Es momento de buscar la verdad, dice Cardenal ante casos de corrupción en Chile

SANTIAGO, 07 Abr. 15 (ACI/EWTN Noticias).- Durante los últimos meses, a nivel político, se han destapado en Chile una serie de casos de corrupción respecto a financiamiento de campañas políticas, así como las irregularidades que habrían involucrado incluso al hijo de la mandataria Michelle Bachelet, Sebastián Dávalos, quien por esto debió renunciar al cargo de Director Sociocultural de la Presidencia.

En este contexto, en la homilía durante la Misa Pascual celebrada en la Catedral de Santiago, el Presidente de la Conferencia Episcopal de Chile, Cardenal Ricardo Ezzati, afirmó que “hoy vemos también en nuestro país, esa mezcla perniciosa de poder y dinero que nos tiene en una situación tremendamente complicada, que no favorece la paz, que no favorece la concordia, que no favorece el entendimiento”.

Por ello reiteró el llamado a “generar aquellos acuerdos fundamentales que broten de la ética”, para terminar con el clima de desconfianza.

A la salida de la misa, consultado por la prensa sobre las palabras de la presidenta Bachelet a “no destruir la honra de las personas que a lo mejor no han hecho nada”, el Cardenal aseguró que “este es un momento para que todos los que tienen algún tipo de autoridad, poder, también a través de los medios de comunicación, sepan de verdad moderar el lenguaje y buscar la verdad”.

Agregó que “la verdad no le hace mal a nadie, pero siempre la verdad tenemos que hacerla con métodos que son de respeto a las personas. No hay que anticipar nunca juicios, porque a veces a las personas se les juzga antes de tener los medios suficientes de prueba de lo que se les acusa”.

También en un mensaje en video con motivo de la víspera de la celebración de la Pascua de Resurrección, Mons. Ezzati, explicó el contenido esencial del saludo pascual y destacó que “en cada uno de nuestros gestos de solidaridad estamos anunciando la resurrección de Jesús y la esperanza que no defrauda”.

Junto con ello, el Cardenal fue enfático en señalar que en medio de un momento en Chile en que “no faltan turbulencias de muchas naturalezas y en que las inquietudes y desconfianzas parecieran ser la palabra definitiva”, Jesucristo enseña que para construir de verdad una patria de hermanos son necesarias la confianza, la solidaridad y la capacidad de mirar a los otros y entregar lo que cada uno tiene para el bien común.

El Cardenal Ezzati se dirigió finalmente a los afectados por los 17 aluviones simultáneos que azotaron el norte de Chile hace algunos días y que han dejado 25 muertos y 125 desaparecidos. Frente a esto, el Arzobispo llamó nuevamente a los católicos a comprometerse a una activa solidaridad “sabiendo y experimentando que en cada uno que sufre está presente Jesús y en cada uno de nuestros gestos de solidaridad estamos anunciando la resurrección de Jesús y la esperanza que no defrauda”.

Es momento de buscar la verdad, dice Cardenal ante casos de corrupción en Chile

SANTIAGO, 07 Abr. 15 (ACI/EWTN Noticias).- Durante los últimos meses, a nivel político, se han destapado en Chile una serie de casos de corrupción respecto a financiamiento de campañas políticas, así como las irregularidades que habrían involucrado incluso al hijo de la mandataria Michelle Bachelet, Sebastián Dávalos, quien por esto debió renunciar al cargo de Director Sociocultural de la Presidencia.

En este contexto, en la homilía durante la Misa Pascual celebrada en la Catedral de Santiago, el Presidente de la Conferencia Episcopal de Chile, Cardenal Ricardo Ezzati, afirmó que “hoy vemos también en nuestro país, esa mezcla perniciosa de poder y dinero que nos tiene en una situación tremendamente complicada, que no favorece la paz, que no favorece la concordia, que no favorece el entendimiento”.

Por ello reiteró el llamado a “generar aquellos acuerdos fundamentales que broten de la ética”, para terminar con el clima de desconfianza.

A la salida de la misa, consultado por la prensa sobre las palabras de la presidenta Bachelet a “no destruir la honra de las personas que a lo mejor no han hecho nada”, el Cardenal aseguró que “este es un momento para que todos los que tienen algún tipo de autoridad, poder, también a través de los medios de comunicación, sepan de verdad moderar el lenguaje y buscar la verdad”.

Agregó que “la verdad no le hace mal a nadie, pero siempre la verdad tenemos que hacerla con métodos que son de respeto a las personas. No hay que anticipar nunca juicios, porque a veces a las personas se les juzga antes de tener los medios suficientes de prueba de lo que se les acusa”.

También en un mensaje en video con motivo de la víspera de la celebración de la Pascua de Resurrección, Mons. Ezzati, explicó el contenido esencial del saludo pascual y destacó que “en cada uno de nuestros gestos de solidaridad estamos anunciando la resurrección de Jesús y la esperanza que no defrauda”.

Junto con ello, el Cardenal fue enfático en señalar que en medio de un momento en Chile en que “no faltan turbulencias de muchas naturalezas y en que las inquietudes y desconfianzas parecieran ser la palabra definitiva”, Jesucristo enseña que para construir de verdad una patria de hermanos son necesarias la confianza, la solidaridad y la capacidad de mirar a los otros y entregar lo que cada uno tiene para el bien común.

El Cardenal Ezzati se dirigió finalmente a los afectados por los 17 aluviones simultáneos que azotaron el norte de Chile hace algunos días y que han dejado 25 muertos y 125 desaparecidos. Frente a esto, el Arzobispo llamó nuevamente a los católicos a comprometerse a una activa solidaridad “sabiendo y experimentando que en cada uno que sufre está presente Jesús y en cada uno de nuestros gestos de solidaridad estamos anunciando la resurrección de Jesús y la esperanza que no defrauda”.

El Papa Francisco llama a la Antártida

Cuando asumió, el Papa Francisco dijo que lo fueron a buscar casi al fin del mundo. Al sur de la Patagonia, que la Argentina comparte con Chile, está la Antártida. Y ahí, al fin del mundo, llamó el Sábado Santo.

A las 7.15, sonó el teléfono del suboficial Gabriel Almada, a cargo de las comunicaciones en la base argentina Marambio. Almada dudó en atender; por cuestiones de seguridad, estando lejos de su casa, prefiere no tomar los llamados cuyo remitente no está identificado, o figura como “Número privado”.

“¿Hablo con el señor Almada?”, le preguntaron del otro lado. Desconfiado, el suboficial interrogó en varias ocasiones: “¿Quién es?”. Por unos instantes, el intercambio fue tenso, hasta que Francisco “se dio cuenta de que yo no iba a dar brazo a torcer y estaba a punto de cortar”, y reveló su identidad. “Me paralicé. Una emoción muy grande, (que) nunca pensé recibir en mi vida”, expresó Almada en una entrevista televisiva con la cadena TN.

Almada reveló que él había mandado un mail para que el Santo Padre escribiera unas líneas saludando a la dotación por las Pascuas, pero no esperaba el llamado.

De hecho se disculpó ante el Papa: “Le aclaré que no era mi intención que él me llame porque me parece un atrevimiento de mi parte pedir que él me llame. Yo le aclaré que simplemente quería unas líneas de parte de él pero que estaba agradecido de que llamara”.

Almada vivió el diálogo con mucha emoción, y tras cortar, se puso a llorar. “Lo que me quedó grabado fue su humildad, su forma de hablar (…) Sólo el hecho de haber llamado la emoción que causó en toda la base… La verdad que es algo inexplicable”, expresó a TN.

Entre sus funciones en la Base, Almada está a cargo de la capilla Santísima Virgen de Luján, y fue autorizado debidamente como Ministro de la Eucaristía.

En esta capilla se cuida una réplica de la Virgen de Luján solemnemente trasladada desde su santuario en 1995, meses antes de la inauguración del oratorio. Además, desde hace poco tiempo, conserva un cofre con un solideo del Papa Francisco y un Rosario bendecido por él.

La base Marambio, fundada en 1969, es una base científica y militar permanente ubicada en la isla antártica Marambio, dependiente de la Fuerza Aérea Argentina, con capacidad para albergar más de 50 habitantes.

Los permanentes contactos con el continente a través de las nuevas tecnologías, y la difusión de sus actividades e hitos que han hecho la Fundación Marambio y la Fuerza Aérea, acercan permanentemente la vida de los valientes habitantes de la base al resto de los argentinos.

El Papa Francisco llama a la Antártida

Cuando asumió, el Papa Francisco dijo que lo fueron a buscar casi al fin del mundo. Al sur de la Patagonia, que la Argentina comparte con Chile, está la Antártida. Y ahí, al fin del mundo, llamó el Sábado Santo.

A las 7.15, sonó el teléfono del suboficial Gabriel Almada, a cargo de las comunicaciones en la base argentina Marambio. Almada dudó en atender; por cuestiones de seguridad, estando lejos de su casa, prefiere no tomar los llamados cuyo remitente no está identificado, o figura como “Número privado”.

“¿Hablo con el señor Almada?”, le preguntaron del otro lado. Desconfiado, el suboficial interrogó en varias ocasiones: “¿Quién es?”. Por unos instantes, el intercambio fue tenso, hasta que Francisco “se dio cuenta de que yo no iba a dar brazo a torcer y estaba a punto de cortar”, y reveló su identidad. “Me paralicé. Una emoción muy grande, (que) nunca pensé recibir en mi vida”, expresó Almada en una entrevista televisiva con la cadena TN.

Almada reveló que él había mandado un mail para que el Santo Padre escribiera unas líneas saludando a la dotación por las Pascuas, pero no esperaba el llamado.

De hecho se disculpó ante el Papa: “Le aclaré que no era mi intención que él me llame porque me parece un atrevimiento de mi parte pedir que él me llame. Yo le aclaré que simplemente quería unas líneas de parte de él pero que estaba agradecido de que llamara”.

Almada vivió el diálogo con mucha emoción, y tras cortar, se puso a llorar. “Lo que me quedó grabado fue su humildad, su forma de hablar (…) Sólo el hecho de haber llamado la emoción que causó en toda la base… La verdad que es algo inexplicable”, expresó a TN.

Entre sus funciones en la Base, Almada está a cargo de la capilla Santísima Virgen de Luján, y fue autorizado debidamente como Ministro de la Eucaristía.

En esta capilla se cuida una réplica de la Virgen de Luján solemnemente trasladada desde su santuario en 1995, meses antes de la inauguración del oratorio. Además, desde hace poco tiempo, conserva un cofre con un solideo del Papa Francisco y un Rosario bendecido por él.

La base Marambio, fundada en 1969, es una base científica y militar permanente ubicada en la isla antártica Marambio, dependiente de la Fuerza Aérea Argentina, con capacidad para albergar más de 50 habitantes.

Los permanentes contactos con el continente a través de las nuevas tecnologías, y la difusión de sus actividades e hitos que han hecho la Fundación Marambio y la Fuerza Aérea, acercan permanentemente la vida de los valientes habitantes de la base al resto de los argentinos.

El Papa: no nos cansemos de decir ¡Cristo ha resucitado!

Palabras del Santo Padre al introducir la oración del Regina Coeli

Ciudad del Vaticano, 07 de abril de 2015 (Zenit.org) Redacción | 0 hits

El santo padre Francisco se asomó este lunes a la ventana del estudio en el Palacio Apostólico para rezar el Regina Coeli con los fieles presentes en la plaza de San Pedro.

Estas son las palabras del Papa para introducir la oración mariana:

¡Queridos hermanos y hermanas, buenos días y feliz Pascua!

En este lunes después de Pascua, el Evangelio nos presenta el pasaje de las mujeres que, al ir al sepulcro de Jesús, lo encuentran vacío y ven a un ángel que les anuncia que Jesús ha resucitado. Y mientras ellas corren para dar la noticia a los discípulos, se encuentran con el mismo Jesús que les dice: “Id a anunciar a mis hermanos que vayan a Galilea: allí me verán”. Galilea es la “periferia” donde Jesús inició su predicación, y desde allí partirá de nuevo el Evangelio de la Resurrección, para que sea anunciado a todos, y cada uno pueda encontrarse con Él, el Resucitado, presente y operante en la historia. También hoy Él está con nosotros, aquí en la plaza.

Este es el anuncio que la Iglesia repite desde el primer día: ¡Cristo ha resucitado! Y, en Él, por el bautismo, también nosotros hemos resucitado, hemos pasado de la muerte a la vida, de la esclavitud del pecado a la libertad del amor. Esta es la buena noticia que estamos llamados a llevar a los otros en cualquier lugar, animados por el Espíritu Santo. La fe en la resurrección de Jesús y la esperanza que Él nos ha llevado es el don más bello que el cristiano puede y debe ofrecer a los hermanos. A todos y cada uno, por tanto, no nos cansemos de repetir:¡Cristo ha resucitado! Repitamos las palabras, pero sobre todo con el testimonio de nuestra vida. La feliz noticia de la Resurrección debería manifestarse en nuestro rostro, en nuestros sentimientos y actitudes, en la forma en la que tratamos a los otros.

Nosotros anunciamos la resurrección de Cristo cuando su luz ilumina los momentos más oscuros de nuestra existencia y podemos compartirla con los otros; cuando sabemos sonreír con quien sonríe y llorar con quien llora; cuando caminamos junto a quien está triste y corre el riesgo de perder la esperanza; cuando contamos nuestra experiencia de fe a quien está buscando el sentido y la felicidad. Con nuestra actitud, con nuestro testimonio, con nuestra vida, decimos: ¡Jesús ha resucitado! Lo decimos con todo el alma.

Estamos en los días de la Octava de Pascua, durante los cuales nos acompaña el clima alegre de la Resurrección. Es curioso: la Liturgia considera toda la Octava como un único día, para ayudarnos a entrar en el misterio, para que su gracia se imprima en nuestro corazón y en nuestra vida. La Pascua es el evento que ha llevado la novedad radical para cada ser humano, para la historia y para el mundo: es triunfo de la vida sobre la muerte; es fiesta de despertar y de regeneración. ¡Dejemos que nuestra existencia sea conquistada y transformada por la Resurrección!

Pidamos a la Virgen María, testigo silencioso de la muerte y resurrección de su Hijo, que aumente en nosotros la alegría pascual. Lo haremos ahora al recitar el Regina Coeli, que en el tiempo pascual sustituye a la oración del Ángelus. En esta oración, marcada por el aleluya, nos dirigimos a María invitándola a alegrarse, porque Aquel que llevó en el vientre ha resucitado como había prometido, y nos confiamos a su intercesión. En realidad, nuestra alegría es un reflejo de la alegría de María, porque es Ella quien ha cuidado y cuida con fe los eventos de Jesús. Recitamos por tanto esta oración con la conmoción de los hijos que están felices porque su Madre está feliz.

(RLG) (IDV)

(07 de abril de 2015) © Innovative Media Inc.

El Papa: no nos cansemos de decir ¡Cristo ha resucitado!

Palabras del Santo Padre al introducir la oración del Regina Coeli

Ciudad del Vaticano, 07 de abril de 2015 (Zenit.org) Redacción | 0 hits

El santo padre Francisco se asomó este lunes a la ventana del estudio en el Palacio Apostólico para rezar el Regina Coeli con los fieles presentes en la plaza de San Pedro.

Estas son las palabras del Papa para introducir la oración mariana:

¡Queridos hermanos y hermanas, buenos días y feliz Pascua!

En este lunes después de Pascua, el Evangelio nos presenta el pasaje de las mujeres que, al ir al sepulcro de Jesús, lo encuentran vacío y ven a un ángel que les anuncia que Jesús ha resucitado. Y mientras ellas corren para dar la noticia a los discípulos, se encuentran con el mismo Jesús que les dice: “Id a anunciar a mis hermanos que vayan a Galilea: allí me verán”. Galilea es la “periferia” donde Jesús inició su predicación, y desde allí partirá de nuevo el Evangelio de la Resurrección, para que sea anunciado a todos, y cada uno pueda encontrarse con Él, el Resucitado, presente y operante en la historia. También hoy Él está con nosotros, aquí en la plaza.

Este es el anuncio que la Iglesia repite desde el primer día: ¡Cristo ha resucitado! Y, en Él, por el bautismo, también nosotros hemos resucitado, hemos pasado de la muerte a la vida, de la esclavitud del pecado a la libertad del amor. Esta es la buena noticia que estamos llamados a llevar a los otros en cualquier lugar, animados por el Espíritu Santo. La fe en la resurrección de Jesús y la esperanza que Él nos ha llevado es el don más bello que el cristiano puede y debe ofrecer a los hermanos. A todos y cada uno, por tanto, no nos cansemos de repetir:¡Cristo ha resucitado! Repitamos las palabras, pero sobre todo con el testimonio de nuestra vida. La feliz noticia de la Resurrección debería manifestarse en nuestro rostro, en nuestros sentimientos y actitudes, en la forma en la que tratamos a los otros.

Nosotros anunciamos la resurrección de Cristo cuando su luz ilumina los momentos más oscuros de nuestra existencia y podemos compartirla con los otros; cuando sabemos sonreír con quien sonríe y llorar con quien llora; cuando caminamos junto a quien está triste y corre el riesgo de perder la esperanza; cuando contamos nuestra experiencia de fe a quien está buscando el sentido y la felicidad. Con nuestra actitud, con nuestro testimonio, con nuestra vida, decimos: ¡Jesús ha resucitado! Lo decimos con todo el alma.

Estamos en los días de la Octava de Pascua, durante los cuales nos acompaña el clima alegre de la Resurrección. Es curioso: la Liturgia considera toda la Octava como un único día, para ayudarnos a entrar en el misterio, para que su gracia se imprima en nuestro corazón y en nuestra vida. La Pascua es el evento que ha llevado la novedad radical para cada ser humano, para la historia y para el mundo: es triunfo de la vida sobre la muerte; es fiesta de despertar y de regeneración. ¡Dejemos que nuestra existencia sea conquistada y transformada por la Resurrección!

Pidamos a la Virgen María, testigo silencioso de la muerte y resurrección de su Hijo, que aumente en nosotros la alegría pascual. Lo haremos ahora al recitar el Regina Coeli, que en el tiempo pascual sustituye a la oración del Ángelus. En esta oración, marcada por el aleluya, nos dirigimos a María invitándola a alegrarse, porque Aquel que llevó en el vientre ha resucitado como había prometido, y nos confiamos a su intercesión. En realidad, nuestra alegría es un reflejo de la alegría de María, porque es Ella quien ha cuidado y cuida con fe los eventos de Jesús. Recitamos por tanto esta oración con la conmoción de los hijos que están felices porque su Madre está feliz.

(RLG) (IDV)

(07 de abril de 2015) © Innovative Media Inc.

500 sacerdotes británicos piden al Sínodo ser fiel a enseñanza sobre familia

LONDRES, 07 Abr. 15 (ACI).- En un movimiento inusual, cerca de 500 sacerdotes británicos firmaron una carta abierta exhortando a los obispos que participarán en el Sínodo de la Familia a ser “claros y firmes” en la proclamación de las enseñanzas de la Iglesia sobre el matrimonio y la sexualidad.

La carta fue publicada el 24 de marzo por el Catholic Herald y ha causado revuelo en la Iglesia local y los blogs católicos.

Los sacerdotes, sintiendo la confusión que hay entre los fieles luego del Sínodo del año pasado, dijeron que desean “reafirmar nuestra fidelidad inquebrantable a las doctrinas tradicionales sobre el matrimonio y el verdadero significado de la sexualidad humana, fundadas en la Palabra de Dios y enseñadas por el Magisterio de la Iglesia por dos milenios”.

Como se recuerda, gran parte de la cobertura mediática del Sínodo estuvo dirigida a cuestiones morales como el divorcio y la homosexualidad.

Ante esto, los sacerdotes llamaron a los padres sinodales a permanecer firmes y reiterar las enseñanzas de la Iglesia a pesar de las presiones. Dos de los firmantes dijeron al Catholic Herald que “ha habido una cierta cantidad de presión para que no se firme la carta y de hecho un grado de intimidación por parte de clérigos de alto rango”.

Asimismo, al día siguiente de la publicación de la carta, el P. Alexander Lucie-Smith defendió en un blog del Catholic Herald la suscripción de la misiva.

Recordó que la última vez que sacerdotes británicos escribieron una carta abierta, fue para expresar su disenso de la encíclica Humanae Vitae, documento de Pablo VI sobre el control natal.

Sin embargo, esta nueva misiva no es de disenso, sino un completo respaldo a la enseñanza de la Iglesia.

“Cerca de 500 sacerdotes británicos (entre los cuales me encuentro), escriben en apoyo de la enseñanza tradicional de la Iglesia, en obediencia a los obispos que nos pidieron manifestar nuestros puntos de vista, y de hecho, en obediencia al Papa, quien pidió a la gente hablar libremente, de hecho con valentía”, recordó. “Eso es lo que significa la palabra ‘parresía’, de la cual el Papa es muy afectuosa”, señaló.

Sin embargo, en la Audiencia General del día siguiente, el Papa Francisco pidió por una renovada oración por el Sínodo y por no más “chismorreos”.

Ese mismo día el Cardenal inglés Vincent Nichols dijo en una declaración publicada en el Catholic Herald que los medios no eran el lugar de los sacerdotes para tener este debate. “La experiencia pastoral y la preocupación de todos los sacerdotes en estas materias de gran importancia son bienvenidas por los obispos. El Papa Francisco ha pedido un periodo de discernimiento espiritual”, indicó. “Este diálogo, entre un sacerdote y su obispo, no es mejor conducida a través de la prensa”, añadió.

Pero muchos firmantes que escribieron blogs apenas fue publicada la carta, dijeron que sienten que cumplieron con su deber como sacerdotes y que fue por razones pastorales y no políticas.

Damian Thompson, un editor asociado con las noticias británicas en el sitio web de The Spectator, sugirió que los esfuerzos del Cardenal Nichols para disuadir a los sacerdotes an associated editor with the British news site The Spectator, “será contraproducente”. También destacó el alto número de sacerdotes firmantes que no serían clasificados como conservadores, mucho menos como tradicionalistas.

El P. Lucie-Smith dijo que como teólogo moral y como pastor no dudó en firmar la carta que pide “que la doctrina y la práctica permanezcan firme e inseparablemente en armonía”.

Otro firmante, que pidió permanecer en el anonimato, dijo a Catholic Herald que el tema de la comunión para los divorciados vueltos a casar era un motivo de preocupación pastoral y fidelidad al Evangelio.

“La misericordia requiere amor y verdad. Hay mucho en juego. No todos los sacerdotes estarían cómodos expresándose en una carta abierta, pero estaría muy preocupado si hubiera sacerdotes en desacuerdo con las opiniones que contiene”, indicó.

La XIV Asamblea General Ordinaria tendrá lugar del 4 al 25 de octubre de 2015 sobre el tema “La vocación y la misión de la familia en la Iglesia y en el mundo contemporáneo”. Las conclusiones serán usadas por el Papa Francisco para emitir su primera Exhortación Post-Sinodal que puede salir en 2016.

La carta completa (en inglés), puede encontrarse en http://www.catholicherald.co.uk/news/2015/03/24/nearly-500-priests-in-england-and-wales-urge-synod-to-stand-firm-on-communion-for-the-remarried/

Traducido por Eduardo Berdejo

Evangelización y Formación Cristiana Católica

A %d blogueros les gusta esto: