Archivo de la categoría: codipaccya

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya Aperturan templo de San Juan de Dios

Apertura del templo de
San Juan de Dios. El señor Cardenal Alberto Suárez Inda, preside solemne concelebración de
reapertura de templo de San Juan de Dios, el cuarto templo más antiguo de la
ciudad de Celaya.
Celaya, Gto., a 26 de septiembre 2015.  Este sábado la diócesis de Celaya, celebra
con júbilo la reapertura del templo de San Juan de Dios, toda vez que se vio
sometido a un tratamiento arquitectónico por el cual se recuperaron y
reconstruyeron partes dañadas por el paso del tiempo.  La Misa fue celebrada por el Señor Cardenal
Alberto Suárez Inda, iniciando en punto de las 12 de mediodía, hora en que varios
sacerdotes diocesanos se dirigieron en solemne procesión para concelebrar la
Santa Misa que presidiría Dn Beto, como cariñosamente llaman amigos y conocidos
del señor Cardenal.
En un ambiente de fiesta, la comunidad de
fieles que se han siempre identificado con el templo de San Juan de Dios se han
dado cita para participar con éste júbilo de la reapertura del templo de San
Juan de Dios, uno de los más antiguos en construcción de ésta ciudad. Entre los
asistentes se destacó la presencia de autoridades municipales con quienes se
coordinaron los trabajos de restauración, así como la asistencia de arquitectos
y personal que concretizaron este proyecto.
En la homilía el señor Cardenal destacó como en
la historia del templo de San Juan Dios, se descubre la presencia del hasta hoy
siervo de Dios Vasco de Quiroga, pensaba en la fundación de hospitales, pero no
solamente como un lugar de atención a los enfermos, sino que los pensaba como
un centro de humanización y evangelización, desde donde se ofrecían talleres,
educación, catequesis, etc. También Mons. Suárez Inda, reflexiona sobre San
Juan de Dios y su gran trabajo en favor de los enfermos quien nace cerca de
Toledo, España, en 1495 (aunque muchos por error creen que nació en Portugal).
De familia pobre pero muy piadosa. Su madre muere cuando él era muy joven.
San Juan de Dios fue dirigido espiritualmente
por San Juan de Ávila. En su camino de conversión San Juan de Dios asume como
penitencia por sus pecados el papel de loco a fin de atraer hacia sí toda clase
de rechazos y desprecios de sus contemporáneos, mismos que ofrecía piadosamente
a Dios por la remisión de sus pecados. Enterado San Juan de Ávila le pide que en
vez de “hacerse el loco”,  se debería
dedicar a una verdadera “locura de amor”: gastar toda su vida y sus
energías ayudando a los enfermos más miserables por amor a Cristo Jesús, a
quien ellos representan.
Muchos milagros se han atribuido a su
intercesión a la intercesión de San Juan de Dios.  El Papa lo canonizó en 1690 y es patrono de los
que trabajan en hospitales y de los que propagan libros religiosos. La
fundación de los “Fatebenefratelli” como son conocidos en Italia suma al día de
hoy más de 1,500 hermanos y sirven a más de 300 casas en todo el mundo
atendiendo a enfermos mentales y a enfermos de toda clase dolencias. Muchos de
los discípulos de San Juan de Dios han llegado a los altares.
En su homilía el señor cardenal hizo referencia
a la ciudad amurallada, recordando que se amurallaban las ciudades para
defenderse, vivir seguros, por miedo. “Hoy también mucha gente se encierra,
fraccionamientos cerrados, la gente quiere vivir en lugares seguros, debido a
la inseguridad, pero la invitación es a vivir sin murallas y confiemos en la
seguridad que Dios nos ofrece”. Recordando también que debemos experimentar la
presencia de Dios no solo en el templo sino en toda la ciudad. La invitación es
a ver el futuro con esperanza, asumiendo la propia responsabilidad de construir
y reconstruir una nueva civilización, una ciudad nueva con civilización que
tenga a Dios como centro y fuente de su vida.

Al finalizar la misa el señor Cardenal agradece
la invitación hecha para presidir la Santa Misa, el Padre Alfredo Picón, cura
párroco de ésta comunidad parroquial de San Miguel Arcángel, en Celaya;
agradece a los sacerdotes presentes, agradece a los fieles y autoridades
civiles presentes, sin quienes la obra de la reconstrucción de éste histórico
templo de San Juan de Dios, no hubiese sido posible. Al finalizar la eucaristía
el señor cardenal, atendió a los medios de comunicación quienes le manifestaron
sus dudas y preguntas en tornos a diversos temas.