Archivo de la etiqueta: Noticias

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya Nuncio a los venezolanos: “¡No tengan miedo! ¡No teman!”

La confrontación que mantiene el Gobierno de Nicolás Maduro y la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), debido al golpe de Estado propiciado por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en contra de la Asamblea Nacional, sigue generando duras protestas que hasta la fecha dejan el lamentable saldo de 21 personas asesinadas, también se han producido una serie de ataques directos y rumores teniendo como blanco principal a la Iglesia católica del país.

El nuncio apostólico de Su Santidad en Venezuela, monseñor Aldo Giordano; el arzobispo de Caracas, cardenal Jorge Urosa Savino; y el superior general de los jesuitas, padre Arturo Sosa Abascal, fueron señalados a través de participar en una supuesta reunión, el 21 de abril en la noche, con representantes del gobierno nacional.

La Iglesia arquidiocesana y la Conferencia Episcopal Venezolana salieron al paso, y en un comunicado publicado el 23 de abril, fue desmentido el bulo. “La información sobre una supuesta reunión en la Nunciatura (…) es totalmente falsa. “Esa reunión nunca tuvo lugar”, dice tajantemente el comunicado de la arquidiócesis de Caracas.

“Mensajes falsos son negativos, desinforman y crean problemas”, acota la misiva. “Lo conducente es trabajar por la paz y la defensa de los derechos constitucionales del pueblo”, dice el comunicado que, además, llama “a orar a Dios para que los venezolanos podamos resolver nuestros problemas de manera pacífica y democrática”.

Entretanto, monseñor Giordano, aprovechando su visita a la parroquia “Asunción de María, en Guarenas, durante la festividad de la Divina Misericordia, exhortó a los venezolanos a “no tener miedo”, expresión que fundamentó en la homilía inaugural del pontificado de San Juan Pablo II, y que, según dijo, “está escrita 366 veces en la Biblia”.

“Los apóstoles después de la muerte de Jesús, por miedo, estaban en una casa con las puertas cerradas”, dijo comparando el episodio del nuevo testamento con la realidad del país bolivariano. “Se diría con palabras del Papa Francisco que son víctimas de un pesimismo estéril. Esta es a menudo la situación de Venezuela”, expresó el nuncio Giordano.

“Pero también existe miedo de la falta de trabajo, de la situación política, violencia, de la falta de libertad, de comida o medicamentos; de la soledad o de la enfermedad; de la incomprensión. Y finalmente, tenemos miedo de la muerte”, acotó, describiendo la realidad.

Giordano consideró que Jesucristo está herido en la dura realidad de los venezolanos. “Nosotros podemos tocar las heridas de Cristo porque está herido en la historia actual de Venezuela, y la misericordia escribe esta nueva página en la historia”.

Sin embargo, el prelado asomó por dónde viene la esperanza para los pueblos oprimidos. “No tengáis miedo fueron las primeras palabras de San Juan Pablo II lanzó al mundo entero desde la plaza San Pedro en aquella memorable homilía de la inauguración de su pontificado”. Además, habló de la “contribución fundamental” del papa polaco, “en la caída de los poderes totalitarios comunistas que dividían Europa como un muro hasta 1989”. Consideró que para ello se necesita “la novedad del perdón y la justicia”, porque “el secreto está en la misericordia”; y en Venezuela, “la mayoría son personas católicas”.

Dos días después que la MUD cruzara en forma inédita desde el este al oeste de Caracas, para llegar a la sede de la Conferencia Episcopal con la “Marcha del silencio”, rendirle allí un homenaje a los fallecidos que ya suman 21 como consecuencia de las manifestaciones, este lunes 24, se produjo la protesta denominada: “El gran plantón nacional”.

Algunas de las vías públicas más importantes de Caracas y otras ciudades fueron cerradas, para pedir la remoción de los magistrados del TSJ, la realización de elecciones generales, la liberación de los presos políticos y respeto a la Asamblea Nacional. A pesar de la connotación pacífica, nuevamente recibieron la represión de los cuerpos de seguridad.

Según el director ejecutivo del Foro Penal Venezolano, Alfredo Romero, 1.325 personas han sido arrestadas por las protestas registradas desde el 4 abril. El Foro Penal atendió 538 persona que fueron arrestadas hasta el 19 de abril. “De este total, hasta la fecha, 32 personas han quedado privadas de libertad por órdenes judiciales”, dijo Romero.

Por otra parte, el Programa Venezolano de Educación Acción en Derechos Humanos (Provea), informó que más de 70 ONG exigieron la desactivación inmediata del Plan Zamora y el fin de la actuación de “colectivos” armados contra los manifestantes.

Hasta la fecha, 21 personas perdieron la vida ya que el domingo 23 de abril, murió Almelina Carillo, que sufrió una herida en la cabeza luego de recibir “un botellazo” de agua congelada el pasado 19 de abril durante una manifestación oficialista. Voceros del partido PSUV culpan a la oposición de la muerte de Carrillo pero sin presentar investigaciones confiables.

Cabe indicar que  Maduro declaró este domingo 23 de abril, que quiere “elecciones ya”, pero refiriéndose a los comicios regionales, las elecciones de gobernadores (que debieron haberse celebrado en diciembre de 2016) y las de alcaldes, previstas desde un inicio para este año. Maduro descarta las elecciones generales exigidas por la oposición.

En medio de este panorama resalta el informe que el 18 de abril presentó el Fondo Monetario Internacional acerca de sus previsiones económicas para este 2017 y 2018. Precisa que para fines de 2017 la inflación llegaría a 720%, mientras que en 2018 sería de 2.068%. Sumado a esto, la economía del país bolivariano cerrará 2017, con un retroceso de 7,4%.

La crisis humanitaria en Venezuela sufre especialmente de la grave escasez de alimentos y medicinas, afectando a los sectores más desfavorecidos de la sociedad: niños, ancianos y enfermos crónicos. Algunos voceros de la Iglesia y sectores moderados, recuerdan que de haberse cumplidos con los acuerdos establecidos en el fallido diálogo, pudo surgir la posibilidad de que ésta crisis se redujera, pero el Gobierno no cumplió, y el dialogo fracasó.

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya Los indígenas de la Amazonia también conocen a El Principito

Se trata de la novela más famosa del escritor francés Antoine de Saint-Exupéry y a lo largo de los años ha cautivado tanto a niños como adultos. El Principito, una obra sencilla con apariencia de infantil, pero con profundas reflexiones sobre el sentido de la vida y la amistad, entre otras, ahora también está al alcance de los indígenas del Amazonia.

Si bien para muchos podría tratarse de una cuestión de tiempo, debido a que esta obra es una de los libros más traducidos a nivel mundial (incluso llevada a otras lenguas originarias desde hace tiempo), lo importante en este caso es que años de investigaciones en la Amazonia para lograr tal fin dieron sus frutos.

En este caso, la obra del afamado escritor francés fue traducida del francés al nheengatu, una lengua derivada del tupí que hasta hoy es enseñada en las escuelas del Amazonia, reproduce el Journal de USP (Universidad de San Pablo).

Uno de los responsables de estas investigaciones fue el traductor y filólogo Rodrigo Godinho Trevisan, vinculado a la Facultad de Filosofía, Letras y Ciencias Humanas de la Universidad de San Pablo.

Para lograr este objetivo, indicó este investigador, fue necesario un profundo repertorio cultural de los pueblos en cuestión, así como asumir el desafío de entender que se trata de una lengua históricamente vinculada a la oralidad.

“La idea fue dar acceso a los niños indígenas de un clásico de la literatura internacional y revitalizar una lengua más hablada que el propio portugués en el norte de Brasil hasta el final del siglo XIX”, expresó.

El investigador también tuvo que explorar recursos lingüísticos y estilísticos de las lenguas y en muchos casos tuvo que optar por términos equivalentes, adaptaciones, neologismos o rescatar palabras en desuso, prosigue Jornal da USP.

Por ejemplo, en varios casos hubo que optar por palabras que tenían una equivalencia parcial de sentidos. El famoso inicio de los cuentos Había una vez fue sustituido por paa (dicen que), común en leyendas e historias indígenas. También, algunas adaptaciones para ser entendidas en ambientes amazónicos.  El tigre fue sustituido o por un jaguar o el trigo por el maíz, entre muchas otras cosas.

La investigación que dio origen a la traducción al lenguaje de la Amazonia formó parte de una disertación de maestría Traducción de la obra El Principito, de Antoine de Saint-Exupéry, del francés nheengatu, dirigida por profesor Eduardo de Almeida Navarro, del Departamento de Lenguas Modernas de la Facultad de Filosofía, Letras y Ciencias Humanas (FFLCH) de USP.

De momento, con esta nueva traducción lo único que permite garantizar que muchas frases célebres expuestas en este ya clásico contemporáneo de la literatura universal, al menos en cuanto a su sentido, seguirán retumbando en los corazones de personas de diversos orígenes y culturas.

“He aquí mi secreto, que no puede ser más simple: solo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible a los ojos.” (Capítulo XXI)

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya Si los niños preguntan sobre el divorcio de sus padres, ¿cómo responder?

El autor estadounidense y experto en cuestiones familiares Dave Willis ha escrito un profundo recuento en Six Seeds, reproducido en la nueva sección de Patheos Family, sobre las “Siete preguntas que se hacen los niños acerca del divorcio”.

El artículo de Willis parte de la base que los esposos no están preparados para explicarle a los hijos qué significa el divorcio.

El autor recuerda que cuando su hijo pequeño se lo preguntó –puesto que tenía un compañero en el colegio cuyos padres vivían con otras parejas—lo más que pudo responderle es que no se preocupara, que su madre y él se habían prometido amor eterno y que él no tendría que enfrentarse a ello. A lo que el niño respondió: “Apuesto que los papás de mi compañero le dijeron lo mismo”.

“En ese momento, dice Willis, caí en la cuenta que no estaba preparado para responder a tan importante tema con mis propios hijos. Para ayudarnos a nosotros, padres de familia, a tener estas conversaciones con nuestros hijos he dedicado mucho tiempo a investigar hasta la raíz cómo los niños son impactados por un divorcio (o incluso por la posibilidad de un divorcio) de sus padres”.

A continuación enlista –no por orden de importancia—más que estadísticas y hechos, los miedos más comunes de los niños ante el divorcio de sus padres, dichos en sus propias palabras:

Uno de los más grandes temores de los pequeños es si van a tener que verse en la posición de elegir entre mamá y papá. Hay que hacer todo los posible por calmarlos dándoles la seguridad de saber que ella o él van a estar siempre en un hogar amoroso…, no importa cuál.

Si mis papás dejaron de amarse, ¿significa que podrían dejar de amarme también a mí?

La lección más importante que le puede dar a tu hijo (independientemente de si estás casado o divorciado) es que tus niños son amados sin condiciones. Comunícale esto a través de acciones y palabras.

Tras hacerlo, trata de entender la batalla de tu hijo por saber qué quiere decir “amor sin condiciones”, puesto que los chicos construyen en gran parte su noción de “amor” (o de “no amor”) de lo que ven en sus padres.

Ellos necesitan mucho amor para estar seguros y saber que el fin del matrimonio de sus padres no será el fin del amor hacia ella o hacia él.

Si papá o mamá tiene una nueva familia, ¿otro niño me reemplazará?

Las familias mezcladas pueden crear un nuevo escenario de complejidad para los niños. Los padres tienden a enfocarse en cosas positivas como que tendrán dos regalos de Navidad, etcétera. Esto puede funcionar, pero no hay que obviar el miedo al reemplazo que sufren, verdaderamente, los pequeños. Hay que volver a asegurarles que siempre serán únicos y que siempre estarán en tu vida y en tu corazón.

¿A partir de ahora, las fiestas y los aniversarios van a ser algo triste?

Fiestas, cumpleaños y ocasiones especiales son puntos-ancla que le dan estabilidad el niño y el divorcio viene a zarandear estos puntos de estabilidad en su vida.

Por ello, es necesario decidir la manera cómo se van a celebrar las fiestas o los acontecimientos especiales en el futuro. Sin drama, incluso cuando alguno de los ex esposos o ex esposas estén presentes. Hay que hacerles la celebración a ellos y dejarles en claro que siempre tendrán en el futuro una celebración especial para compartir.

¿Hice algo que causara que mis padres se divorciaran?

Una de las primeras cosas que los padres tienen que decirle a sus hijos cuando les den la noticia de que se van a divorciar es: “esto no fue tu culpa”. Se trata de una verdad importante a comunicar más de una vez. Podría no ser muy práctico ni saludable explicarle a los chicos las razones que los llevaron a separarse, pero es seguro que un mensaje consistente es que los dos siempre permanecerán unidos en el amor la hija o al hijo.

Si alguna vez yo me caso, ¿yo también me voy a divorciar?

Las nuevas generaciones están posponiendo el matrimonio o retrasándolo largamente, porque estos jóvenes adultos crecieron rodeados de divorcios y no quieren repetir el drama en su matrimonio.

Uno de los grandes regalos que puedes darle a tus hijos es una visión elevada del matrimonio. Hazlos sentir encantados de casarse y de tener una familia propia algún día. Aún si tu matrimonio terminó, no pases una visión cínica del matrimonio a tus hijos.

¿Mis papás volverá a estar juntos algún día?

Una de las más importantes preguntas de los niños sobre el divorcio es ésta. Niños de todas las edades (incluso ya crecidos) mantienen siempre una sólida esperanza de que sus padres vuelvan a estar juntos.

Ten esto en mente cuando te comuniques con tus hijos y en los movimientos que hagas hacia delante en tu vida. Y nunca olvides que ellos estarán esperando y orando para que vuelvas con tu marido/mujer, que son su padre y su madre otra vez.

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya Cinco grandes películas para ver en Pascua

Casi siempre –en los portales católicos—se provee al lector de una buena cantidad de películas para ser vistas en Cuaresma y, especialmente, en la Semana Santa. Lo mismo sucede –con énfasis en lo comercial—en Adviento y Navidad. Pero muy pocas ocasiones, casi contadas con los dedos de la mano, se recomiendan películas para la Pascua. Los cincuenta días que van desde el Domingo de Resurrección hasta Pentecostés, parecerían estar abandonados por el Séptimo Arte.

Pero no es así. El sacerdote jesuita Sergio Guzmán nos propone cinco filmes para “recordar el paso del pueblo hebreo de la esclavitud a la liberación, de la servidumbre al servicio”. Se trata, dice el sacerdote en su artículo publicado en la versión digital de El Observador, “de un tiempo en que celebramos que Jesús venció a la muerte, resucitó y nos ha abierto un camino de salvación”. Cinco películas, religiosas y no religiosas, “que nos pueden ayudar a descubrir ese paso del Señor en historias tan humanas y entrañables en el cine como en la misma vida”, señala el padre Guzmán.

Rodada en Egipto, el Monte Sinaí y la península del Sinaí; protagonizada por Charlton Heston en el papel principal; esta película cuenta la historia bíblica de la vida de Moisés y su misión liberadora. La escena de Moisés abriéndose paso por el Mar Rojo ya es considerada por muchos críticos como clásica en la historia del cine. La última y más exitosa película dirigida por DeMille, ganadora del Oscar a Mejores efectos visuales en aquel año de 1956. Gran película épica que nos recuerda las palabras de la Escritura: “No ha vuelto a surgir en Israel un profeta semejante a Moisés, con quien el Señor trataba cara a cara […] No ha habido nadie tan poderoso como Moisés, pues nadie ha realizado las tremendas hazañas que él realizó a la vista de todo Israel” (Dt 34, 10-12).

Basada en el libro del Éxodo esta película narra la vida de Moisés desde el día en que nació hasta su muerte. Cine de gran formato, con un buen reparto (Christian Bale, Joel Edgerton, Ben Kingsley, Sigourney Weaver), centenares de extras y visualmente espectacular. Podemos destacar el paso de los carros y el ejército del Faraón por los caminos montañosos en la persecución de los hebreos y el mismo paso del Mar Rojo… pero a la hora de enfocar los conflictos humanos de los personajes: lo que vive internamente Moisés, su relación con Dios, con el poder, con el pueblo; la película nos queda a deber. Scott pretende contarnos una versión más realista de la historia bíblica pero falla en su intento. De cualquier modo conviene verla y confrontarla con el texto bíblico y, por qué no, con otras versiones cinematográficas de esta historia de fe y liberación.

Interesante propuesta cinematográfica que nos presenta “la épica historia bíblica de la Resurrección narrada a través de los ojos de un agnóstico”. Clavius (Joseph Fiennes) es un poderoso centurión romano a quien Poncio Pilato (Peter Firth) le pide investigar qué pasó con el cuerpo de Jesús después de su crucifixión. Pilato quiere desmentir los rumores de la resurrección de este Mesías y evitar una revuelta en Jerusalén. Clavius se avoca a esta misión de resolver el misterio del cuerpo desaparecido… y Jesús (Cliff Curtis) se deja ver o sale al encuentro como vemos en los relatos de resurrección (cfr. Mt 28, 1-20; Lc 24, 1-49, Jn 20-21). Clavius no es un personaje histórico ni bíblico, pero por qué no pensar en aquel centurión que al pie de la cruz alabó a Dios diciendo: “Verdaderamente este hombre era justo” (Lc 23, 47).

Conmovedora historia que guarda cierto paralelismo con la película Fresas silvestres de Ingmar Bergman (Suecia, 1957). En las afueras de Teherán, en un paisaje seco y polvoriento, seguimos a un hombre de mediana edad que quiere suicidarse y busca afanosamente a alguien que lo entierre si lo consigue. Después de la negativa de un soldado y de un seminarista, un hombre mayor accede a ayudarlo… Pero antes le habla de su propio intento de suicidio y cómo, gracias al sabor de las cerezas arrancadas de un árbol, prefirió seguir viviendo. Aquí podemos evocar la historia del profeta Elías que se adentra en el desierto y pide al Señor le quite la vida… y cómo el ángel del Señor le dice: “Levántate y come, pues te queda todavía un camino muy largo” (1 Re 19, 7). Y de tantas personas que atraviesan un desierto existencial y, de repente, misteriosamente, renacen y se abren a la vida.

El jardín secreto nos cuenta la historia de Mary Lennox (Kate Maberley, encantadora) una niña de 10 años que tras quedar huérfana es enviada de la India al Reino Unido. Se hará cargo de ella su tío Lord Craven que vive con su hijo enfermo y una estricta ama de llaves Mrs. Medlock (Maggie Smith) en una gran mansión. El ambiente es ciertamente gris y decadente… pero Mary pronto empezará a descubrir los secretos que encierra un jardín oculto y misterioso. Como espectadores podemos acompañar a los personajes en una pascua o saltó de la enfermedad a la salud, de la oscuridad a la luz, de la muerte a la vida. Y recordar aquel relato de resurrección (cfr. Lc 24, 1-12) en que unas mujeres van al sepulcro y dos varones le dicen: “¿Por qué buscan entre los muertos al que está vivo? No está aquí; ha resucitado” (Lc 24, 5-6).

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya Médico de familia: vocación y compromiso

¡Buen día doctora! La gente de una pequeña aldea ubicada en el suroeste de Rumania saluda con alegría la llegada de la doctora Floraea Ciupitu, quien desde hace tres décadas está acostumbrada al duro trabajo que requiere responder las necesidades de salud de más de 1.700 habitantes del lugar y en algunas condiciones adversas.

En Rumania, el sector de la salud no está exento de crisis y los problemas nunca terminan. Es común que los más jóvenes busquen otros países las oportunidades de carrera. Sin embargo, a pesar de que los doctores rurales tienen a cargo la atención de muchas familias, cuando hay una llamada la respuesta suele ser con entrega y alegría.

En este caso, la doctora Floraea Ciupitu, doctora de familia con amplia experiencia, llega a una casa del pueblo para atender un caso de otitis que padece un niño luego de un baño inapropiado. Su legado no es más que una muestra que ser médico es un llamado y que el compromiso con el paciente está por encima de todo.

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya Por amor a tus hijos… ¡aguanta!

Fue en la ciudad de Puebla donde celebré una Eucaristía por la conclusión del curso de preparación de más de 150 niños a la primera comunión. La misa parecía una fiesta, en la homilía se me enchinó la piel con una oración que recitaron para recibir el “Pan del Cielo”.

Ahora, al recordar la fe y alegría de esos niños, le pido a Dios que me conceda tan sólo un poco de esa devoción feliz y sencilla. Pero, en el momento en que di la paz a los niños, el corazón se me rompió. Uno de ellos entre sollozos me dijo: “Tengo miedo de que se separen mis papás ¿qué hago para que ya no se griten tanto?”.

El Niño tendría tan solo 7 años y sus sollozos le impedía hablar. Me rompió el corazón, me sentía muy mal, y antes de dar la Comunión, mientras sostenía a Nuestro Señor entre mis manos, le decía en silencio que no podía entender cómo un niño tan pequeño tenía que enfrentarse a tristezas tan grandes…

Terminé la Eucaristía todavía con un nudo en la garganta. Yo también necesitaba llorar, tenía muchas preguntas en mi interior, las lágrimas de este pequeño en verdad me hacían sufrir, así es que me fui al Sagrario a buscar ayuda.

Delante de Jesús Sacramentado me puse a pensar en todos los jóvenes que viven sumidos en la tristeza porque en sus familias solo hay problemas, o en aquellos que lloran porque sus papás no los quieren. Si supieran cuántos han llorado ante mí diciendo: “Mi papá/mamá nunca me ha dicho que me quiere, nunca me ha dado un abrazo…”.

Luego venían a mi mente las parejas que se la pasan peleando, gritando y humillándose, en las que abandonan a su familia, en los papás que descuidan a los suyos por trabajar y ganar sin límites, en los jóvenes que sin consciencia tienen niños y los abandonan, en los papás que gritan a sus vástagos que no valen nada o que les dicen que se arrepienten de haberlos tenido. Se les hace tan fácil, pero si supieran las heridas tan grandes que dejan en sus hijos…

Por eso recé y rezo mucho por las familias, para que encuentren la paz y la felicidad, y así sus hijos se sientan amados.

El día de hoy quiero invitar a todas las parejas a que contemplen a Cristo en la cruz, a que lo vean allí clavado, sufriendo injustamente por amor, por nuestra salvación, piensen en esto: si Jesús no hubiera aguantado el peso de la cruz simplemente no nos habría salvado.

Igualmente ustedes, si no se deciden a aguantar por amor a sus hijos nadie más los salvará, aprendan de Cristo que decidió aguantar clavado en la cruz por amor a ti.

Es tu turno, de corazón te suplico: ¡Por amor detente, aguanta, sé paciente, necesitas salvar a tu familia! Cristo aguantó por amor a ti, ahora tú aguanta por amor a tus hijos…

AGUANTA la tentación de ser agresivo, de humillar, de maltratar, de gritar, de estar de nervios…

AGUANTA la tentación de ser infiel, de hacer del trabajo tu vida y descuidar a tu familia, de hacer más caso a tus papás y hermanos que a tu esposo/a e hijos, de entregarte al alcohol y otras adicciones…

AGUANTA la tentación de creerte superior que tu pareja, de creer que estarías mejor lejos, de creer que todo depende del otro, de creer que eres infeliz porque no te dejan ser feliz…

AGUANTA y decídete a ser feliz con tu familia, decídete a ser feliz con lo que tienes, decídete a poner todo de tu parte para que crezca el amor y la paz, decídete a perdonar y olvidar por amor…

Y cuando sientas que ya no puedes más híncate frente a Cristo en la cruz y ve que Él sigue aguantando el sufrimiento por amor a ti, para salvarte, para verte feliz… ¡Verás que Él te dará la fuerza y sabiduría para arreglar tu familia!

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya Un ladrón arrepentido se confiesa … después de 50 años

Nunca es demasiado tarde para obtener la absolución de los pecados, como bien atestigua esta sorprendente historia digna de la serie policiaca Cold Case. El pasado diciembre, un sacerdote de Biarritz (Francia) escuchó en confesión a un anciano que le aseguró ser el autor de un hurto cometido hace cincuenta años. Y no era un robo cualquiera, sino el de una cruz de procesión policromada de “madera blanda de carolin” [álamo negro de Canadá, NdelT], que fue “extraída” del Convento de los Jacobinos de Toulouse en 1967 durante su restauración.

Pero ahí no queda la cosa, el penitente admitió su falta y además la reparó: puesto que el hombre nunca se había separado de la preciosa cruz, la entregó a su confesor en cuanto hubo recitado su acto de contrición y la absolución fue pronunciada.

Aunque desconcertado, el sacerdote remitió el preciado objeto a un compañero de Montpellier, que a su vez la entregó al municipio de Toulouse. El ayuntamiento de Toulouse, como propietario del convento –conocido también por albergar las reliquias de santo Tomás de Aquino–, ha iniciado el proceso de autentificación de origen de la pieza a través de la policía judicial regional, esperando, sin duda, devolverla al lugar que le corresponde, según informa la prensa local.