Archivo de la etiqueta: ACIPrensa

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya Hoy es fiesta de Santa Francisca Javier Cabrini, patrona de los emigrantes

REDACCIÓN CENTRAL, 13 Nov. 19 (ACI Prensa).- “La madre Cabrini es una mujer muy inteligente y de gran virtud… Es una santa”, dijo en una ocasión el Papa León XIII, quien conoció personalmente a Santa Francisca Javier Cabrini, patrona de los emigrantes.

Santa María Francisca nació en 1850 en Italia en una familia acomodada. Desde pequeña, al escuchar lecturas misioneras, quiso ir a predicar a tierras extranjeras, pero sus padres la enviaron a estudiar para profesora con las religiosas de Arluno.

En 1870 murieron sus padres y con el tiempo Francisca buscó ingresar a la congregación donde realizó sus estudios, pero no fue admitida por su mala salud. Intentó en otra congregación pero tampoco la recibieron.

El Obispo y un sacerdote amigo la invitaron a entrar en el orfanato “Casa de la Providencia”, donde la fundadora llamada Tondini había realizado una mala administración. La Santa aceptó y con un grupo de compañeras fundó a las Hermanas Misioneras del Sagrado Corazón, bajo la inspiración de San Francisco Javier.

La conducta de Tondina, quien al parecer estaba mal de la cabeza, se convirtió en escándalo público. El Obispo aconsejó a Francisca a salir como misionera y cerró el orfanato. La madre Cabrini con sus fieles compañeras se trasladaron a un convento franciscano que estaba vacío. Redactó las reglas, el Obispo las aprobó y así abrió otras casas.

Viajó a Roma para obtener la aprobación de su congregación en la Santa Sede y algunos obispos, entre los que estaba el Arzobispo de Nueva York, le pidieron que enviara sus religiosas a Estados Unidos. Santa Francisca por aquel entonces tuvo un sueño que se lo contó al Papa León XIII y el Pontífice la animó ir al occidente y no a China.

A pesar de su miedo al agua por haber caído a un río siendo niña, cruzó el Atlántico y llegó a Nueva York en 1889. Allí se encontró con una realidad pastoral muy dura ya que había una gran multitud de pobres europeos que habían emigrado a los Estados Unidos; y los sacerdotes en su mayoría estaban allí por mala conducta.

El Arzobispo tuvo problemas para recibirlas y les dijo que lo mejor era que volvieran a Italia. Santa Francisca decidida y firme le respondió que el Papa la había enviado a allí y que se iba a quedar. En poco tiempo la madre Cabrini obtuvo ayuda para iniciar un orfanato y consiguió casa para sus religiosas.

Poco a poco la congregación se fue expandiendo en Estados Unidos, ayudando con mucha caridad a los emigrantes y a todos los necesitados. La gente que trataba con ella la admiraba y la quería. Aunque era estricta, Santa Francisca tenía un gran sentido de justicia.

“Amense unas a otras. Sacrifíquense constantemente y de buen grado por sus hermanas. Sean bondadosas; no sean duras ni bruscas, no abriguen resentimientos; sean mansas y pacíficas”, solía decir a sus religiosas.

Por su actividad misionera tuvo que viajar a Nicaragua, Argentina, Costa Rica, Panamá, Chile, Brasil, Francia e Inglaterra.

En 1907 finalmente aprobaron las constituciones de su congregación que ya estaba en ocho países con más de mil religiosas en escuelas, hospitales y otras instituciones.

Más adelante la salud de Santa Francisca empezó a decaer y partió a la Casa del Padre el 22 de diciembre de 1917.

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya Obispos de Francia establecen 3 ejes para proseguir la lucha contra abusos

, 12 Nov. 19 (ACI Prensa).- En el marco de su asamblea plenaria realizada en la ciudad de Lourdes, los obispos de la Conferencia Episcopal Francesa (CEF) emitieron una declaración en la que establecieron algunos ejes para la lucha contra los abusos sexuales en el país.

En el texto presentado el 9 de noviembre, los obispos franceses establecieron como primer punto “la constitución de un fondo dedicado de 5 millones de euros para financiar sus acciones de lucha contra los abusos sexuales y los trabajos de la CIASE”, la Comisión Independiente sobre los Abusos Sexuales en la Iglesia.

Asimismo indicaron que en el aspecto financiero “es necesario abrir los fondos necesarios, fijar los montos de la suma global y solicitar el compromiso de los mismos”.

Como segundo punto, explicaron que “ante la propuesta de un gesto litúrgico significativo, los obispos alentaron a este grupo de trabajo a ofrecer a las personas víctimas que lo deseen la posibilidad de hacer un recuento de su vida (y no solamente los hechos) y, de ser el caso, de colocarlo en un lugar memorial”.

En tercer lugar y en relación a la “prevención y el seguimiento de los clérigos culpables, los grupos de trabajo han establecido algunas pautas que aún deben precisarse un poco más”.

Los prelados franceses explicaron que toda la labor que se realiza en este campo en Francia ha podido seguir adelante y mejorar gracias a “los encuentros sostenidos con personas víctimas”, lo que ha permitido también a los obispos “tomar consciencia de que el niño o joven que es afectado de esta forma sufre un trauma que no podrá remontar sino solo con grandes sufrimientos”.

Con el resultado logrado hasta ahora, los obispos de Francia han adoptado una resolución con la que “desean manifestar clara y concretamente a las personas que han revelado ciertos actos de sacerdotes y diáconos, que los reconocen como víctimas, no solo por la agresión sufrida, sino por el silencio, las negligencias, la indiferencia y la ausencia de reacción o de malas decisiones o mal funcionamiento en el seno de la Iglesia”.

“Los obispos son conscientes de que el trabajo debe proseguir. La crisis de los abusos sexuales llama a combatir todas las formas de abuso ya que ellas contradicen el Evangelio de Libertad y de dignidad en el que se funda la misión cristiana”, prosigue la declaración.

La palabra de Cristo, concluye el texto, “resuena con fuerza: ‘Porque todo el que hace lo malo odia la luz, y no viene a la luz para que sus acciones no sean expuestas. 21 Pero el que practica la verdad viene a la luz, para que sus acciones sean manifestadas que han sido hechas en Dios’. (Jn 3, 20-21)”.

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya Exmaestro de reiki explica por qué esta práctica invoca al demonio [VIDEO]

MADRID, 12 Nov. 19 (ACI Prensa).- Juan Sánchez Requena, exmaestro de reiki, alerta en una entrevista concedida a HM televisión sobre la práctica del reiki; según explica se trata de una “canalización de energía por imposición de manos. Pero esa energía es el demonio”.

Sánchez Requena explica que hay varios niveles dentro del reiki.

Mientras que en el primer nivel es necesario que la persona esté presente, en el segundo ya no es necesario porque “se capacita para hacer reiki a distancia, en la longitud y en el tiempo, es decir, se puede enviar reiki para que llegue en un momento del pasado o del futuro”.

“Lo puede recibir una persona lo quiera o no, y esa energía no mana ni de Jesucristo ni de Dios ni de la Santísima Trinidad, sino que viene del demonio”, explica.

También precisa que aunque en un segundo nivel se dice que hay un mayor nivel de conciencia y de energía vital, “después la factura es enorme, porque el demonio no hace esto de manera gratuita, sino que te persigue”.

En un nivel posterior se llama a los “via reiki” que, según explica, “si el reiki no viene de Dios, estamos invocando al demonio con el nombre que le queramos poner”, porque en ese nivel “se trata de inculcar los símbolos reiki en esa persona”.

“Se sopla encima de la cabeza para que los símbolos que se han impuesto sobre la persona se vayan introduciendo en la columna de chacra, con un movimiento que desciende hasta el [hueso] sacro. El sitio donde el hinduismo, el yoga, dice que está la ‘kundalini’, la serpiente, el dragón, el demonio”, precisa.

El reiki es una pseudoterapia inventada en 1922 por el budista japonés Miako Usui y su práctica ha sido adaptada en todo el mundo. Está basada en la pseudociencia que cree en un sistema de armonización natural que utiliza la energía vital universal para tratar enfermedades tanto físicas como mentales o emocionales. Su práctica está inspirada en las religiones orientales y está muy relacionada con la Nueva Era.  

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya Hoy celebramos la fiesta de San Josafat, el mártir “ladrón de almas”

REDACCIÓN CENTRAL, 12 Nov. 19 (ACI Prensa).- El 12 de noviembre la Iglesia celebra a San Josafat, patrono de la Reunión entre Ortodoxos y Católicos.  Derramó su sangre por la unidad de los cristianos y era llamado por sus adversarios “ladrón de almas”.

Josafat, que significa “Dios es mi juez”, nació en Vladimir de Volhinia por el 1580 de padres ortodoxos. Al convertirse al catolicismo, ingresó a la Orden de San Basilio. Fue ordenado sacerdote en el rito bizantino y posteriormente llegó a ser Arzobispo de Polotzk, Lituania.

Durante ese tiempo, muchos se inclinaban al cisma con Roma, las iglesias estaban en ruinas, muchos del clero secular se habían casado y algunos varias veces, y la vida monástica estaba en decadencia.

San Josafat convocó a Sínodos en las principales ciudades, publicó un texto de catecismo, dispuso ordenaciones sobre la conducta del clero y buscó liberar de interferencias externas los asuntos de las iglesias locales. Todo esto sin dejar la administración de los sacramentos, la visita a los pobres, enfermos y prisioneros.

Sufrió calumnias, críticas e incomprensión de sus enemigos y por parte de algunos católicos que querían evitar la disciplina y las exigencias morales.

Los adversarios buscaron más de una oportunidad para matarlo y San Josafat les llegó a decir: “Estoy pronto a morir por la sagrada unión, por la supremacía de San Pedro y del Romano Pontífice.”

El 12 de noviembre de 1623 un sacerdote enemigo buscó a San Josafat para insultarlo. Entonces el Santo mandó a que encerrasen al agresor en un aposento de la casa del Arzobispo. Al regresar de la Iglesia, el Prelado dio libertad al cura, después de haberle amonestado, pero una turba ingresó a la casa golpeando a los criados y exigiendo la muerte de San Josafat. “¡Muerte al papista!”, gritaban.

El Santo, que salió en defensa de los criados, cayó atravesado por una lanza y herido de bala. Su cuerpo fue arrastrado por las calles y arrojado al río Divna. Esto produjo un movimiento en favor de la unidad católica que pasó por un fuerte periodo de violencia.

San Josafat fue canonizado por el Beato Pío IX, siendo el primer Santo de la Iglesia de oriente con un proceso formal.

Durante el Concilio Vaticano II, y a solicitud del Papa San Juan XXIII, los restos de San Josafat fueron puestos en el altar de San Basilio en la Basílica de San Pedro.

El Papa Pío XI, en su Carta Encíclica “Ecclesiam Dei” escribió que San Josafat “comenzó a dedicarse a la restauración de la unidad, con tanta fuerza y tanta suavidad a la vez y con tanto fruto que sus mismos adversarios lo llamaban “ladrón de almas”.

Más información en: https://www.aciprensa.com/santos/santo.php?id=339

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya “Esperamos al Papa como constructor de paz”, señala sacerdote en Japón

, 11 Nov. 19 (ACI Prensa).- Cerca del inicio de un nuevo viaje apostólico del Papa Francisco, el exprovincial de la Compañía de Jesús en Japón y actual delegado para el Apostolado Social, P. Yoshio Kajiyama, afirmó que la expectativa es que el Santo Padre llegue al país como un “constructor de paz”, en torno a las armas nucleares.

En declaraciones a Vatican News, el sacerdote señaló que “los católicos en esta nación asiática son casi medio millón”, una minoría en un país con más de 126 millones de personas.

Según los datos disponibles más recientes, aproximadamente el 35% de los japoneses afirman ser budistas, mientras que entre el 3 y 4% reconocen ser parte del sintoísmo o de las religiones populares japonesas asociadas. Solo entre el 1 y 2% de los japoneses se identifican como cristianos, y de estos la mitad son católicos.

El sacerdote comentó que la principal expectativa que genera el viaje del Papa a Japón es su discurso, que se espera sea “un mensaje como constructor de paz”, en torno a las armas nucleares.

“La Iglesia Católica en Japón es pequeña, pero su mensaje tuvo un eco en el pueblo japonés” señaló el sacerdote, refiriéndose a la visita de San Juan Pablo II al país asiático del 24 al 26 de febrero de 1981. Añadió que se espera con ansias “el mensaje del Papa Francisco en Nagasaki”.

Situación de los Jesuitas en Japón

El sacerdote comentó que una de las misiones de los jesuitas en este país “es enseñar teología y filosofía en la Universidad de Sofía”, una de las universidades privadas más importantes del país, además de tener a cargo escuelas secundarias. “Allí vienen estudiantes católicos, a los que podemos contactar y con quienes tenemos una relación muy especial” afirmó.

Sin embargo, el P. Kajiyama señala que la mayoría de los estudiantes de las universidades no son católicos, la población creyente será “quizá un dos o tres por ciento”. “A ellos les gusta estudiar y vivir de acuerdo a una buena conciencia. Es muy difícil atenderlos religiosamente y más difícil, bautizarlos. La religión no es su mayor preocupación” comentó.

Los jesuitas tienen un centro social en la ciudad de Osaka, donde atienden a personas que viven en las calles. Sobre esta realidad, dijo que “las autoridades no cuidan de estas personas”. “En Japón hay pobreza y personas viviendo en las calles”, afirmó el P. Kajiyama.

“Tenemos muchos católicos procedentes de Filipinas y de Latinoamérica”, señaló el sacerdote. Indicó que muchos de estos niños migrantes no reciben la atención adecuada en las escuelas públicas, planteándose “crear un colegio que atienda a los hijos de los migrantes y donde puedan aprender japonés”.

Como señaló el Arzobispo de Tokio, Mons. Isao Kikuchi, en una reciente entrevista a CNA – agencia en inglés del Grupo ACI – “la Iglesia da prioridad a presenciar el Evangelio de manera visible a través de estas firmes obras de misericordia. Ciertamente, estas actividades pueden no conducir inmediatamente a la recepción del bautismo, pero existe la esperanza de que muchas personas que fueron tocadas por el espíritu del Evangelio sean conducidas a la Iglesia”.

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya La Iglesia en México celebra los 500 años de evangelización con libro histórico

CIUDAD DE MÉXICO, 11 Nov. 19 (ACI Prensa).- La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) publicó recientemente el libro Quadripartita Terrarum Orbe, que en español se puede traducir como Cuarta Parte del Mundo, un esfuerzo por revalorar la historia de la evangelización y su impacto en México.

El libro recoge en sus 579 páginas las conferencias realizadas en el congreso homónimo realizado en Ciudad de México a mediados de octubre de 2018, entre ellas las del doctor Eduardo Chávez, sacerdote canónigo de la Basílica de Guadalupe y director del Instituto Superior de Estudios Guadalupanos; Jorge Traslosheros, doctor en Estudios Latinoamericanos y catedrático de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM); María Teresa Álvarez Icaza, doctora en Historia y también docente en la UNAM; y Clementina Battcock, doctora en Historia e investigadora de la Dirección de Estudios Históricos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Los españoles llegaron a tierras continentales del actual México en marzo de 1519. La primera Misa se celebró el 17 de marzo de 1519, en la la villa de Santa María de la Victoria, en el actual estado mexicano de Tabasco.

El 8 de noviembre de 1519 llegaron a la ciudad de Tenochtitlán, capital del imperio azteca, hoy Ciudad de México.

En diálogo con ACI Prensa, el secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano, Mons. Alfonso Miranda Guardiola, destacó esta “combinación entre académicos, historiadores y doctores de la Iglesia, entrecruzando visiones académicas, eclesiásticas y religiosas”.

Mons. Miranda Guardiola, también Obispo Auxiliar de Monterrey, destacó que “como Iglesia, como Conferencia del Episcopado Mexicano, nos corresponde no dejar pasar este evento tan importante, 500 años de los inicios de la evangelización, a un lado o desapercibido”.

El Secretario General de la CEM destacó que “gracias a Dios, al trabajo del Departamento de Arte e Historia, se hizo un primer congreso con ayuda de especialistas, de la maestra Berenise Bravo Rubio, de la Escuela Nacional de Antropología e Historia, gracias a quien se vincularon a especialistas”.

Fruto de este congreso y compilado en este libro, señaló, se encuentran “los aportes de la Iglesia Católica a nuestra Nación en estos 500 años”.

“Han sido años de recibir tantas críticas, tantos señalamientos, por errores de la Iglesia, de algunos sacerdotes, y por prejuicios y tantas cosas. Obviamente nadie iba a hacer este libro, nos tocaba como Iglesia hacerlo y bendito Dios lo pudimos hacer”, indicó.

Recogiendo las conferencias recopiladas en el libro, Mons. Miranda Guardiola señaló que “habría que hablar, por ejemplo, de los inicios de la conquista, cuando además de la espada vino también la Sagrada Escritura. Además de colonizadores vinieron también misioneros franciscanos, agustinos, jesuitas, etc. Y si por un lado se iniciaba esta conquista, por otro lado se hablaba de Dios y también del respeto y derecho de los indígenas, de los habitantes primeros de estas tierras”.

“Y más adelante, todo lo que tiene que ver con el diseño mismo de ciudades, la educación, los oficios artesanales, lo que tiene que ver con la salud, el arte, la arquitectura, tantas cosas que se han venido aportando de parte de la Iglesia Católica a nuestro país”, dijo.

El secretario general de la CEM subrayó además el importante papel de la aparición de la Virgen de Guadalupe en la historia de México, así como “la inculturación maravillosa que hizo: un respeto a la cultura de los pobladores y al mismo tiempo un desvelamiento de la fe cristiana en esta imagen preciosa donde está su hijo Jesucristo en vísperas de su alumbramiento”.

Mons. Miranda Guardiola explicó que “la Iglesia Católica acompaña a un pueblo en sus luces y sus sombras, en sus victorias y en sus tristezas, en sus derrotas. La Iglesia Católica fue parte de la historia del pueblo mexicano con todos sus avatares, con todas sus circunstancias”.

“Así como hubo la creación de hospitales, oficios, atención a los indios, así también pudo participar de los errores de la misma sociedad, ni modo de hacerse a un lado, estás con ella”, señaló.

Para el Prelado mexicano, es importante que un católico en este país repase las páginas de este libro, porque “quien no conoce la historia, no conoce sus raíces, no conoce su alma”.

“Conocer la historia es darse cuenta de la identidad que uno tiene, el valor que uno tiene como persona, como familia, como pueblo. Conocer la historia católica de México es conocer sus raíces, es conocer su esencia”, añadió.

“Es conocer también lo que había antes. La Iglesia Católica hoy menos que nunca quiere destruir o descartar la historia, en este caso precolombina. Al contrario, no hay mayor verdad y belleza que lo registrado en la historia, que nos da la ruta para poder enfrentar hoy nuestros retos y grandes desafíos”, señaló.

El secretario general de la CEM subrayó que “nuestro presente lo tenemos hoy porque fue sostenido en hombros de otros gigantes que nos antecedieron. Dice una frase: benditos aquellos que te hicieron nacer, benditos aquellos que hoy te sostienen y benditos aquellos que mañana no te dejarán morir. Esa es la historia”.

El libro Quadripartita Terrarum Orbe puede adquirirse en las tiendas de Editorial Buena Prensa y en la Conferencia del Episcopado Mexicano.

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya Especialistas solicitan a presidente no firmar norma que permitía aborto en Costa Rica

, 11 Nov. 19 (ACI Prensa).- Especialistas de Médicos por la Vida solicitaron al presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, abstenerse de firmar la norma técnica de aborto impune, que busca reglamentar el artículo 121 del Código Penal, permitiendo la aplicación del aborto inducido en el país.

La asociación conformada por diferentes médicos generales y especialistas se apega al artículo primero del Código de Ética Médica del Colegio de Médicos y Cirujanos de Costa Rica, que señala que “la defensa de la vida en todas sus manifestaciones, constituye la esencia espiritual y científica de la medicina”, presentando un manifiesto de 11 puntos.

El documento precisa que “la vida humana, desde el punto de vista médico y científica, comienza desde la fecundación”, como se señala en el artículo 2 del Código de la Niñez y Adolescencia de Costa Rica, “se considerará niño o niña a toda persona desde su concepción hasta los doce años de edad cumplidos”.

Además, detallan que “tanto la madre como el ser humano en gestación tienen un derecho natural a la vida y a la atención en salud”. Como se define en el artículo 3 del mismo código, los derechos y garantías de los niños “son de interés público, irrenunciables e intransigibles”.

Los especialistas señalan que “la mortalidad materna en Costa Rica (2.33), es una de las más bajas del mundo y ocupa el tercer lugar en Latinoamérica, evidencia inequívoca de la importancia que se otorga a la atención de la salud de la madre”, y que el aborto no representa una disminución en la muerte materna.

“El artículo 121 de nuestro Código Penal no crea un ‘derecho para acceder al aborto’, simplemente estipula los atenuantes ante la eliminación de una vida”, se menciona en el manifiesto. “Una norma médica no puede estar basada en la atenuación de un delito”, añaden.

Asimismo, los médicos señalan que la norma técnica no concede seguridad jurídica al profesional, “por el contrario, puede generar situaciones jurídicas comprometedoras para el especialista”.

Finalmente denuncian “la manipulación mediática que hay en torno al tema de la “Norma Técnica” esgrimiendo argumentos falsos para inducir a la población general a creer que esta es necesaria para evitar muertes maternas” y “la abierta campaña nacional e internacional por el ‘Aborto libre, seguro y gratuito’, para lo cual la ‘Norma Técnica’, es solo la puerta de entrada.”

“Por lo tanto, solicitamos al gobierno abstenerse de emitir ‘Normas’ que contradicen no solo nuestro ordenamiento jurídico, sino también, los más profundos fundamentos de la ciencia médica y los avances que en esta se han realizado hasta el momento” concluyeron.

Aborto en Costa Rica

El aborto se despenalizó en Costa Rica en 1970 por medio del artículo 121 del Código Penal que estipula que “no es punible el aborto practicado con consentimiento de la mujer por un médico o por una obstétrica autorizada, cuando no hubiere sido posible la intervención del primero, si se ha hecho con el fin de evitar un peligro para la vida o la salud de la madre y este no ha podido ser evitado por otros medios”.

Sin embargo, al no existir una norma técnica, la aplicación de esta ley no es posible en su totalidad, razón que llevó dos peticiones a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) contra el país. 

Los casos AN (P- 1159-08) y Aurora (P-1377-13) se presentaron a la CIDH alegando violación a la integridad personal, a un recurso efectivo, a la intimidad y a la libertad personal, debido a que el Estado negó la posibilidad de acceder al aborto inducido.

Frente a estas dos denuncias, el Estado inició el desarrollo de una normativa técnica. El plazo para aprobarla y que sea firmada por el presidente vence este 2019.

Actualmente, diferentes frentes pro aborto de Costa Rica piden que se amplíe la norma, contemplando otras razones por las que una mujer debería acceder al aborto, entre ellos el impacto en la salud mental de la madre.

El 1 de noviembre, los obispos eméritos de Costa Rica publicaron un comunicado donde se unen a la lucha provida de la Conferencia Episcopal, reconociendo que se ha “asumido una actitud responsable y valiente ante la eventual firma de la norma técnica sobre el aborto no punible en el país”.

Los prelados pidieron que Dios y la Virgen de los ángeles “iluminen a nuestras autoridades, para que acierten en una decisión tan trascendental”, considerando “que Costa Rica ha tenido a lo largo de su historia una cultura provida y no de promuerte, que está institucionalizada en la Carta Magna artículo 21 y en el Código de Familia”.

 “Se ha de tener la convicción que la prohibición del aborto es una cuestión humana y no de índole religiosa”, subrayaron.