Archivo de la categoría: Noticias

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya Terrorismo y cine: Cómo explicar el atentado de Londres (y los demás)

Cuando suceden tragedias como la de los atentados de Londres hay dos tipos de reacciones. Las que lamentan las muertes de los inocentes y demonizan el extremismo y hasta a religiones enteras, y los que aseguran que estas cosas pasan porque arrasamos sus pueblos y matamos a sus familias desde aviones no tripulados por el control del petróleo. ¿Es esto cierto?

Comprender por qué pasan estas cosas es bastante más difícil de lo que uno pueda pensar. En principio, los atentados de Londres son obra del DAESH, una facción islamista que muchos consideraban el ala dura de Al-Qaeda, un grupo terrorista que se gestó en la guerra de Afganistán, cuando la URSS la invadió y cuyo líder, Osama Bin Laden, es un hombre que nacido en el seno de una adinerada familia saudí.

Aunque parezca mentira, el cine ha tocado todas estas cuestiones desde las ópticas más imprevistas. Por ejemplo, tan solo en los títulos de crédito de una película tan irrelevante como La sombra del reino se hace un análisis bastante detallado y acertado de la complicada relación entre Estados Unidos y Arabia Saudí. América representa “el mundo libre” pero los árabes tienen el petróleo. Además, por muy amigos que sean, hay una cuestión de la que mejor no hablar cuando se vean juntos…, Israel.

La creación del estado judío sigue estando en el meollo de todo lo concerniente con Oriente Medio aunque no se le mencione explícitamente. Éxodo sería un buen principio para entender por qué Israel es tan importante en la zona. Aunque también está Oh, Jerusalén, una propuesta un pelín insípida cuyo verdadero valor reside en el libro del mismo título en el que se inspira, obra de Dominique Lapierre y Larry Collins.

El Estado de Israel nació en las primeras fases de la Guerra Fría de hecho, si Estados Unidos intervino en la guerra de Afganistán fue porque no quería que los rusos se hicieran con el control de un país a medio camino entre dos estados tan inflamables como Irán y la India.

La guerra de Charlie Wilson nos recordó cómo nació el gran diablo americano. Estados Unidos financió y armó a los rebeldes afganos, pero una vez terminada la guerra, los abandonó a su suerte, que no fue otra que la guerra civil, la radicalización y Al-Qaeda. De hecho, los valientes afganos junto a los que lucha Silvester Stallone en Rambo III, son precisamente los mismos que años después atentarían en el World Trade Center.

Paralelamente, la primavera árabe encadenó revoluciones en países donde apenas se podía salir a la calle. La mayoría fracasaron, seguramente solo una triunfó, en Túnez, pero lo de Siria se fue de las manos. La revolución convirtió el país en un estado al borde del desahucio y esto fue aprovechado por el DAESH. Al menos, esto es lo que sabemos los mortales, porque luego llegan películas como Siryana (basada en hechos reales) que te desmontan los esquemas y que ponen en evidencia lo de siempre, la cochina avaricia del ser humano. El dinero, el verdadero diablo de todo esto. Como siempre.

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya 25 muertos en Centroáfrica a manos de los yihadistas

La tarde del martes el grupo yihadista Seleka atacó una población en Bangassoy, República Centroafricana, donde hay una misión franciscana. Murieron al menos 25 personas. El obispo de la diócesis, el español Juan José Aguirre, confirma que «las religiosas y los dos sacerdotes están bien, pero han dejado un reguero de fallecidos. Esta madrugada los rebeldes también han entrado en otro pueblo de 15.000 habitantes y están tirando armas pesadas»

«Feliz Cuaresma, tiempo de cruz, tiempo de amor sepultado de cruces…». Así se despide monseñor Aguirre del email con el que la tarde del miércoles recordaba a esta redacción que muertos hay, diarios, en todas partes. Esta noche, los habitantes del pueblo en el que han entrado los guerrilleros de la Seleka, pasaron las horas en torno a los misioneros. «Me ha dicho uno de mis curas por teléfono satélite que tienen mucho miedo». Lógico. La zona donde se encuentra la misión franciscana sufrió la tarde del martes un ataque de los rebeldes, dejando a 25 muertos a sus espaldas.

El padre Gaétan Kabasha, también desde República Centroafricana, añade que desde el lunes los enfrentamientos entre facciones de la Seleka y los Antibalaka se han recrudecido. «Los enfrentamientos se saldaron con una veintena de muertos», afirma. Los habitantes de las poblaciones «huyen a las parroquias, donde son acogidos por los sacerdotes locales». Aunque algunos son asesinados, como los tres que murieron el miércoles al grito de «traidores».

Esta localidad, añade Kabasha, «está muy poblada y hay una gran mezcla de musulmanes y cristianos, se teme un derramamiento de sangre». Mientras, asevera el sacerdote, «los cascos azules brillan por su ausencia».

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya El bar: Una película fallida, pero buen retrato de la sociedad actual

Desde el año 2011 Álex de la Iglesia no ha parado de trabajar. De hecho, desde sus inicios, se puede decir que es uno de los cineastas que han rodado de manera más constante.

Casi a título por año, ha mostrado una más que evidente creatividad a la hora de poner en marcha proyectos muy diversos, siempre con su más que particular forma de entender el cine. Sin embargo, todas sus películas, desde Balada triste de trompeta, pasando por La chispa de la vida y Las brujas de Zugarramurdi, hasta Mi gran noche, sin olvidar, claro está, producciones anteriores a esa fecha como Crimen ferpecto, La comunidad o 800 balas, muestran un punto en común: la capacidad de Álex de la Iglesia para concebir un buen punto de partida para sus películas, las cuales, según avanzan, van perdiendo fuerza hasta convertir su último acto en un eclosión de caos y sinsentido que tiran por la borda gran parte de los logros que han mostrado durante el resto de metraje.

Por supuesto, ha habido mejores y peores propuestas, pero en ocasiones se tiene la sensación de que De la Iglesia se mueve entre la convicción de tener buenas ideas y la funcionabilidad de ponerlas en marcha con un sello visual personal que hará que sus películas sean fácilmente reconocibles.

El bar presenta todo lo anterior de una manera, quizá, muy enfatizada. Es una de las películas de De la Iglesia, en apariencia, más manejables: pocos personajes y escenarios, El bar parece emular a un episodio de cualquier serie de ciencia ficción que, a su vez, presentaba un aspecto de cine de serie B, casi barato.

No es el caso de El bar, seguramente, pero el director intenta transmitir esa sensación para, así, poder desarrollar una historia que avanza con un ritmo muy preciso, con ciertas detenciones de la acción bien medidas y recapacitadas, pero que tiene el problema, desde el inicio, de dejar claro el misterio acerca de por qué no pueden salir los personajes del bar.

Desvelado demasiado pronto, queda una película basada en los actores y las explosiones de acción desenfrenada marca de la casa, que tiene, en su clímax final, además, una resolución visualmente convencional y francamente fea.

Pero lo realmente interesante es el intento por parte de De la Iglesia de llevar a cabo un retrato de la sociedad española actual –que suponemos puede extrapolarse- medianamente complejo y crítico, partiendo de un conjunto de personajes que, cada uno de ellos, representa de manera clara un arquetipo social para, así, poner en su sitio a cada uno, si bien queda la figura del mendigo, esencial para el sentido de la película, que presenta un lugar incierto en una narración en la que, al final, queda claro que vivimos en una sociedad egoísta, sin valores, falta de escrúpulos y deshumanizada en la que, una mujer casi sin ropas, deambula por las calles sin que nadie tenga la decencia de ayudarla.

Aunque muy fallida, El bar puede ser un serio intento de hablar de algunos peligros sociales y humanos en los que estamos inmersos, creando una sociedad en la, ante la necesidad de supervivencia, todo vale y quedamos reducidos, ante los demás, a la nada.

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya Últimos días en el desierto: ¡no es la típica película sobre Jesucristo!

Que no, que no. Que esta no es la típica película sobre Jesucristo, aunque él sea el protagonista y pase en el desierto. Que esta no es la cinta que muchos esperarían sobre Jesús, sea por activa o por pasiva. Que esto no es cine de género. Que no es propiamente un film religioso, aunque sea una propuesta muy religiosa.

¿Entonces qué es Últimos días en el desierto? Pues, sin lugar a dudas, una película caprichosa, que no dejará indiferente a nadie, y que puede provocar escozor bajo una mirada estrechamente ortodoxa. Quizá por todo esto, la última entrega de Rodrigo García (Cosas que diría con sólo mirarla, Nueve vidas, Madre e hija, etc.) merezca atención y no pasarla tan a la ligera, como han hecho algunos, con un mero aspaviento doctrinal; ni rechazarla porque no carga a lo bestia contra ninguna secta.

García nos tiene acostumbrados a dramas humanos, a conflictos personales. Nada de estructura; la persona en el centro, con todos sus conflictos. El director confiesa que es su esencia de padre, hijo y amigo lo que le da por contar las tramas que nos propone. Nada que esconder. En este sentido, al plantear su película sobre Jesucristo, García ha rechazado cualquier suscripción a un guión previo, sea el Evangelio, sea la tradición fílmica. Al contrario, el realizador nos propone una mirada personal al conflicto humano de Jesús. De su divinidad ya se ocuparán otros.

Estrenada en 2015 en el Festival Sundance, Últimos días en el desierto es una aproximación inventada a los tres últimos días de Jesús en el desierto. Días de oración, días de ayuno y de búsqueda de orientación.

La trama se centra en la construcción de un personaje honesto y humanísimo que cruza los pedregales en búsqueda de respuestas a su deseo de dar la vida, a su voluntad de mesianismo. Día tras día, camina solo, vive las penurias que pasaríamos todos, y experimenta tantas tentaciones como silencios de Dios. La cinta de García nos propone un hombre que desea ser fundador de algo que no cuenta con el plan de Dios Padre. Teológicamente, arrianismo puro.

Por el camino, Jesús se encuentra una familia de tres: padre incomprendido, madre enferma, hijo adolescente rebelde. Jesús se queda con ellos, entiende que algo va con él. Consuela la madre, ayuda al padre a acercarse hasta el extremo al hijo, aconseja al joven.

¿Hay metáfora en ello? ¿Nos dice García que Jesús propone al padre dar la vida por el hijo que está perdido? ¿Nos plantea García en la figura de la mujer a una Iglesia enferma que el padre cuida y que Jesús consuela? Hay en este centrarse en la relación con la familia un ministerio de Jesús consonante con las preocupaciones del director.

Ciertamente, y no lo negamos, el film de García muestra a un hombre desorientado camino de una Jerusalén corrupta. En efecto, hay un Jesús humano y fallido, nada divino, que se adentra al desierto a golpe de voluntad, arrastrando pies, solitario. Se muestra a un Jesús poco divino a la caza de inspiración: “Padre, ¿dónde estás?”.

Un Cristo sin relación con el Padre: “¡Háblame!”. Un mesías sin mesianismo, apocado, temeroso, y poca cosa; un rabino con palabras vacías que precisa acciones. Un loco que se flipa en un desierto seco, sin Dios y lleno de diablos que le dicen que en esta vida no hay nada interesante. Un Jesús que camina mucho pero que no sabemos adónde va.

La obra de Rodrigo García es una más que interesante lectura personal de los últimos días de Jesús en el desierto. Nos aporta una visión nueva de un relato más que conocido. ¿Es posible que el cristianismo haya salido de un hombre como el que vemos en pantalla? ¿Puede la propuesta de ese crucificado que vemos de soslayo mantenerse en el tiempo? ¿No es la auténtica tentación en el desierto de la vida querer vivir la fe solitariamente? ¿No hay en este Jesús arriano de García una apuesta por la necesidad de acercar hijos rebeldes con Dios y una Iglesia vieja?

Poética, meditativa, silenciosa, lenta, Últimos días en el desierto no cansa; al contrario, provoca. La excelente fotografía de Lubezki (Oscar por Gravity, Birdman y El renacido) ayuda a generar un espacio a la espera de una epifanía que no llega. Ewan McGregor consigue con su gesto dar tanto un Jesús humanísimo como con un demonio plausible, y a la vez le da a uno y otro un aire nada místico que provoca asfixia. ¡Por favor, que alguien escuche a este pobre chico! Bella y sobria, Últimos días en el desierto es, a propósito de Jesús, una reflexión contemplativa sobre el valor de la religión, sobre el papel de la familia y la relación entre padres e hijos, en un desierto vital que te muestra cómo eres.

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya El último soldado venezolano dejó Colombia y volvió la paz

El último soldado venezolano ya dejó Colombia. Y quizás se haya transformado en una de las mejores noticias de la región luego de varias horas de tensión a nivel social y diplomático que mantuvo en vilo a la zona fronteriza entre ambos países.

El hecho que desató el pánico tuvo que ver un grupo miliar venezolano (más de 100) que en los últimos días acamparon e izaron una bandera en la localidad de colombiana de Arauquita (Arauca), zona fronteriza con Venezuela.

La situación generó la intriga de los pobladores locales que no entendían qué estaba sucediendo y rápidamente el caso llegó a manos de ambos gobiernos.

Incluso, algunos de los lugareños hasta declararon en medios locales que estos militares generaron algunos estragos en los cultivos, por ejemplo, los de plátano, para lograr instalar las carpas.

Fueron horas de tensión con diversos contactos diplomáticos para destrabar la situación, algo que suscitó, entre otras cosas, el rápido pronunciamiento del presidente Juan Manuel Santos.  

“Tan pronto fui enterado el día de ayer de la situación, di instrucciones a los Ministros de Relaciones Exteriores y Defensa que se comunicaran con sus homólogos venezolanos, siguiendo nuestra costumbre de hacer prevalecer el diálogo y las vías diplomáticas para solucionar los problemas”, expresó en rueda de prensa Santos

Después de las conversaciones entre los Ministros de Relaciones Exteriores y los Ministros de Defensa con sus homólogos, se decidió enviar una comisión de expertos de ambas carteras para verificar de qué lado de la frontera se encontrarían los militares venezolanos.

“El director de Soberanía de la Cancillería colombiana, Ricardo Montenegro, llegó esta mañana muy temprano al lugar y comprobó in situ, en el sitio, que el área donde están los militares venezolanos es territorio colombiano. Sobre esto no cabe la menor duda. La línea de frontera en ese sector la determina, según los tratados vigentes, el río Arauca y los militares venezolanos se encuentran en la ribera colombiana”, expresó Santos

Por su parte, la Cancillería venezolana difundió un comunicado oficial argumentando, entre otras cosas, que la zona fronteriza, dividida por el río Arauca, donde se generó la tensión, es “susceptible de alteraciones producto de cambios climatológicos”, algo que terminó generando diversas interpretaciones. 

“Es importante destacar que, en esta área en particular, el cauce fluvial se modifica constantemente producto de la crecida del río. Ya en el pasado, debido a las difíciles condiciones del terreno y a las características de este espacio acuático, se han presentado diferencias de interpretación, las cuales han sido atendidas, y deben ser atendidas, por la vía diplomática. En consecuencia, en las próximas horas se reunirán los equipos diplomáticos técnicos respectivos de ambos países”, indicó la encargada de leer el comunicado, la canciller venezolana Delcy Rodríguez.

De momento, más allá de los diversos cruces de declaraciones, argumentos y algunos aspectos que aún quedan por aclarar, lo importante es que gracias a la retirada de los soldados venezolanos del sector en el que estaban acampando se logró destrabar una situación y todo volvió a la normalidad en la región, como quedó registrado de la siguiente manera:

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya España tiene un nuevo museo del perfume

Granada tiene un nuevo lugar para las amantes de las fragancias en el barrio del Albaicín. Se trata de El Patio de los Perfumes, un museo-boutique-café que te permitirá estimular todos tus sentidos y pasar un rato tan enriquecedor como relajante y diferente.

La experiencia empieza desde la puerta, cuando tus ojos se deleitan con un hermoso palacio renacentista del siglo XVII que fue construido por el Marqués de Sálar. En el interior, encontrarás la interesante historia de los perfumes de la región, logrando ver desde frascos antiguos que se usaban para su almacenaje hasta los más novedosos procedimientos de extracción actuales. 

Por supuesto, luego de estimular el sentido del olfato y enamorarte de los ingredientes de la zona, es normal que a tu compradora interior le provoque llevarse aunque sea un frasquito de perfume. El museo cuenta con una surtida boutique donde no sólo podrás llevarte fragancias, sino también jabones, velas y otros artículos aromáticos. Pero lo más especial es que son hechos por sus mismos dueños -Christian Pamies, un etnobotánico y perfumista; y Valérie Sabini, especialista en cosméticos orgánicos- de una manera muy artesanal, única y ecológica. 

Además, el espacio de 1500 metros cuadrados cuenta con un patio lleno de plantas aromáticas y frescas hierbas, cuyo aroma también podrás disfrutar desde el café del museo, donde podrás degustar infusiones o zumos de frutas naturales. 

Para los más entusiastas, ofrecen tanto visitas guiadas (9 € por persona por 45 minutos) como distintos tipos de talleres, que van desde los principios de la aromaterapia hasta la creación de tu propia agua de colonia.

En España hay pocos museos dedicados a la perfumería, siendo el de Barcelona -que abrió sus puertas en 1961 y está ubicado en el interior de la Perfumería Regia- uno de los más famosos por conservar artículos especiales, como el frasco Le Roy Soleil diseñado por Salvador Dalí o los esencieros de María Antonieta. 

Pero definitivamente este nuevo espacio en Granada, con su encanto local, promete convertirse en una alternativa muy interesante para salir de la rutina y acabar con el estrés desde un universo natural de aromas. Para más información, adquirir entradas o hasta comprar algo en su tienda online, pueden visitar la página web de El Patio de los Perfumes.

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya La ballena que fascina a la comunidad científica

Una enorme ballena queda varada en las costas de Pelluhue, en la región del Maule (Chile). Todos quedan impactados (turistas, habitantes y comunidad científica). ¿Qué es esa protuberancia que sale de su boca? ¿Por qué se encontraron así a la ballena?