Archivo de la categoría: Sacerdotes

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya Ha entrado a la Casa del Padre el Pbro. José Margarito Ceballos Vázquez


Eugenio Amézquita Velasco

En la madrugada de este 1o. de septiembre, fiesta de Nuestra Señora de la Merced, ha entrado a la Casa del Padre el Pbro. Don José Margarito Ceballos Vázquez, tras haber cumplido este pasado 30 de agosto, 60 años exactos de sacerdocio, de servicio al prójimo y de entregar toda una vida a Dios y a sus hermanos.

Hombre con una sonrisa de niño, reconocía sus defectos, sus sombras. Sin embargo, nadie olvida que en medio de la aparente brusquedad un hombre, nacido en Abasolo, Gto., se escondía la virtud para luego emanar el buen corazón y la misericordia que solamente puede provenir de Dios.

Siempre con la facilidad de palabra. Esa voz ronca que al momento de la Santa Misa, durante la homilía iba acompañada de cerrar los ojos para permitir que el paso del Espíritu Santo se pudieran afinar las palabras, las frases que como caudal de un río impetuoso le llegaban a la mente y no permitía que una sola se omitiera.

Cuántas veces no fue visto viviendo su ministerio sacerdotal en Tenería del Santuario, o en Celaya, en San Antonio de Padua o María Auxiliadora, o en Villagrán o en Empalme Escobedo, administrando los sacramentos del bautismo, la Santa Misa y la confesión o presidiendo el sacramento del Matrimonio.

Se acercaba el pecador contrito a él, y sentado en una silla o en el confesionario, recargaba el codo en su pierna, se agachaba, ponía la mano en su ceja o frente y empezaba a escuchar a aquel que de alguna manera sabía que había ofendido a Dios y buscaba el perdón y la misericordia, trayendo con el consejo y la absolución la medicina al alma necesitada de la reconciliación con el Padre Eterno, siempre dispuesto a abrazar al hijo pródigo, que en medio del excremento de los cerdos, salió limpio tras el arrepentimiento y el perdón al reconocer que ha ofendido a quien lo ha creado.

De familia muy numerosa, fue hijo de un administrador de hacienda que no faltaba a la Santa Misa dominical. La mamá del Padre Margarito le pedía a su esposo que le platicara sobre lo que el sacerdote predicaba en la homilía, y el buen Sr. Ceballos explicaba con detalle el Evangelio del día. La manera más simple y sencilla de evangelizar a los hijos y a la familia en casa.

Hasta los últimos días de vida de sus señores padres, el Padre Margarito los tuvo a su lado, para transmitirles la paz y el descanso que sólo Dios da a los hijos buenos.

Personas piadosas, los padres del sacerdote guanajuatense rezaban el Santo Rosario y ponían a sus hijos de rodillas a rezar un Padre Nuestro, tres Ave Marías y la oración que toda buena madre enseña a sus hijos: “Ángel de mi guarda, mi dulce compañía, no me desampares ni de noche ni de día”.

El Padre Margarito ya descansa, pero deja un legado grandísimo. Se cumplen en su persona las palabras de uno de sus formadores, el Padre Manuel Pérez Gil, quien luego llegaría a ser Arzobispo de Tlanepantla: “Tu no eres estrella fugaz”.

Este buen sacerdote, que jamás desconoció sus miserias y errores, pero que buscó siempre la misericordia de Dios y la llevó a todos. Sabía que un sacerdote que no obedecía a su Obispo o tomaba decisiones a la ligera, sin dejarse iluminar por la sana y brillante luz del Espíritu Santo, no sólo es arrastrado a situaciones nada sanas para su propia alma, sino que arrastra consigo a la comunidad toda. Cumplió, en la medida de sus débiles fuerzas humanas y con la fuerza sobrenatural que solamente Dios sabe dar, sus obligaciones como sacerdote y vivió una frase suya que posiblemente repetía a más de un sacerdote joven al que él ayudó en su camino de formación al presbiterio: “El sacerdote debe tener siempre presente lo que es…”

Su cuerpo está siendo velado hoy 1o. de Septiembre de 2019 en Funerales San Rafael, en la Avenida Torres Landa, en Celaya, Gto.

Gracias, Padre Margarito por el regalo de sus dones a todos. Gracias, Señor, porque lo creaste.

Más información:
Padre José Margarito Ceballos Vázquez, LIII Aniversario Sacerdotal: 

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya Ha entrado a la Casa del Padre el Pbro. José Margarito Ceballos Vázquez


Eugenio Amézquita Velasco

En la madrugada de este 1o. de septiembre, fiesta de Nuestra Señora de la Merced, ha entrado a la Casa del Padre el Pbro. Don José Margarito Ceballos Vázquez, tras haber cumplido este pasado 30 de agosto, 60 años exactos de sacerdocio, de servicio al prójimo y de entregar toda una vida a Dios y a sus hermanos.

Hombre con una sonrisa de niño, reconocía sus defectos, sus sombras. Sin embargo, nadie olvida que en medio de la aparente brusquedad un hombre, nacido en Abasolo, Gto., se escondía para luego emanar el buen corazón y la misericordia que solamente puede provenir de Dios.

Siempre con la facilidad de palabra. Esa voz ronca que al momento de la Santa Misa, durante la homilía iba acompañada de cerrar los ojos para permitir que el paso del Espíritu Santo se pudieran afinar las palabras, las frases que como caudal de un río impetuoso le llegaban a la mente y no permitía que una sola se omitiera.

Cuántas veces no fue visto viviendo su ministerio sacerdotal en Tenería del Santuario, o en Celaya, en San Antonio de Padua o María Auxiliadora, o en Villagrán o en Empalme Escobedo, administrando los sacramentos del bautismo, la Santa Misa y la confesión o presidiendo el sacramento del Matrimonio.

Se acercaba el pecador contrito a él, y sentado en una silla o en el confesionario, recargaba el codo en su pierna, se agachaba, ponía la mano en su ceja o frente y empezaba a escuchar a aquel que de alguna manera sabía que había ofendido a Dios y buscaba el perdón y la misericordia, trayendo con el consejo y la absolución la medicina al alma necesitada de la reconciliación con el Padre Eterno, siempre dispuesto a abrazar al hijo pródigo, que en medio del excremento de los cerdos, salió limpio tras el arrepentimiento y el perdón al reconocer que ha ofendido a quien lo ha creado.

De familia muy numerosa, fue hijo de un administrador de hacienda que no faltaba a la Santa Misa dominical. La mamá del Padre Margarito le pedía a su esposo que le platicara sobre lo que el sacerdote predicaba en la homilía, y el buen Sr. Ceballos explicaba con detalle el Evangelio del día. La manera más simple y sencilla de evangelizar a los hijos y a la familia en casa.

Hasta los últimos días de vida de sus señores padres, el Padre Margarito los tuvo a su lado, para transmitirles la paz y el descanso que sólo Dios da a los hijos buenos.

Personas piadosas, los padres del sacerdote guanajuatense rezaban el Santo Rosario y ponían a sus hijos de rodillas a rezar un Padre Nuestro, tres Ave Marías y la oración que toda buena madre enseña a sus hijos: “Ángel de mi guarda, mi dulce compañía, no me desampares ni de noche ni de día”.

El Padre Margarito ya descansa, pero deja un legado grandísimo. Se cumplen en su persona las palabras de uno de sus formadores, el Padre Manuel Pérez Gil, quien luego llegaría a ser Arzobispo de Tlanepantla: “Tu no eres estrella fugaz”.

Este buen sacerdote, que jamás desconoció sus miserias y errores, pero que buscó siempre la misericordia de Dios y la llevó a todos. Sabía que un sacerdote que no obedecía a su Obispo o tomaba decisiones a la ligera, sin dejarse iluminar por la sana y brillante luz del Espíritu Santo, no sólo es arrastrado a situaciones nada sanas para su propia alma, sino que arrastra consigo a la comunidad toda. Cumplió, en la medida de sus débiles fuerzas humanas y con la fuerza sobrenatural que solamente Dios sabe dar, sus obligaciones como sacerdote y vivió una frase suya que posiblemente repetía a más de un sacerdote joven al que él ayudó en su camino de formación al presbiterio: “El sacerdote debe tener siempre presente lo que es…”

Su cuerpo está siendo velado hoy 1o. de Septiembre de 2019 en Funerales San Rafael, en la Avenida Torres Landa, en Celaya, Gto.

Gracias, Padre Margarito por el regalo de sus dones a todos. Gracias, Señor, porque lo creaste.

Más información:
Padre José Margarito Ceballos Vázquez, LIII Aniversario Sacerdotal: 

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya COMUNICADO: ORDENACIONES PRESBITERALES

Comisión
Diocesana De Pastoral Para La Comunicación

Diócesis de Celaya
OFICINA DE PRENSA
Comunicado de Prensa

Asunto: Ordenaciones presbiterales.
Celaya, Guanajuato a 29 de
mayo de 2019.



A
todo el pueblo fiel que peregrina en esta Diócesis de Celaya se comunica que
por gracia de Dios, el próximo veintiocho de junio de dos mil diecinueve, Solemnidad
del Sagrado Corazón de Jesús, siete
diáconos recibirán el orden del presbiterado.

La celebración de ordenación será en el templo de Nuestra Señora del Carmen, de la ciudad episcopal de Celaya de la P.C. a las 11:00 hrs., preside S.E.R Mons. Benjamín Castillo Plascencia.


Recibirán el orden del presbiterado:
Arellano del Río, Miguel Ángel
Corona González, Omar Hugo
Godoy Ochoa, Félix
Guerrero Mújica, Pedro
Hernández Alamilla, José Luis
Reyna Saavedra, Alfonso
Sánchez Colorado, Juan Manuel

Pbro. Lic. José de Jesús Palacios Torres
Vocero de la Diócesis de CelayA

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya COMUNICADO: ORDENACIONES PRESBITERALES

Comisión
Diocesana De Pastoral Para La Comunicación

Diócesis de Celaya
OFICINA DE PRENSA
Comunicado de Prensa

Asunto: Ordenaciones presbiterales.
Celaya, Guanajuato a 29 de
mayo de 2019.



A
todo el pueblo fiel que peregrina en esta Diócesis de Celaya se comunica que
por gracia de Dios, el próximo veintiocho de junio de dos mil diecinueve, Solemnidad
del Sagrado Corazón de Jesús, siete
diáconos recibirán el orden del presbiterado.

La celebración de ordenación será en el templo de Nuestra Señora del Carmen, de la ciudad episcopal de Celaya de la P.C. a las 11:00 hrs., preside S.E.R Mons. Benjamín Castillo Plascencia.


Recibirán el orden del presbiterado:
Arellano del Río, Miguel Ángel
Corona González, Omar Hugo
Godoy Ochoa, Félix
Guerrero Mújica, Pedro
Hernández Alamilla, José Luis
Reyna Saavedra, Alfonso
Sánchez Colorado, Juan Manuel

Pbro. Lic. José de Jesús Palacios Torres
Vocero de la Diócesis de CelayA

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya La noche del profeta: La historia del Padre Pío de Pietrelcina

TITULO ORIGINAL:
La notte del Profeta

DURACION:
78 minutos

IDIOMA:
Español

PRODUCCIÓN:
EWTN

DIRECTOR:
Jean-Marie Benjamin

AÑO:
1995.

PAÍS:
Italia

REPARTO:
Regia Jean Marie Benjamin, Sergio Fiorentini, (Ettore Rossi) Rodolfo Corsato, (Padre Pio en la infancia) Paride Cabras, (Padre Agostino) Tonino Pulci, (Maria Pyle) Cristina Grado, (Obispo) Sergio Pierattini

GÉNERO:
Documental. Religión. Cine religioso. Vidas de santos. Histórico. Basado en hechos reales. Sacerdotes. Franciscanos.

SINOPSIS:
La dramatización de la historia del Padre Pío de Pietrelcina, sacerdote que recibió los estigmas de Cristo desde los primeros años de sacerdocio y los padeció durante cincuenta años. Francesco Forgione es un muchacho nacido en el seno de una pobre familia campesina que desde niño ha tenido visiones de la Virgen María, de Jesús y también del Diablo. Todo ello forja en él el deseo de llegar a ser sacerdote. Tras entrar en la orden de los Capuchinos con el nombre de Pío de Pietrelcina, se hace evidente para los miembros del convento que tiene unos poderes para los que no hay explicación científica: sana a enfermos, conoce el nombre y los problemas de desconocidos a quines predice el futuro… Todo ello empieza a movilizar a la gente que acude al Padre Pío en busca de milagros. Cuando en 1918 aparecen estigmas en sus manos y pies, los devotos seguidores se multiplican, provocando en el Vaticano una reacción de acoso y desprestigio, acusándole de embaucador. A pesar de no permitírsele ejercer como sacerdote, la gente sigue creyendo en sus milagros. Poco antes de su muerte en 1968, la Iglesia reconoce una obra que lo llevará a ser santificado en 2002 por Juan Pablo II, el mismo a quien décadas atrás, cuando sólo era Karol Wojtyla, el Padre Pío le predijo que llegaría a ser Papa. “La notte del profeta”, rodada en 1995 bajo la dirección de Jean-Marie Benjamin. El padre Jean-Marie Benjamin es un sacerdote que pertenece a la Fundación del Beato Angelico.

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya La noche del profeta: La historia del Padre Pío de Pietrelcina

TITULO ORIGINAL:
La notte del Profeta

DURACION:
78 minutos

IDIOMA:
Español

PRODUCCIÓN:
EWTN

DIRECTOR:
Jean-Marie Benjamin

AÑO:
1995.

PAÍS:
Italia

REPARTO:
Regia Jean Marie Benjamin, Sergio Fiorentini, (Ettore Rossi) Rodolfo Corsato, (Padre Pio en la infancia) Paride Cabras, (Padre Agostino) Tonino Pulci, (Maria Pyle) Cristina Grado, (Obispo) Sergio Pierattini

GÉNERO:
Documental. Religión. Cine religioso. Vidas de santos. Histórico. Basado en hechos reales. Sacerdotes. Franciscanos.

SINOPSIS:
La dramatización de la historia del Padre Pío de Pietrelcina, sacerdote que recibió los estigmas de Cristo desde los primeros años de sacerdocio y los padeció durante cincuenta años. Francesco Forgione es un muchacho nacido en el seno de una pobre familia campesina que desde niño ha tenido visiones de la Virgen María, de Jesús y también del Diablo. Todo ello forja en él el deseo de llegar a ser sacerdote. Tras entrar en la orden de los Capuchinos con el nombre de Pío de Pietrelcina, se hace evidente para los miembros del convento que tiene unos poderes para los que no hay explicación científica: sana a enfermos, conoce el nombre y los problemas de desconocidos a quines predice el futuro… Todo ello empieza a movilizar a la gente que acude al Padre Pío en busca de milagros. Cuando en 1918 aparecen estigmas en sus manos y pies, los devotos seguidores se multiplican, provocando en el Vaticano una reacción de acoso y desprestigio, acusándole de embaucador. A pesar de no permitírsele ejercer como sacerdote, la gente sigue creyendo en sus milagros. Poco antes de su muerte en 1968, la Iglesia reconoce una obra que lo llevará a ser santificado en 2002 por Juan Pablo II, el mismo a quien décadas atrás, cuando sólo era Karol Wojtyla, el Padre Pío le predijo que llegaría a ser Papa. “La notte del profeta”, rodada en 1995 bajo la dirección de Jean-Marie Benjamin. El padre Jean-Marie Benjamin es un sacerdote que pertenece a la Fundación del Beato Angelico.

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya La noche del profeta: La historia del Padre Pío de Pietrelcina

TITULO ORIGINAL:
La notte del Profeta

DURACION:
78 minutos

IDIOMA:
Español

PRODUCCIÓN:
EWTN

DIRECTOR:
Jean-Marie Benjamin

AÑO:
1995.

PAÍS:
Italia

REPARTO:
Regia Jean Marie Benjamin, Sergio Fiorentini, (Ettore Rossi) Rodolfo Corsato, (Padre Pio en la infancia) Paride Cabras, (Padre Agostino) Tonino Pulci, (Maria Pyle) Cristina Grado, (Obispo) Sergio Pierattini

GÉNERO:
Documental. Religión. Cine religioso. Vidas de santos. Histórico. Basado en hechos reales. Sacerdotes. Franciscanos.

SINOPSIS:
La dramatización de la historia del Padre Pío de Pietrelcina, sacerdote que recibió los estigmas de Cristo desde los primeros años de sacerdocio y los padeció durante cincuenta años. Francesco Forgione es un muchacho nacido en el seno de una pobre familia campesina que desde niño ha tenido visiones de la Virgen María, de Jesús y también del Diablo. Todo ello forja en él el deseo de llegar a ser sacerdote. Tras entrar en la orden de los Capuchinos con el nombre de Pío de Pietrelcina, se hace evidente para los miembros del convento que tiene unos poderes para los que no hay explicación científica: sana a enfermos, conoce el nombre y los problemas de desconocidos a quines predice el futuro… Todo ello empieza a movilizar a la gente que acude al Padre Pío en busca de milagros. Cuando en 1918 aparecen estigmas en sus manos y pies, los devotos seguidores se multiplican, provocando en el Vaticano una reacción de acoso y desprestigio, acusándole de embaucador. A pesar de no permitírsele ejercer como sacerdote, la gente sigue creyendo en sus milagros. Poco antes de su muerte en 1968, la Iglesia reconoce una obra que lo llevará a ser santificado en 2002 por Juan Pablo II, el mismo a quien décadas atrás, cuando sólo era Karol Wojtyla, el Padre Pío le predijo que llegaría a ser Papa. “La notte del profeta”, rodada en 1995 bajo la dirección de Jean-Marie Benjamin. El padre Jean-Marie Benjamin es un sacerdote que pertenece a la Fundación del Beato Angelico.

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya La noche del profeta: La historia del Padre Pío de Pietrelcina

TITULO ORIGINAL:
La notte del Profeta

DURACION:
78 minutos

IDIOMA:
Español

PRODUCCIÓN:
EWTN

DIRECTOR:
Jean-Marie Benjamin

AÑO:
1995.

PAÍS:
Italia

REPARTO:
Regia Jean Marie Benjamin, Sergio Fiorentini, (Ettore Rossi) Rodolfo Corsato, (Padre Pio en la infancia) Paride Cabras, (Padre Agostino) Tonino Pulci, (Maria Pyle) Cristina Grado, (Obispo) Sergio Pierattini

GÉNERO:
Documental. Religión. Cine religioso. Vidas de santos. Histórico. Basado en hechos reales. Sacerdotes. Franciscanos.

SINOPSIS:
La dramatización de la historia del Padre Pío de Pietrelcina, sacerdote que recibió los estigmas de Cristo desde los primeros años de sacerdocio y los padeció durante cincuenta años. Francesco Forgione es un muchacho nacido en el seno de una pobre familia campesina que desde niño ha tenido visiones de la Virgen María, de Jesús y también del Diablo. Todo ello forja en él el deseo de llegar a ser sacerdote. Tras entrar en la orden de los Capuchinos con el nombre de Pío de Pietrelcina, se hace evidente para los miembros del convento que tiene unos poderes para los que no hay explicación científica: sana a enfermos, conoce el nombre y los problemas de desconocidos a quines predice el futuro… Todo ello empieza a movilizar a la gente que acude al Padre Pío en busca de milagros. Cuando en 1918 aparecen estigmas en sus manos y pies, los devotos seguidores se multiplican, provocando en el Vaticano una reacción de acoso y desprestigio, acusándole de embaucador. A pesar de no permitírsele ejercer como sacerdote, la gente sigue creyendo en sus milagros. Poco antes de su muerte en 1968, la Iglesia reconoce una obra que lo llevará a ser santificado en 2002 por Juan Pablo II, el mismo a quien décadas atrás, cuando sólo era Karol Wojtyla, el Padre Pío le predijo que llegaría a ser Papa. “La notte del profeta”, rodada en 1995 bajo la dirección de Jean-Marie Benjamin. El padre Jean-Marie Benjamin es un sacerdote que pertenece a la Fundación del Beato Angelico.

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya La noche del profeta: La historia del Padre Pío de Pietrelcina

TITULO ORIGINAL:
La notte del Profeta

DURACION:
78 minutos

IDIOMA:
Español

PRODUCCIÓN:
EWTN

DIRECTOR:
Jean-Marie Benjamin

AÑO:
1995.

PAÍS:
Italia

REPARTO:
Regia Jean Marie Benjamin, Sergio Fiorentini, (Ettore Rossi) Rodolfo Corsato, (Padre Pio en la infancia) Paride Cabras, (Padre Agostino) Tonino Pulci, (Maria Pyle) Cristina Grado, (Obispo) Sergio Pierattini

GÉNERO:
Documental. Religión. Cine religioso. Vidas de santos. Histórico. Basado en hechos reales. Sacerdotes. Franciscanos.

SINOPSIS:
La dramatización de la historia del Padre Pío de Pietrelcina, sacerdote que recibió los estigmas de Cristo desde los primeros años de sacerdocio y los padeció durante cincuenta años. Francesco Forgione es un muchacho nacido en el seno de una pobre familia campesina que desde niño ha tenido visiones de la Virgen María, de Jesús y también del Diablo. Todo ello forja en él el deseo de llegar a ser sacerdote. Tras entrar en la orden de los Capuchinos con el nombre de Pío de Pietrelcina, se hace evidente para los miembros del convento que tiene unos poderes para los que no hay explicación científica: sana a enfermos, conoce el nombre y los problemas de desconocidos a quines predice el futuro… Todo ello empieza a movilizar a la gente que acude al Padre Pío en busca de milagros. Cuando en 1918 aparecen estigmas en sus manos y pies, los devotos seguidores se multiplican, provocando en el Vaticano una reacción de acoso y desprestigio, acusándole de embaucador. A pesar de no permitírsele ejercer como sacerdote, la gente sigue creyendo en sus milagros. Poco antes de su muerte en 1968, la Iglesia reconoce una obra que lo llevará a ser santificado en 2002 por Juan Pablo II, el mismo a quien décadas atrás, cuando sólo era Karol Wojtyla, el Padre Pío le predijo que llegaría a ser Papa. “La notte del profeta”, rodada en 1995 bajo la dirección de Jean-Marie Benjamin. El padre Jean-Marie Benjamin es un sacerdote que pertenece a la Fundación del Beato Angelico.

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya Toribio Romo, Santo: El patrono de los migrantes

Santo Toribio Romo González (*Jalostotitlán, 16 de abril de 1900- + ídem. 25 de febrero de 1928) fue un sacerdote mexicano, es Santo mártir y patrono de los “mojados” o migrantes indocumentados.

Infancia

Toribio Romo González nació en la localidad de Santa Ana de Guadalupe ─según el Censo de Población y Vivienda 2010, INEGI, esta localidad contaba con 311 habitantes─ perteneciente al municipio de Jalostotitlán, en la zona de Los Altos de Jalisco, México. Sus padres fueron Patricio Romo Pérez y Juana González Romo. Toribio recibió el bautismo en la parroquia de la Virgen de la Asunción.
En aquella época los niños iban a la escuela parroquial, así lo hizo también Toribio. A los 11 años de edad ingresó al seminario auxiliar de San Juan de los Lagos, con la autorización de sus padres. María era la hermana de Toribio y ella se preocupó por que la educación de Toribio fuera de lo mejor. Los padres de Toribio no consentían con agrado que el estudiara pues ellos preferían que ayudara con las labores del campo, más aún finalmente respetaron la decisión de Toribio de seguir

Sacerdocio

A los ocho años de haber ingresado al seminario de San Juan de los Lagos, ingresó al Seminario de Guadalajara. A los 21 años de edad debió solicitar dispensa de edad a la Santa Sede antes de proceder a la recepción del orden presbiteral. El señor arzobispo Francisco Orozco y Jiménez le confirió el diaconado el 22 de septiembre de 1922, y el 23 de diciembre del mismo año administró la ordenación sacerdotal. Prestó su servicios ministeriales en Sayula, Tuxpan, Yahualica y Cuquío. En la parroquia de esta última se encontró con el señor cura Justino Orona.

La persecución callista contra la Iglesia Católica enardeció los ánimos de los habitantes de Cuquío y el 9 de noviembre de 1926 se levantaron en armas más de trescientos hombres para rebelarse en contra de la opresión del Gobierno, que perseguía a muerte a párrocos y sacerdotes, quienes tenían que vivir escondidos en el campo huyendo de un lugar a otro, esperando de un momento a otro la muerte; ya que su presencia entre los alzados era considerada como complicidad avalando la rebelión1 . El padre Toribio escribió en su diario: …”Pido a Dios verdadero mande que cambie este tiempo de persecución. Mira que ni la Misa podemos celebrar; sácanos de esta dura prueba …vivir los sacerdotes sin celebrar la Santa Misa… Tormenta de duras persecuciones ha dejado Dios venir sobre mi alma pecadora. Bendito sea El. decía Toribio. hasta el 24 de junio, diez veces he tenido que huir escondiéndome de los perseguidores, unas salidas han durado quince días otras ocho… unas me han tenido sepultado hasta cuatro largos días en estrecha y hedionda cueva; otras me han hecho pasar ocho días en la cumbre de los montes a toda la voluntad de la intemperie; a sol, agua y sereno. La tormenta que nos ha mojado, ha tenido el gusto de ver otra que viene a no dejarnos secar, y así hasta pasar mojados los diez días…”

El 2 de julio de 1926 se publicó en el diario oficial de la Federación la famosa “Ley Calles” la cual limitaba, en el Art. 17, a celebrar el culto exclusivamente dentro de los templos. El 31 de julio los obispos mexicanos, en patente desafío al gobierno, llamaron a la suspensión del culto en todo el país. De modo que la celebración de la misa se suspendió, no por orden del gobierno, sino por orden del clero2 . La Secretaría de Gobernación ordenó que todos los sacerdotes abandonaran los campos y pueblos procediendo a concentrarse en las ciudades para su posterior registro con la advertencia de que si no lo hacían se ejecutaría en su contra la ley.

En 1927 bajo órdenes del obispo fue enviado a Tequila Jalisco, con mucho pesar pues esa diócesis estaba dominada por las fuerzas federales del presidente Calles. En Tequila encontró una antigua destilería que utilizó para celebrar misa a escondidas. En diciembre del mismo año se ordenó sacerdote el hermano menor de Toribio y fue a Tequila a ayudar a este, ambos vivían escondidos en una barranca cerca del rancho de Agua Caliente que pertenecía al señor León Aguirre.

Martirio

El miércoles de Ceniza, el 22 de febrero, el padre Toribio pidió al padre Román (su hermano) que le oyera en confesión sacramental y le diera una larga bendición; antes de irse le entregó una carta con el encargo de que no la abriera sin orden expresa.
El 25 de febrero una tropa compuesta por soldados federales y agraristas, avisados por un delator, sitió el lugar, brincaron las bardas y tomaron las habitaciones del señor León Aguirre, testigos recuerdan a un agrarista quién gritó: “¡Éste es el cura, mátenlo!”
La tropa entró en su habitación y en ella disparó al padre Toribio. Estando muerto amarraron con ropas el cadáver espalda con espalda a su hermana que acudió al lugar, mientras armaban una camilla de ramajes para transportar el cuerpo del Padre Toribio.

Los verdugos lo despojaron de sus vestiduras y saquearon la casa para después llevarse presa a su hermana María a pie hasta el poblado de “La Quemada”, caminaron pasando frente a la presidencia municipal con el cadáver del mártir Toribio sobre la camilla improvisada con palos que transportaban unos vecinos, los soldados silbaban y cantaban obscenidades al tiempo que los demás rezaban.

María, viajó tan pronto como fue liberada a pie hasta Guadalajara, a casa de sus padres, para cobijarse en el amor paterno y llorar con los suyos la pérdida de su querido hermano. La familia consiguió permiso de velarlo en su casa y al día siguiente, domingo 26 de febrero, entre una multitud, lo sepultaron en el panteón municipal.

Pasados algunos días su hermano el Padre Román, abrió la carta en Guadalajara, encontrándose con que era el testamento del Padre Toribio y leyó su contenido: “Padre Román, te encargo mucho a nuestros ancianitos padres, haz cuanto puedas por evitarles sufrimientos. También te encargo a nuestra hermana María que ha sido para nosotros una verdadera madre… a todos, a todos te los encargo. Aplica dos misas que debo por las Almas del Purgatorio, y pagas tres pesos cincuenta centavos que le quedé debiendo al señor cura de Yahualica…”

Canonización

Toribio murió como mártir de la fe católica el 25 de febrero de 1928. Veinte años después de su sacrificio, su restos regresaron a su lugar de origen, y fueron depositados en la capilla construida por él, en Jalostotitlán. El 22 de noviembre de 1992 fue beatificado, y el 21 de mayo de 2000 fue canonizado por el papa Juan Pablo II junto con 24 compañeros. El 25 de febrero se celebra el día de Santo Toribio Romo.

Altares Conocidos

En Santa Ana de Guadalupe, Jal. lugar de su nacimiento, fue edificado y consagrado el santuario de Santo Toribio, en el cual se encuentran los restos en una urna de bronce. Este santuario fue diseñado por Fray Gabriel Chavez De La Mora.
En la ciudad de Mexicali existe un altar dedicado a este santo. Cualquiera que quiera visitarlo puede hacerlo en el parque municipal de Mexicali junto a la línea internacional, a un costado de la Casa de la Cultura.
Otro altar importante se ubica en el rancho llamado “Agua Caliente” a 10 minutos de Tequila, Jalisco, lugar donde fue ejecutado. Este Santuario erigido en su honor, fue comenzado por el Ing. José Manuel Martínez Aguirre, quien cedió la propiedad para su construcción. Más tarde se formó un patronato encargado de la culminación de la edificación. En este sitio, a un costado del templo, se encuentra la casa donde vivió Santo Toribio y fue apresado por las tropas federales. En la pequeña casa de adobe se encuentran varias de sus pertenencias que utilizó durante su úlitma etapa refugiado de las tropas federales. Mensualmente el domingo mas cercano al día 25 se celebran misas en su honor en el Santuario, mientras el triduo que recuerda su martirio es celebrado del 23 al 25 de Febrero, festividad con auge creciente año con año.

Otra iglesia dedicada a el, esta en Tijuana, B.C. en Santa Fe.

En esta misma Parroquia es en donde nace el Coro de Niños y Adolescentes “Angeles de Santo Toribio”.