Archivo de la categoría: OFM

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya La situación difícil de nuestro país, México, no se le ve salida: Obispo de Estambul

Eugenio Amézquita Velasco

La situación de violencia que vive el país es preocupante para todos, pero México puede salir adelante, porque tiene una sociedad con valores profundos de amistad, paz y fraternidad, si no los tuviera no sentiría el deseo, la nostalgia, ni la esperanza de que vuelvan a la vida cotidiana. “Yo confío en que México supere esta etapa de violencia y muerte”.

Así lo expresó el vicario apostólico de Estambul, en Turquía, monseñor Fray Rubén Tierrablanca González OFM, de origen cortazarense y otomí, quien se encuentra de visita en su tierra, a poco más de un año de haber sido nombrado obispo de aquel lugar, donde los católicos son minoría, pero hay respeto entre las demás iglesias cristianas y los musulmanes.

“La situación difícil de nuestro país, no se le ve salida, pero lo que más deseamos es que se superen esta crisis de violencia y muerte; para ello, es necesario que nos reconozcamos todos hermanos, a partir de la fraternidad universal; no hablo de cosas religiosas, sino de que todos somos humanos y compartimos la misma alegría y esperanza”.

Expresó que su mayor deseo es que México recupere sus valores de amistad, de paz, de fraternidad, porque los tiene: “si no los tuviéramos, como personas y como sociedad, no sentiríamos el deseo, la nostalgia, la esperanza de que formen parte de nuestra vida cotidiana.

En su visita a Celaya, el obispo, formado en la Provincia Franciscana de San Pedro y San Pablo de Michoacán, envió este mensaje de paz y fraternidad en su visita a su patria.

SU TRABAJO EN ESTAMBUL, TURQUÍA

Luego de 12 años de encabezar un proyecto del Vaticano para propiciar y promover el diálogo con las otras iglesias cristianas y con los musulmanes, hace poco más de un año fue designado obispo de la Vicaría Apostólica de Estambul, en los límites entre Europa y Asia, lugar al que llegan millones de refugiados, a quienes hay que atender.

Entre algunos de los proyectos que se está planteando, es el de la pastoral social a través de Cáritas, que ya existía, pero se dejó y hay que reactivarlo para atender la situación de los migrantes de medio oriente. “En un mes le daremos vida a Cáritas Estambul; el problema es grandísimo, ya que sólo de refugiados sirios hay más de dos millones y nunca va a ser suficiente lo que se dé, como sucede en situaciones extremas; aunque no falta voluntad, no se logra cubrir. Por ser cristianos, estamos llamados a colaborar; no podemos solucionar el problema, pero con Cáritas se puede hacer algo; hay rehacerla, organizarla y enviar proyectos a los bienhechores”.

En su Vicaria Apostólica existen alrededor de 15 mil fieles. “Lo importante es que en las propuestas e iniciativas que vamos tomando, los fieles las están recibiendo muy bien y cuando les pido colaborar casi me dicen: ¿y por qué no habías llamado antes? Aquí estoy. Esperaban ser tomados en cuenta, dispuestos a colaborar. Para mi es una bendición. Y me da confianza para seguir adelante”.

Mencionó que también enfrenta el desafío es crear un Centro Pastoral para la formación de los fieles, es algo que descubrió como necesidad, porque en el pasado ha habido poco de esto, ausencia total en algunos casos; la Iglesia misma le pidió atención a esto.

Refirió que en Vicaría Apostólica no hay clero diocesano, no hay seminario diocesano porque no se les permite, tampoco las parroquias son de la Vicaría, éstas pertenecen a las órdenes y congregaciones religiosas que ya estaba asentadas ahí: tienen templo, casa y propiedades, pero están trabajando bien. La Vicaría se sostiene gracias a la Divina Providencia.

“A mí me gusta estar así; como todo fiel cristiano, vivir de nuestro trabajo; trabajarle para vivir, ahí la charola no da mucho para el sostenimiento; la casa del obispo es del Vaticano; la Congregación de Iglesias Orientales me da para alimentación y para quien atienda la casa, electricidad, gas, agua, etc.

El trabajo pastoral ha mantenido el servicio en las parroquias, como lo es tradicionalmente. Atención a los fieles, celebraciones de sacramentos, la Santa Misa. La relación con otras iglesias va creciendo en los últimos años.

TURQUIA ES MUY SEMEJANTE A NUESTRO PUEBLO

Por otra parte, dijo que Turquía, es como pueblo, muy semejante a nosotros, hasta con el alimento picante; no es por despreciar a los países europeos donde vivió 17 años, primero como estudiante y luego trabajando, pero en Turquía siente más cercanía en lo cultural que en Europa. Allá hablan el Ladino, semejante al español antiguo.

En cuestión del trabajo conversión, reconoció que en número la religión católica no ha crecido, son situaciones difíciles; con los aspectos últimos de violencia, con los países limítrofes en guerra, la gente cristiana que estaba, se ha retirado, pero “nosotros tenemos el encargo de estar ahí”.

Una gran ventaja es que en Turquía no hay persecución religiosa. Hay grupos fundamentalistas que no les agrada la presencia de otros que no sean como ellos, en el caso de algunos musulmanes, pero como pueblo no son fundamentalistas. No hay grupos mayoritarios que provoquen persecución de otras religiones.

“En eso estamos bien, podemos decir, tolerados, aunque la palabra no es muy afortunada, pero se nos permite estar ahí. En lo que cabe, podemos trabajar”, subrayó. La ley impide tener seminario, por lo que no hay clero diocesano. Son desafíos que tiene que enfrentar, expresó, para crear clero diocesano o buscar lugares de formación para candidatos, que quieran colaborar con la Iglesia Católica. Es una situación no fácil, pero rica, porque allá están los ortodoxos. Tan antiguos como la Iglesia Católica, con sucesión apostólica, que vienen de los apóstoles, pero que no están en comunión con la Iglesia Católica. Tienen sus patriarcados y con ellos hay muy buenas relaciones.

Dijo, mostrando su cruz pectoral: “esta cruz me la dio el Patriarca Bartolomé I, de los griegos ortodoxos, el Patriarca de Constantinopla”. Citó la anécdota del encuentro con él, y el comentario del mismo patriarca, quien al conocerlo le dijo: “¡Ah! ¡Qué bien que hicieron obispo a uno de los nuestros!”.

Ya lo conocía, desde hacía 12 años cuando inició el programa de buscar el diálogo con las demás iglesias, motivo por el cual llegó a Estambul. Hoy siguen trabajando igual.

Destacó monseñor Tierrablanca que él está ocupando la misma Vicaría Apostólica que tuvo a su cargo San Juan XXIII, de 1935 a 1944, antes de ser Papa. Recordó que antes, monseñor Tierrablanca era un elemento entregado al ecumenismo. Ahora el trabajo ha aumentado, ahora “me toca el cuidado de la vida de la Iglesia en las 11 parroquias en Estambul, pero las relaciones con otras religiones siguen adelante, hay un diálogo permanente que ya no se detiene”.

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya VIDEO: Anuncian Fiestas Patronales de Celaya por la Inmaculada Concepción: Fray Flavio Chávez OFM

Anuncian Fiestas Patronales de Celaya por la Inmaculada Concepción: Fray Flavio Chávez OFM

https://www.facebook.com/plugins/video.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2FElSolDelBajio%2Fvideos%2F1261883977203215%2F&show_text=1&width=300