#diocesisdecelaya @diocesis_celaya 5 películas que me han acercado a la santidad

“Un problema a día de hoy es que se puede hacer parecer la santidad como el privilegio de un puñado de héroes espirituales, y no el objetivo ordinario de la vida cristiana. Todo lo que quiere la Iglesia – sacerdocio, Misa, sacramentos, buena predicación, obras de misericordia corporales y espirituales – es hacer santos. Sólo hay una tristeza real en la vida: no ser un santo” (Obispo Robert Barron)

En el mundo del cine católico, hay un cierto tipo de películas sobre santos que parece que es cosa sólo de “píos” y de “bienintencionados”.

No me gustan, en primer lugar porque yo no soy ni pío ni particularmente bienintencionado, pero creo que si no me gustan es por una razón más profunda y problemática: perpetua la que considero la teoría ateniense de la santidad – la noción por la que un santo sale ya así de la cabeza de Dios, y su objetivo principal es ser una especie de ejemplo, un ejemplo al que aspirar, más que un guía – o, más importante, un compañero de camino – en la vía a la santidad.

Demasiado a menudo la santidad parece desesperadamente fuera de nuestro alcance, algo que logran los semidioses más que los seres humanos normales.

Prefiero mis santos excéntricos e imperfectos que luchan, caen y se vuelven a levantar una vez más para tomar de nuevo su cruz. En otras palabras, prefiero que mis santos sean humanos.

La lista de hoy se concentra no en la vida de santos canonizados, sino en algunas películas que he visto en los últimos años y que me han impulsado a pensar en las luchas y virtudes “vividas” a través de las cuales cada uno puede llegar a la santidad en su propia vida.

  1. In America

En el fantástico film de Jim Sheridan sobre una joven familia irlandesa inmigrantes que lucha por abrirse camino en Nueva York, el embarazo inesperado (y no muy deseado) de la mujer Sarah es el catalizador que lleva al actor desocupado Johnny a afrontar el principal evento que les hizo dejar Irlanda y que corroía a la familia por dentro – la muerte de su único hijo. Con la ayuda de su misterioso vecino (el artista Mateo), la familia lucha por encontrar la paz en medio del miedo que acompaña a la nueva bendición.

Lleno de pequeños pero perspicaces momentos sobre la relación entre los esposos y los signos más tangibles de su amor (los hijos), esta película habla de manera profunda sobre los riesgos y las recompensas de estar abierto a la vida, reconociendo que la disponibilidad a abrazarla significa que uno debe estar también preparado para abrazar el sufrimiento redentor que la acompañará siempre.

15

  1. Diario de un cura de campo

Basado en la cautivadora novela de Georges Bernanos, este film del legendario director Robert Bresson es un puñetazo en el estómago espiritual. El protagonista es el cura de Ambricourt, un joven sacerdote frágil y apenas ordenado que llega a un pequeño pueblo de la campiña francesa para tener su primera parroquia, para descubrir que su ministerio (en realidad, su misma presencia) es fuertemente rechazada – o aún peor, meramente tolerada por un rebaño dolorosamente indiferente.

Afectado por una salud que se deteriora rápidamente y afligido tanto por la cínica apatía de sus parroquianos como por sus propias inseguridades y dudas de fe, el sacerdote lucha por abrazar si vocación.

24

La obra maestra de Bresson es una mirada sobria y austera a dos cosas que me asustan mucho sobre la santidad: la realidad de la noche oscura del alma y el reto de sacrificarse completamente y sin reservas, haciendo las cosas justas y virtuosas independientemente del hecho que gente lo note o lo alabe, y por la recompensa terrena.

Es un recuerdo doloroso del hecho de que esta vida es de verdad un valle de lágrimas, y que intentar vivir en la máxima plenitud siempre estará acompañado de dudas y sufrimientos. Pero al mismo tiempo, el buen cura recuerda que “Dios no es un torturador”, haciendo notar a una condesa obstinada que Dios “no es el dueño del amor, es el Amor mismo”.

  1. De dioses y hombres

La película más reciente de las que aparecen en la lista es un relato edificante de la vita (y de la muerte) de los monjes trapenses del monasterio argelino de Nuestra Señora del Atlas, asesinados por los extremistas a mediados de los Noventa, y destaca por una serie de razones.

En primer lugar, es un relato extraordinariamente conmovedor (y verdadero) de la vida comunitaria, en que los seres humanos chocan contra las manías de los demás y pelean por cosas insignificantes, aunque respetándose y amándose profundamente.

34

En segundo lugar, es un recuerdo de la importancia de rezar para la perseverancia. Para muchos es difícil imaginar la perspectiva de aceptar el martirio por las propias convicciones.

Para mi – que me veo reflejado en los pensamientos de la joven heroína de Un templo del Espíritu Santo de Flannery O’Connor, que sabe que “nunca podrá ser una santa pero que cree que podría ser mártir si la matasen rápidamente” -, la idea de llegar al fin de la vida en el mismo acto que te asegura la salvación final, es extrañamente fascinante. También es improbable para la mayor parte de nosotros, por esto el regalo más grande del film es el hecho de recordarnos que debemos rezar a diario por la virtud de la perseverancia final.

  1. El hijo

El film de los hermanos belgas Jean-Pierre y Luc Dardenne se presenta como un sorprendente análisis de nuestro deseo a menudo inexplicable de perdonar y de ser perdonados. La historia es de lo más sencilla: Francis, un joven atormentado que acaba de salir de la prisión, es llevado al taller de carpintería de Olivier para reinsertarse en el mundo del trabajo. Olivier lo reconoce en seguida como el responsable de la muerte de su hijo, que se produjo unos años antes, y lo contrata, aunque no está claro por qué lo hace.

43

Para el espectador, el reto del film (y su gran tensión) se basa en preguntarse su Olivier actuará en base a su comprensible tendencia a la venganza, que aunque está omnipresente, nunca es el primer pensamiento del hombre. Oliver busca un tipo de castigo completamente diverso.

En una de las escenas principales del film, la ex mujer de Olivier, Magali, descubre la identidad de Francis. Anonadada por la voluntad de Olivier de ayudar al responsable de sus sufrimientos, le echa en cara sus intentos de reconciliación. “Nadie lo haría”, dice. Cuando él le da la razón, ella pregunta: “¿Entonces por qué lo haces?” “No lo se”, replica él. Y nosotros tampoco, pero queremos ser como él: perdonar en lugar de dejarnos consumir por la venganza, aunque no comprendemos sus acciones.

  1. Tres Colores (Azul, Blanco, Rojo)

El último ejemplo parece un poco raro… OK, es raro porque se trata de tres films y no de uno solo. Y esto significa que resumirlos es más bien imposible. Estas tres obras del enigmático director polaco Krzysztof Kieślowski son extraordinarias – tanto individualmente como (más aún) como una unidad creativa.

Capturan una sorprendente gamma de problemáticas, luchas y (al final) redenciones humanas, y si los protagonistas de las historias son a menudo inquietantes y tristes – a veces incluso sórdidos –, las extraordinarias intuiciones sobre los altibajos de la condición humana me dejaron sin aliento cuando los vi por primera vez. Y cada vez que los veía me dejaban más afectado y conmovido que antes.

52

No es tanto el hecho de que tengan que ver con la virtud (o incluso la espiritualidad). Hay una completez y una atención a la importancia de los pequeños detalles que me hacen sentir como si hubiese visto toda una vida – o muchas vidas – desplegarse ante mis ojos. Y si me pregunto a menudo si entiendo lo que Kieślowski está intentando decir en estas películas, me encuentro siempre con un aprecio más profundo por la complejidad y la interconexión de nuestra vida, y con un recuerdo de que tengo que tratar a los demás sabiendo que también luchan que también buscan verdad y virtud. Y que serán siempre la presencia más obvia y palpable de Cristo en mi vida.

——–

Joseph Susanka escribe en Patheos

This entry passed through the Full-Text RSS service – if this is your content and you’re reading it on someone else’s site, please read the FAQ at fivefilters.org/content-only/faq.php#publishers.

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya Roban y profanan 35 hostias consagradas en iglesia de La Rioja

MADRID, 11 Dic. 15 (ACI).- El pasado miércoles 9 de diciembre sobre las 7:00 p.m., un día después de la Solemnidad de la Inmaculada Concepción, desconocidos forzaron el sagrario de la iglesia de la Asunción de Nuestra Señora en la localidad de Nalda, La Rioja (España) y robaron 35 hostias consagradas que estaban allí.

Posteriormente tiraron en la entrada de la casa del párroco unas 8 hostias. Las 27 restantes están aún en posesión de los ladrones.

Nalda es un pequeño pueblo de La Rioja (España) que tiene alrededor de mil habitantes. Habitualmente la iglesia de la Asunción de Nuestra Señora permanece abierta desde la mañana hasta la tarde para que quien lo desee pueda entrar a rezar.

“Ha sido un ataque en contra del Santísimo Sacramento porque el copón no se lo han llevado ni nada de la iglesia”, dijo hoy a ACI Prensa el P. Ignacio Subero, párroco de la iglesia profanada.

Según cuenta el P. Subero, tras descubrir la profanación y las hostias en la calle las recogió “con reverencia” y las llevó a la iglesia.

El P. Subero pidió especialmente que se rece por la “conversión de la persona o personas que lo han hecho”.

Además explicó que actos como estos, “a pesar del dolor que producen, deben servirnos a los cristianos para querer amar todavía más a Jesús en la Eucaristía, de necesitar más a Jesús en la presencia eucarística y para adherirnos más a Jesús sacramentado”.

Tras descubrir el ataque el sacerdote informó al Obispado de Calahorra y La Calzada-Logroño y a las autoridades civiles quienes, según precisó el P. Subero, “han iniciado una investigación”.

El párroco ha informado a ACI Prensa que está previsto “un acto de reparación público”, pero aún no se ha concretado el día para realizarlo.

También te puede interesar:

Roban y profanan más de 200 hostias consagradas para “muestra de arte” en España https://t.co/aHS3oEG1m0

— ACI Prensa (@aciprensa) noviembre 23, 2015

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya Embajada de España en Afganistán sufre daños por ataque de extremistas musulmanes

ROMA, 11 Dic. 15 (ACI).- La embajada de España en Kabul (Afganistán) fue afectada este viernes luego de un atentado talibán cuyo objetivo era una casa de huéspedes cercana a la sede diplomática. A la explosión siguió un tiroteo entre los yihadistas y las fuerzas de seguridad. Hasta el momento se informó que murió un policía español, uno afgano y dos de los terroristas.

El ataque fue reivindicado por los talibanes en twitter. “Una unidad de mártires ha entrado en una casa de huéspedes extranjeros en la zona de Shir Pur de la ciudad de Kabul”, indicó, asegurando que provocaron “fuertes bajas”.

Por su parte, las autoridades afganas y españolas habían anunciado en un principio que el ataque había sido contra la sede diplomática, pero luego fue rectificado por el jefe de gobierno español, Mariano Rajoy, quien señaló que el objetivo había sido una casa de huéspedes cercana.

“El Ministerio del Interior pone en conocimiento de los españoles que en el ataque del que hemos hablado antes en Kabul un policía ha muerto. Desde aquí nuestro cariño, nuestro sentimiento y nuestro amor por él y por todos sus compañeros. Muchas gracias”, añadió.

Asimismo, el viceministro de Interior de Afganistán, Mohammad Ayub Salangi, indicó a través de la red social Twitter que “dos suicidas fueron eliminados y un tercero fue herido en una operación de rastreo que aún continúa”.

En los últimos meses los talibanes aumentaron los ataques contra objetivos extranjeros y gubernamentales. El miércoles lanzaron un asedio al aeropuerto de Kandahar que duró 27 horas y dejó al menos 50 muertos.

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya ¿Quién es el Cristo Maitreya que espera la Nueva Era?

A la espera de un nuevo instructor mundial

La corriente esotérica encuadrada bajo la denominación de Maitreya presenta un conjunto sincretista de creencias estructuradas en torno al advenimiento a la Tierra de un nuevo “instructor mundial”. Tal acontecimiento ha de entenderse a partir de una concepción temporal según la cual el mundo pasa por una serie de eras o ciclos de unos 2.150 años de duración determinados astrológicamente.

Por ello, cada era humana está dominada por unas “energías cósmicas con cualidades particulares” e inspirada por un instructor (también conocido como el “Cristo”, “Maestro de los Maestros”, “Mesías”, “Bodhisattva”, “Madhi”, “Krishna” y “Maitreya Buda”) que se sitúa a la cabeza de una Jerarquía espiritual. Cada instructor es “adumbrado” (literalmente, cubierto por la sombra) por la “conciencia crística” o “conciencia de Maitreya” y se convierte en el referente espiritual de su era respectiva.

De Piscis a Acuario

En la actualidad se estaría produciendo un cambio progresivo de la Era de Piscis a la Era de Acuario. El mundo actual está dividido en los ámbitos político, económico, religioso y cultural en dos grandes grupos de personas: los “conservadores y reaccionarios de Piscis” y los “progresistas de Acuario”. El instructor de la Era de Piscis ha sido Jesús “el Cristo”, que fue “adumbrado” en Palestina y trabajado por la “conciencia crística” de Maitreya desde su bautismo hasta su crucifixión. El resultado de la actuación de este instructor fue el establecimiento del cristianismo como sistema religioso portador de las energías cósmicas propias de la Era de Piscis.

La Era de Acuario presenta nuevas energías de síntesis que crearán una nueva cultura y civilización basadas en los valores de la unidad y la fraternidad. Manifiesta una diferencia fundamental con las anteriores: su instructor no será un discípulo “adumbrado” sino que será el propio Maitreya.

Según Benjamin Creme, “profeta” del tema, Maitreya ha permanecido oculto en el Himalaya hasta julio de 1977 y se ha establecido en la comunidad hindú-pakistaní de Londres. En la actualidad aguarda el momento oportuno para mostrar al mundo su verdadera identidad en el “Día de la Declaración”, cuando protagonizará una especie de nuevo Pentecostés mediático por medio de una aparición en televisión que será seguida por toda la humanidad.

Aunque “incluso quienes no estén viendo a Maitreya en televisión tendrán esta experiencia. Su energía de amor penetrará los corazones de todas las personas, galvanizando a la humanidad para que salve al mundo”. Tras su aparición pública, Maitreya enseñará a la humanidad “el arte de la realización del Ser” y atenderá una serie de cuestiones sociales incluidas en su “lista de prioridades: un suministro justo de comida apropiada, vivienda adecuada para todos, atención sanitaria y educación como un derecho universal”.

¿Quién es Benjamin Creme?

La persona que difunde estas enseñanzas y aglutina a los que esperan a Maitreya en todo el mundo es Benjamin Creme, un artista nacido en Glasgow en 1922. Hay que destacar su trayectoria vital en la nueva religiosidad, ya que formó parte en los años 50 de la Sociedad Aetherius (una secta que dice relacionarse con los habitantes de Venus, entre los que se encontraría Jesús).

Sin embargo, la influencia más destacada en sus doctrinas vendrá dada por la Sociedad Teosófica de Helena P. Blavatsky y por la Escuela Arcana de Alice A. Bailey, dos de las principales corrientes esotéricas contemporáneas. De hecho, Creme tomará la “oración” compuesta por Bailey (llamada la “Gran Invocación” y recibida supuestamente del “maestro ascendido” Djwhal Khul) para utilizarla en sus prácticas, como veremos después.

En su proceso de formación esotérica “descubrió” su papel especial en el advenimiento de la Nueva Era, y en Londres en 1975 comenzó a difundir públicamente el advenimiento de Maitreya, el principal de los Maestros de Sabiduría, ya que dice tener contacto directo con él. Anunció que en 1982 tendría lugar el “Día de la Declaración”, pero nada sucedió. Asegura que Maitreya se habría aparecido en Nairobi (Kenia) ante miles de personas como una figura barbuda y vestido de blanco, y por ello sus seguidores difunden mucho la fotografía que se tomó.

Además de escribir libros y dirigir las publicaciones de su movimiento (la revista Share International y la hoja informativa Emerger Mundial), Creme se dedica a dar conferencias por todo el mundo, de forma periódica, avisando de que cada vez está más cerca la llegada de Maitreya.

¿Cuáles son sus doctrinas?

Para Benjamin Creme, Dios o Logos es “el gran Ser Cósmico que enalma este planeta, encarnando todas las Leyes y todas las energías regidas por esas leyes, que componen todo lo que vemos y lo que no podemos ver”. Es un ente cósmico que está detrás de toda la creación universal. La realidad está dividida en siete planos que forman el “Plano físico cósmico”, ordenados de forma ascendente y accesibles sólo a medida que la persona avanza en un proceso iniciático de expansión de su conciencia.

Su lenguaje es totalmente panteísta, ya que podemos leer en uno de sus libros que “todo es Dios. De hecho, no hay nada más que Dios”. Para Creme, el ser humano es una “chispa de Dios”. Dice que “cada uno de nosotros es en esencia divino pero, comparados con los grandes hombres y sabios de todas las religiones y campos del esfuerzo humano, la mayoría reconoce o demuestra esta divinidad sólo de forma limitada”.

Todas las personas están formadas por tres planos o estados de conciencia y se reencarnan en un proceso de mejora gradual “hasta que ponen en movimiento efectos que nos liberan de la rueda de la reencarnación. Este proceso es gobernado por la ley de Causa y Efecto o Karma”. La iniciación esotérica conduce a la liberación de las experiencias humanas (se considera como un medio de aceleración del proceso evolutivo de la reencarnación) y a la evolución espiritual superior o expansión de la conciencia mediante varias etapas sucesivas. Los Evangelios son interpretados como una representación simbólica del viaje del iniciado hacia la perfección.

En alguna ocasión ha resultado polémica la alusión de Benjamin Creme a Lucifer. Él asegura, como lo hace gran parte del esoterismo actual, que bajo ese nombre no hay que entender a la figura del diablo de la tradición judeocristiana, sino que, lejos de ser el ángel caído y castigado por Dios, es el ángel que da la luz al hombre (tomando pie en su sentido etimológico: Lucifer es el que lleva la luz).

La nueva religión mundial

La evolución espiritual del hombre no es posible en el marco de las religiones tradicionales, consideradas temporales e insuficientes, y que serán superadas por la espiritualidad propia de la Era de Acuario: “la humanidad… comprenderá que el Reino de Dios no tiene origen cristiano ni budista, ni se relaciona con ninguna otra iglesia específica, religión u organización, sino que está constituido por ese grupo integrado de individuos infundidos por el alma que están constantemente radiando amor”.

Sin embargo, no predica el fin de la religión, sino el advenimiento de una nueva, que sintetizará las religiones de Oriente y de Occidente “en una Nueva Religión Mundial. El Cristo es el gran exponente y la expresión del Amor, mientras que el Buda es la encarnación de la Sabiduría. En este tiempo venidero, el Cristo fusionará y combinará estas dos energías divinas y responderá a la llamada de socorro y guía de Oriente como también a la de Occidente. Él será en verdad el Instructor del Mundo, que viene a inaugurar la nueva era de síntesis y fraternidad basada en el establecimiento de correctas relaciones humanas”.

Sus actividades

A pesar de su gran difusión por todo el mundo, el movimiento llamado “Share International” en torno a la doctrina de Maitreya cuenta con unos 5.000 miembros en 600 grupos de meditación que se han formado en 40 países. Sus prácticas principales son la Meditación de Transmisión y la difusión del advenimiento de Maitreya.

La Meditación de Transmisión es presentada como un método para “ayudar al mundo y construir una conexión más fuerte con la propia naturaleza espiritual”. Durante su realización, los “Maestros de Sabiduría” dirigen energías espirituales “desde los planos espirituales a través de los centros de energía (chakras) de los miembros del grupo de una forma muy científica. Este proceso hace que las energías sean más útiles para la humanidad y los demás reinos de la naturaleza”.

La única condición exigida a los miembros del grupo es la confianza en la utilidad del “trabajo energético” realizado en las sesiones de meditación como medio de mejora para la humanidad: no se requiere una aceptación de sus creencias esotéricas (ni siquiera creer en la existencia de los Maestros de Sabiduría que dirigen las energías). Según explican, esta actividad colectiva es compatible con cualquier situación religiosa o espiritual que presente el participante.

La Transmisión comienza con el alineamiento de los miembros del grupo con los Maestros de Sabiduría mediante la entonación de “La gran invocación”, la oración más difundida de la Nueva Era que, entre otras cosas, dice: “Desde el punto de Amor en el Corazón de Dios, que afluya amor a los corazones de los hombres, que Cristo retorne a la Tierra”.

Tras ella, los miembros alinean el cerebro físico y el alma enfocando la atención en el centro ajna (centro de energía situado en el entrecejo) y pensando simultáneamente en el mantra OM. Esta actividad grupal sirve como un “punto de entrada” para que las energías lleguen donde sean necesitadas y estimulen el progreso humano.

Para más información:

Manuel Guerra, “El Cristo del que habla la Nueva Era, ¿es el Jesús de los evangelios?”, Aleteia, 12/02/14.

This entry passed through the Full-Text RSS service – if this is your content and you’re reading it on someone else’s site, please read the FAQ at fivefilters.org/content-only/faq.php#publishers.

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya 5 películas que me han acercado a la santidad

“Un problema a día de hoy es que se puede hacer parecer la santidad como el privilegio de un puñado de héroes espirituales, y no el objetivo ordinario de la vida cristiana. Todo lo que quiere la Iglesia – sacerdocio, Misa, sacramentos, buena predicación, obras de misericordia corporales y espirituales – es hacer santos. Sólo hay una tristeza real en la vida: no ser un santo” (Obispo Robert Barron)

En el mundo del cine católico, hay un cierto tipo de películas sobre santos que parece que es cosa sólo de “píos” y de “bienintencionados”.

No me gustan, en primer lugar porque yo no soy ni pío ni particularmente bienintencionado, pero creo que si no me gustan es por una razón más profunda y problemática: perpetua la que considero la teoría ateniense de la santidad – la noción por la que un santo sale ya así de la cabeza de Dios, y su objetivo principal es ser una especie de ejemplo, un ejemplo al que aspirar, más que un guía – o, más importante, un compañero de camino – en la vía a la santidad.

Demasiado a menudo la santidad parece desesperadamente fuera de nuestro alcance, algo que logran los semidioses más que los seres humanos normales.

Prefiero mis santos excéntricos e imperfectos que luchan, caen y se vuelven a levantar una vez más para tomar de nuevo su cruz. En otras palabras, prefiero que mis santos sean humanos.

La lista de hoy se concentra no en la vida de santos canonizados, sino en algunas películas que he visto en los últimos años y que me han impulsado a pensar en las luchas y virtudes “vividas” a través de las cuales cada uno puede llegar a la santidad en su propia vida.

  1. In America

En el fantástico film de Jim Sheridan sobre una joven familia irlandesa inmigrantes que lucha por abrirse camino en Nueva York, el embarazo inesperado (y no muy deseado) de la mujer Sarah es el catalizador que lleva al actor desocupado Johnny a afrontar el principal evento que les hizo dejar Irlanda y que corroía a la familia por dentro – la muerte de su único hijo. Con la ayuda de su misterioso vecino (el artista Mateo), la familia lucha por encontrar la paz en medio del miedo que acompaña a la nueva bendición.

Lleno de pequeños pero perspicaces momentos sobre la relación entre los esposos y los signos más tangibles de su amor (los hijos), esta película habla de manera profunda sobre los riesgos y las recompensas de estar abierto a la vida, reconociendo que la disponibilidad a abrazarla significa que uno debe estar también preparado para abrazar el sufrimiento redentor que la acompañará siempre.

15

  1. Diario de un cura de campo

Basado en la cautivadora novela de Georges Bernanos, este film del legendario director Robert Bresson es un puñetazo en el estómago espiritual. El protagonista es el cura de Ambricourt, un joven sacerdote frágil y apenas ordenado que llega a un pequeño pueblo de la campiña francesa para tener su primera parroquia, para descubrir que su ministerio (en realidad, su misma presencia) es fuertemente rechazada – o aún peor, meramente tolerada por un rebaño dolorosamente indiferente.

Afectado por una salud que se deteriora rápidamente y afligido tanto por la cínica apatía de sus parroquianos como por sus propias inseguridades y dudas de fe, el sacerdote lucha por abrazar si vocación.

24

La obra maestra de Bresson es una mirada sobria y austera a dos cosas que me asustan mucho sobre la santidad: la realidad de la noche oscura del alma y el reto de sacrificarse completamente y sin reservas, haciendo las cosas justas y virtuosas independientemente del hecho que gente lo note o lo alabe, y por la recompensa terrena.

Es un recuerdo doloroso del hecho de que esta vida es de verdad un valle de lágrimas, y que intentar vivir en la máxima plenitud siempre estará acompañado de dudas y sufrimientos. Pero al mismo tiempo, el buen cura recuerda que “Dios no es un torturador”, haciendo notar a una condesa obstinada que Dios “no es el dueño del amor, es el Amor mismo”.

  1. De dioses y hombres

La película más reciente de las que aparecen en la lista es un relato edificante de la vita (y de la muerte) de los monjes trapenses del monasterio argelino de Nuestra Señora del Atlas, asesinados por los extremistas a mediados de los Noventa, y destaca por una serie de razones.

En primer lugar, es un relato extraordinariamente conmovedor (y verdadero) de la vida comunitaria, en que los seres humanos chocan contra las manías de los demás y pelean por cosas insignificantes, aunque respetándose y amándose profundamente.

34

En segundo lugar, es un recuerdo de la importancia de rezar para la perseverancia. Para muchos es difícil imaginar la perspectiva de aceptar el martirio por las propias convicciones.

Para mi – que me veo reflejado en los pensamientos de la joven heroína de Un templo del Espíritu Santo de Flannery O’Connor, que sabe que “nunca podrá ser una santa pero que cree que podría ser mártir si la matasen rápidamente” -, la idea de llegar al fin de la vida en el mismo acto que te asegura la salvación final, es extrañamente fascinante. También es improbable para la mayor parte de nosotros, por esto el regalo más grande del film es el hecho de recordarnos que debemos rezar a diario por la virtud de la perseverancia final.

  1. El hijo

El film de los hermanos belgas Jean-Pierre y Luc Dardenne se presenta como un sorprendente análisis de nuestro deseo a menudo inexplicable de perdonar y de ser perdonados. La historia es de lo más sencilla: Francis, un joven atormentado que acaba de salir de la prisión, es llevado al taller de carpintería de Olivier para reinsertarse en el mundo del trabajo. Olivier lo reconoce en seguida como el responsable de la muerte de su hijo, que se produjo unos años antes, y lo contrata, aunque no está claro por qué lo hace.

43

Para el espectador, el reto del film (y su gran tensión) se basa en preguntarse su Olivier actuará en base a su comprensible tendencia a la venganza, que aunque está omnipresente, nunca es el primer pensamiento del hombre. Oliver busca un tipo de castigo completamente diverso.

En una de las escenas principales del film, la ex mujer de Olivier, Magali, descubre la identidad de Francis. Anonadada por la voluntad de Olivier de ayudar al responsable de sus sufrimientos, le echa en cara sus intentos de reconciliación. “Nadie lo haría”, dice. Cuando él le da la razón, ella pregunta: “¿Entonces por qué lo haces?” “No lo se”, replica él. Y nosotros tampoco, pero queremos ser como él: perdonar en lugar de dejarnos consumir por la venganza, aunque no comprendemos sus acciones.

  1. Tres Colores (Azul, Blanco, Rojo)

El último ejemplo parece un poco raro… OK, es raro porque se trata de tres films y no de uno solo. Y esto significa que resumirlos es más bien imposible. Estas tres obras del enigmático director polaco Krzysztof Kieślowski son extraordinarias – tanto individualmente como (más aún) como una unidad creativa.

Capturan una sorprendente gamma de problemáticas, luchas y (al final) redenciones humanas, y si los protagonistas de las historias son a menudo inquietantes y tristes – a veces incluso sórdidos –, las extraordinarias intuiciones sobre los altibajos de la condición humana me dejaron sin aliento cuando los vi por primera vez. Y cada vez que los veía me dejaban más afectado y conmovido que antes.

52

No es tanto el hecho de que tengan que ver con la virtud (o incluso la espiritualidad). Hay una completez y una atención a la importancia de los pequeños detalles que me hacen sentir como si hubiese visto toda una vida – o muchas vidas – desplegarse ante mis ojos. Y si me pregunto a menudo si entiendo lo que Kieślowski está intentando decir en estas películas, me encuentro siempre con un aprecio más profundo por la complejidad y la interconexión de nuestra vida, y con un recuerdo de que tengo que tratar a los demás sabiendo que también luchan que también buscan verdad y virtud. Y que serán siempre la presencia más obvia y palpable de Cristo en mi vida.

——–

Joseph Susanka escribe en Patheos

This entry passed through the Full-Text RSS service – if this is your content and you’re reading it on someone else’s site, please read the FAQ at fivefilters.org/content-only/faq.php#publishers.

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya Roban y profanan 35 hostias consagradas en iglesia de La Rioja

MADRID, 11 Dic. 15 (ACI).- El pasado miércoles 9 de diciembre sobre las 7:00 p.m., un día después de la Solemnidad de la Inmaculada Concepción, desconocidos forzaron el sagrario de la iglesia de la Asunción de Nuestra Señora en la localidad de Nalda, La Rioja (España) y robaron 35 hostias consagradas que estaban allí.

Posteriormente tiraron en la entrada de la casa del párroco unas 8 hostias. Las 27 restantes están aún en posesión de los ladrones.

Nalda es un pequeño pueblo de La Rioja (España) que tiene alrededor de mil habitantes. Habitualmente la iglesia de la Asunción de Nuestra Señora permanece abierta desde la mañana hasta la tarde para que quien lo desee pueda entrar a rezar.

“Ha sido un ataque en contra del Santísimo Sacramento porque el copón no se lo han llevado ni nada de la iglesia”, dijo hoy a ACI Prensa el P. Ignacio Subero, párroco de la iglesia profanada.

Según cuenta el P. Subero, tras descubrir la profanación y las hostias en la calle las recogió “con reverencia” y las llevó a la iglesia.

El P. Subero pidió especialmente que se rece por la “conversión de la persona o personas que lo han hecho”.

Además explicó que actos como estos, “a pesar del dolor que producen, deben servirnos a los cristianos para querer amar todavía más a Jesús en la Eucaristía, de necesitar más a Jesús en la presencia eucarística y para adherirnos más a Jesús sacramentado”.

Tras descubrir el ataque el sacerdote informó al Obispado de Calahorra y La Calzada-Logroño y a las autoridades civiles quienes, según precisó el P. Subero, “han iniciado una investigación”.

El párroco ha informado a ACI Prensa que está previsto “un acto de reparación público”, pero aún no se ha concretado el día para realizarlo.

También te puede interesar:

Roban y profanan más de 200 hostias consagradas para “muestra de arte” en España https://t.co/aHS3oEG1m0

— ACI Prensa (@aciprensa) noviembre 23, 2015

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya Embajada de España en Afganistán sufre daños por ataque de extremistas musulmanes

ROMA, 11 Dic. 15 (ACI).- La embajada de España en Kabul (Afganistán) fue afectada este viernes luego de un atentado talibán cuyo objetivo era una casa de huéspedes cercana a la sede diplomática. A la explosión siguió un tiroteo entre los yihadistas y las fuerzas de seguridad. Hasta el momento se informó que murió un policía español, uno afgano y dos de los terroristas.

El ataque fue reivindicado por los talibanes en twitter. “Una unidad de mártires ha entrado en una casa de huéspedes extranjeros en la zona de Shir Pur de la ciudad de Kabul”, indicó, asegurando que provocaron “fuertes bajas”.

Por su parte, las autoridades afganas y españolas habían anunciado en un principio que el ataque había sido contra la sede diplomática, pero luego fue rectificado por el jefe de gobierno español, Mariano Rajoy, quien señaló que el objetivo había sido una casa de huéspedes cercana.

“El Ministerio del Interior pone en conocimiento de los españoles que en el ataque del que hemos hablado antes en Kabul un policía ha muerto. Desde aquí nuestro cariño, nuestro sentimiento y nuestro amor por él y por todos sus compañeros. Muchas gracias”, añadió.

Asimismo, el viceministro de Interior de Afganistán, Mohammad Ayub Salangi, indicó a través de la red social Twitter que “dos suicidas fueron eliminados y un tercero fue herido en una operación de rastreo que aún continúa”.

En los últimos meses los talibanes aumentaron los ataques contra objetivos extranjeros y gubernamentales. El miércoles lanzaron un asedio al aeropuerto de Kandahar que duró 27 horas y dejó al menos 50 muertos.

Evangelización y Formación Cristiana Católica

A %d blogueros les gusta esto: