo y todo lo mío es tuyo. Era necesario hacer fiesta y regocijarnos, porque este hermano tuyo estaba muerto y ha vuelto a la vida, estaba perdido y lo hemos encontrado”.

Él ha encontrado al hijo perdido. Como la viuda que encontró la moneda perdida. O el pastor que fue a buscar la oveja perdida.

La conversión del pecador alegra a Dios. Y yo tengo que alegrarme por estar en casa. Todo me pertenece. No merezco un premio especial. Simplemente me alegra disfrutar la vida y los sueños.

Veo la norma como un camino de vida y plenitud. Y el ser honrado y hacer el bien como la mejor forma de vivir, la más alegre. No quiero ver una carga en el hecho de renunciar a aquello que no me hace feliz a la larga.

El hijo mayor tiene una imagen tan pobre de su padre y de su casa… No lo conoce y no vive con alegría en su hogar. Yo no quiero ser como él, pero caigo a menudo en sus mismos juicios.

Critico la excesiva misericordia en la Iglesia. Me quejo de la mano blanda del papa Francisco. Alzo la voz reclamando el cumplimiento de lo que Dios exige. Yo cumplo, yo estoy a la altura. El papa Francisco me habla de la misericordia en su Bula y me conmueve:

“Jesús afirma que la misericordia no es solo el obrar del Padre, sino que ella se convierte en el criterio para saber quiénes son realmente sus verdaderos hijos. Es el primer paso, necesario e indispensable”.

Para ser su hijo tengo que practicar la misericordia. Debo tener una mirada comprensiva como la de Jesús. Una mirada que salva y levanta.

Si no he experimentado el perdón, si no he vivido la gratuidad, ¿cómo voy a ser misericordioso con los que caen y se alejan, con los que no cumplen y no están a la altura? Le suplico a Dios:

“Lávame bien de todos mis delitos y purifícame de mis pecados. Crea en mí, Señor, un corazón puro. Un corazón contrito te presento, tú nunca lo desprecias”.

Sólo podré ser misericordioso si he vivido la misericordia como una gracia en mi vida. Miro mi corazón avergonzado. He tocado la fragilidad. Necesito tocar su perdón. Su abrazo al final del camino. En la puerta de su casa espera mi regreso.

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya Ángelus 15.09.2019

Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.