Archivo de la etiqueta: Noticias

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya ¿Eres extrovertido o introvertido? Descúbrelo aquí

Decía Alejandro Magno que “Conocerse a uno mismo es la tarea más difícil porque pone en juego directamente nuestra racionalidad, pero también nuestros miedos y pasiones. Si uno consigue conocerse a fondo a sí mismo, sabrá comprender a los demás y la realidad que lo rodea”.

El autoconocimiento nos permite afrontar mejor diversas situaciones de nuestro día a día, así que con la siguiente descripción podrás descubrir o confirmar si tienes más rasgos relacionados con la extroversión o con la introversión.

¿Cómo es una persona extrovertida y una introvertida?

Una persona extrovertida es la que está abierta hacia “fuera”, hacia el mundo de las personas, de las cosas, de los acontecimientos, tanto para extraer de allí su energía como para dejar allí la huella de su acción.

La introversión es la orientación del sujeto hacia “dentro”, hacia el mundo de los pensamientos y de la reflexión, tanto para renovarse como para expresarse en él.

El extrovertido normalmente tiende primero a actuar, y después, a reflexionar. El introvertido reflexiona durante largo tiempo antes de pasar a la acción. Para el primero los pasos serían: acción-reflexión-acción; para el segundo, reflexión-acción-reflexión.

El extrovertido piensa en voz alta; necesita hablar para organizar su pensamiento; es normal que en muchas ocasiones resulte contradictorio. El introvertido sólo habla después de pensarlo mucho. Sólo expresa lo que le parece serio y definitivo.

Cuando se encuentra una persona extrovertida y una introvertida pueden surgir conflictos ya que para el introvertido cree que lo que él ha expresado es fruto de una larga reflexión, le sorprenden las variaciones del extravertido y le entran ganas de decirle que no habla hasta que no se aclare. El extravertido por su parte, espera un desarrollo de la primera frase, que para él no es más que el punto de partida. Está extrañado del silencio que la sigue y tiene ganas de decir “¿y qué?”

Un extrovertido responde inmediatamente a la pregunta que se le hace, mientras que el introvertido toma tiempo en reflexionar, lo que lleva al extrovertido a repetirle la pregunta porque piensa que no le ha escuchado, puesto que no le ha respondido. Pero el hacerle la pregunta se molesta el introvertido pues tiene que volver a seguir reflexionando.

Al extrovertido le gusta el contacto, incluso cuando es imprevisto y espontáneo; al introvertido le gusta más que le anuncien la visita.

En la sociedad el extravertido es un rompedor de hielos, el que espontáneamente hace las presentaciones, establece las relaciones entre las personas, inicia las conversaciones y las anima. Tiene talento para entablar contactos.

El introvertido solamente habla con facilidad de una materia que domina o que le resulta muy interesante. Su conversación mundana tiende a ser monosilábica: “Sí, no, gracias, por favor”. Su talento se orienta a profundizar el contacto, lo que no quiere decir que el extravertido no profundiza o que el introvertido no sabe establecer contactos. Nos referimos a las preferencias, a lo que espontáneamente hace mejor cada uno.

En las reuniones, el extravertido tiende a hablar el primero, devuelve al balón, trata de “hacer hablar” a los silenciosos, lo que, visto desde el lado del introvertido, significa con frecuencia asaltarle a preguntas, sin dejarle tiempo para responderlas. Porque el introvertido necesita tiempo; emite entonces ideas bien pensadas sobre las que vuelve con mayor dificultad que el extrovertido. Al extrovertido le gusta más comunicarse con la palabra, mientras que al introvertido lo hace mejor de manera escrita.

El extrovertido expresa con facilidad sus pensamientos y sus emociones. El introvertido sólo lo expresa en un ambiente de confianza.

Finalmente, cabe aclarar que ninguno es mejor que el otro, ambos tienen cosas muy valiosas; lo ideal sería tener un poco de cada uno para lograr un equilibrio.

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya Abuelas ‘smart’ para no perder de vista a los nietos

Los abuelos no son un problema. Ellos, si les regalas un celular, se les olvida en la guantera del coche, en espera de una emergencia que, a su parecer, difícilmente sucederá.

El ejemplar sobre el que la ciencia concentra hoy sus interrogantes, es el femenino, la “tecno-abuela”, llamada también “anciana que ha descubierto la computadora y el celular”.

No es una nativa digital, pero es la única que utiliza con tenaz obstinación la función “Ayuda” de la computadora.

Como los niños cuando aprenden a pintar, describe minuciosamente, en voz alta, todos los pasos que hace para acceder a una aplicación (“Ahora voy a Start“, “Ahora clico dos veces para abrir la página”).

La tecno-abuela se crea un perfil en Facebook, obtiene la amistad de los nietos adolescentes, y luego comenta sus fotos en el mar, recordando cuán lindos eran cuando los llevaba durante un mes a alguna ciudad especial durante la primaria. Minando su credibilidad social.

La tecno-abuela está convencida que el navegador satelital trabaja bajo pago de las gasolineras para alargar los itinerarios de los viajeros inconscientes. Por lo tanto lo insulta, y le pide las razones de cada vuelta.

La tecno-abuela, naturalmente, no sabe inglés, por eso vive con impotente frustración la aparición en la pantalla de cada aviso o propuesta comercial escrita en el engañoso idioma del pérfido Albión.

La tecno-abuela posee celulares con tecnología muy avanzada, y se contenta con usar la función “llama”. Cuando, gracias a un pariente complaciente, logra instalar el Whatsapp, lo usa para adherirse a grupos parroquiales donde circulan imágenes de amaneceres sobre el mar con las palabras “Buen día”.

Querida tecno-abuela, sabemos que tu conmovedora obstinación no es otra cosa que el temor a perder el contacto con quien te quiere. Si necesitas hablar, nos contentamos con una invitación a cenar para probar una vez más tu parmigiana de berenjenas. Tienes la ventana abierta, puedes mandarla incluso con la paloma mensajera.

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya El obispo venezolano que fue precursor de las pastorales en dictadura

Durante la dictadura de Marcos Pérez Jiménez Venezuela vivió una época oscura. Por 10 años, y hasta 1958, gobernó con una élite militar que hoy calificaríamos “de derecha”. Era cruel con los opositores políticos que le hacían resistencia, pero el resto del país vivía en paz. “Si no te metías en política, la política no se metía contigo”, cuentan testigos.

Pero el poder es voraz y siempre quiere más. Al final terminan como todas las dictaduras, invadiendo espacios que asfixian a la sociedad completa y por eso caen.

Comparada con el ‘chavismo-madurismo’ era una dictablanda, dicen los que la padecieron y viven para contarlo. Al menos se edificaba infraestructura, había seguridad en las calles y no faltaba la comida ni las medicinas. El cuento hoy es otro.

Aún así, al dictador y su entorno les llegó la hora el 23 de enero de 1958 cuando, en la madrugada, la capital escuchó los motores de un avión bautizado por el pueblo como “la vaca sagrada” que se llevaba a medio gabinete fuera del país para siempre. Uno de sus ministros, al ver cumplidos los extremos para su propia seguridad, había aconsejado prudentemente al dictador: “Mi general, vámonos, que el pescuezo no retoña”. Es historia.

La realidad sociológica de Venezuela era contrastante. Y fue entonces cuando una voz tronó desde el púlpito, la del undécimo arzobispo de Caracas, monseñor Rafael Ignacio Arias Blanco, para denunciar “la cuestión social” inspirado en León XIII y su magisterio, llevando bajo el brazo las cifras del momento.

“Nuestro país se va enriqueciendo con impresionante rapidez. Según un estudio económico de las Naciones Unidas la producción per cápita en Venezuela ha subido al índice de $540.00, lo cual la sitúa de primera entre sus hermanas latinoamericanas, y por encima de naciones como Alemania, Holanda, Australia e Italia. Ahora bien, nadie osará afirmar que esa riqueza se distribuye de manera que llegue a todos los venezolanos. Ya que una inmensa masa de nuestro pueblo está viviendo en condiciones que no se pueden calificar de humanas”.

Era el 1º de Mayo de 1957.  Decir semejante cosa cuando solo se escuchaba el sonido del silencio era retar a un régimen cuya imagen internacional cuidaba con esmero.  Monseñor Arias Blanco desencadenó, con su clamorosa homilía, el cronograma insurreccional que menos de un año más adelante daría al traste con la dictadura.

En tiempos pasados también se pensó que a base del terror la bota militar podía someter a todo un país. Pero el miedo no da piso a la legitimidad. Hace 60 años la Iglesia acompañó las luchas democráticas del pueblo venezolano, destacando aquella simbólica pastoral que corrió como la pólvora y terminó incendiando la pradera.

En enero de este año, el recuerdo de la célebre y simbólica carta pastoral de monseñor Arias Blanco gravitaba sobre las palabras de monseñor Diego Padrón, arzobispo de Cumaná, cuando emplazó a la nación a dar un paso al frente y reaccionar contra el engendro “moralmente inaceptable” del Socialismo del Siglo XXI.

Y ocurrió lo mismo. “El movimiento ciudadano que se ha desatado en defensa de la soberanía y la democracia en Venezuela es una invitación para que las mismas fuerzas de represión descubran el sin sentido de sostener por la fuerza un Gobierno que no cuenta con base popular ni con legitimidad porque le ha dado, no una, sino varias patadas a la Constitución que le sirve de fundamento”, señala el más reciente editorial de la Revista SIC, vocera del jesuita Centro Gumilla de Caracas.

Hoy, la Conferencia Episcopal Venezolana, la Conferencia de Religiosos y Religiosas y otras instancias eclesiales, herederos del coraje espiritual de monseñor Arias Blanco, emulan su testimonio levantando su voz en horas aciagas y acompañando a su pueblo en las calles.

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya Súperheroínas. La maldición de las mujeres con superpoderes

Nefasta imitación de Superman dirigía por Jeannot Szwarc quien ya se había puesto en evidencia así mismo años atrás dirigiendo Tiburón 2. Sus responsables pusieron toda la carne en el asador e invirtieron unos generosos 35 millones de dólares de la época en una película que, estaban convencidos, no podía fallar. Contrataron a nombres de prestigio como Faye Dunaway, Mia Farrow o Peter O´Toole pero el descalabro fue de escándalo. Superman, la original, que había costado veinte millones más recaudó en Estados Unidos 134 millones. Supergirl, 14.

Demencial. Hacía mucho tiempo que se venía hablando de un spin-off de Batman Vuelve (Tim Burton, 1992) en donde aparecía una sugerente Michelle Pfeiffer enfundada en un traje de cuero imposible maullando como Catwoman. En su día fue de lo más valorado de una película que ha ido ganando con los años porque en su momento la pusieron fina. Burton y Pfeiffer estuvieron mucho tiempo desojando la margarita pero al final, por diversas razones, ambos se apartaron del proyecto. De modo que con las manos libres Warner contrató a un director nuevo y con personalidad que no tuviera nada que envidiarle a Tim Burton y se decantaron por Jean Christophe Comar, más conocido como Pitof, un experto en efectos especiales que acaba de dirigir su pintoresca y delirante ópera prima, Vidocq. Aunque la intención era buena y con Halle Berry como Catwoman pocas cosas podían fallar, supongo que salió mal todo lo demás. No solo es mala, es también muy aburrida. Se estrelló en taquilla.

Empezó con mal pie esta película. Era un spin-off de Daredevil, una cinta de 2003 en la que Ben Affelck era el aguerrido superhéroe y que también era muy aburrida. Elektra era un personaje original de los comics que no estaba muy claro si era buena o mala pero eso, claro, no interesaba demasiado en esta película. Detrás de la cámara se puso Rob Bowman que había dado el salto de la televisión al cine con películas como Expediente X. Enfréntate al futuro y El imperio de fuego. Poco más se puede decir de una cinta que no gustó a nadie y disgustó a todo el mundo. Bueno, sí, que Jennifer Garner salía muy guapa pero eso no cuenta. El batacazo fue tal que su director no ha vuelto a dirigir un largometraje para cine desde entonces.

Ahora que Wonder Woman ha sido un éxito se está hablando mucho de directoras que ha firmado taquillazos y es verdad, pero como con los hombres hay de todo. Es el caso de Aeon Flux que la filmó la neoyorquina Karyn Kusuma una directora que sorprendió a propios y extraños con Girlfight (2000) pero todo parece indicar que se dejó engatusar por Hollywood y que terminó dirigiendo una película no especialmente honorable porque después Kasuma ha hecho películas muy interesantes (La invitación). El caso es que Aeon Flux estaba basada en una serie de animación pero ni Charlize Theron puedo salvar los muebles de una película terriblemente aburrida. Hoy nadie quiere oír hablar de ella sobre todo porque nadie se acuerda de ella.

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya El naufragio en Colombia: Rescatar vidas hasta el último aliento

“Estamos vivos de milagro, ese barco no tenía nada”.

Esta afirmación, recogida por medios colombianos, representa una de las tantas voces de los sobrevivientes del naufragio que desde la tarde de este domingo tiene en vilo a Colombia y que ha acaparado la atención a nivel internacional.

La tragedia en el mar ocurrió en una zona turística del embalse Peñol-Guatapé, en el departamento de Antioquia, al norte del país. Coincidente con un día festivo y de fuerte aglomeración de personas, “El Almirante” llevaba a bordo más de 160 personas.

En determinado momento, según el testimonio de muchas personas que iban a bordo, por ejemplo, reproducidas por radio Caracol, se escuchó un fuerte “crujido” y la embarcación se empezó a hundir.

“Ese barco no tenía ni salvavidas ni nada, un familiar mío rompió un vidrio para que saliéramos, Diosito nos dio fuerza, yo realmente no sé ni cómo logré sacar a mi familia. Pude coger a mi bebé de 16 meses, la tiré al tercer nivel y ahí había una muchacha que no sé quién era, me la recibió, y ahí en ese momento salieron mis otras dos hijas y mi esposa. Logré coger a mi bebé y a otro niño, y los tiré a una moto y a mi esposa y mis otras dos hijas las monté a una lancha y ya no supe más”, expresa a El Espectador otro de los sobrevivientes del naufragio haciendo alusión a aquello de la falla con los chalecos salvavidas.

En base a las informaciones que se van actualizando de forma constante, al menos 10 personas fallecieron, otras 10 están desaparecidas y 30 resultaron heridas. De momento, indicaron las autoridades, seis de las víctimas pudieron ser identificadas.

María Hilda Idárraga, Edilma Barragán, Valentina Jaramillo, Lupe del Socorro Cantor Rodríguez, John Jairo Palacio Restrepo y Daniel Mora Ortiz son los nombres que se dieron a conocer, reproduce El Tiempo.

El hecho de que ocurriera a plena tarde y la presencia de varias lanchas alrededor en la zona favoreció a que muchas personas pudieran resultar ilesas y sobrevivir. Sin embargo, para un grupo de personas esto no fue posible.

Las labores de rescate continuaban en las últimas horas gracias al trabajo de buzos especializados. Así lo confirmó el propio presidente de Colombia, Juan Manuel  Santos, quien se hizo presente en el lugar de la tragedia. “Vinimos a decirle a todas las familias que están esperando a sus seres queridos, que las acompañamos en este momento de dolor y de angustia”, expresó.

Una vez más aparece de fondo el tema de la negligencia humana y aspectos a ser considerados en la investigación. Entre otras cosas la capacidad de las embarcaciones para llevar gente a bordo y el uso de chalecos salvavidas.

Por otro lado, trascendió que no es el primer naufragio que sufre esta embarcación. Algunos pobladores de la represa Guatupé coincidieron que anteriormente ya había presentado dos naufragios, uno de ellos cerca de la isla de la Fantasía, reproduce El Colombiano.

De momento, mientras las labores de rescate continúan y nadie descansará hasta hacer todo lo humanamente posible para rescatar a la mayor cantidad de gente posible, al menos esa fue la expresión de deseo de las autoridades y es de esperar que así se pueda cumplir.

En los últimos días Colombia se vio sacudida por otra tragedia, pero esta vez vinculada a explosiones de gas metano en las minas de carbón El Cerezo y La Guasca en la región de Cundinamarca, centro del país. En este caso, las autoridades confirmaron la muerte de al menos 13 personas. El tema de la minería ilegal apareció una vez más sobre la mesa, pues en esa zona operan varias minas con estas características.

“La mina opera en la informalidad lo cual constituye un riesgo latente en materia de seguridad minera”, señaló Carlos Cante Puentes, viceministro de Minas, quien durante el fin de semana también había anunciado la labor del Ministerio de Minas y Energía, la Agencia Nacional de Minería, y la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, Ungrd, en las diversas labores de rescate.

Con estas tragedias presentadas en las últimas horas en Colombia, más allá de los errores humanos y negligencias de las autoridades, no queda más que ponerse del lado de las víctimas y unirse en oración.

te pedimos por los fallecidos en esta tragedia, a quienes

Dales la felicidad, la luz y la paz.

Que ellos, habiendo pasado por la muerte,

participen de la presencia de tus santos en la luz eterna,

como le prometiste a Abraham y a su descendencia.

Que su alma nada sufra,

y te dignes resucitarlos junto a tus santos

en el día de la resurrección y la recompensa.

para que alcancen junto a ti la vida inmortal en el Reino eterno.

Por Jesucristo, Tu hijo, en la unidad del Espíritu Santo.

Y brille para ellos tu luz (3 veces).

Artículo elaborado en base a medios colombianos y Presidencia de la República 

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya La ‘Mujer Maravilla’ Gal Gadot filmó una escena de batalla con 5 meses de embarazo

Como prueba adicional de que la valentía y excelencia de las mujeres, la protagonista de la película Wonder Woman, Gal Gadot, declaró para Entertainment Weekly que grabó unas escenas de batalla adicionales estando embarazada de 5 meses, para especial sorpresa de la directora Patty Jenkins:

Para Jenkins, esas grabaciones sirvieron como recordatorio adicional de la infatigable ética de trabajo de Gadot: “Está embarazada durante parte de la película, con un traje a la intemperie, pasando frío en otras”, dice. “Le pedimos que hiciera todo tipo de cosas: Ahora con un solo pie. Ahora grita mientras lo haces. Ahora llueve y hace frío y has perdido la voz, vamos. Todos los días eran unos desafíos hilarantes y ella los superaba”.

Como Gadot estaba visiblemente embarazada, rodaron las escenas con una pieza triangular de tela verde clara en la parte frontal de su traje, de forma que el equipo de efectos especiales pudiera alterarlo en la fase de posproducción. Gadot aseguró que los planos generales eran desternillantes, porque parecía “Wonder Woman embarazada de la Rana Gustavo”.

Gadot no es ninguna novata en lo referente a ejercicios físicos exigentes, ya que sirvió como instructora de combate en las Fuerzas de Defensa israelíes. Aunque no todas las mujeres que han realizado interpretaciones desafiantes han recibido entrenamiento militar: Catherine Zeta-Jones también rodó unas cuantas escenas de baile de Chicago embarazada de 4 meses, y Emily Blunt estaba embarazada de su primera hija mientras rodó Into the Woods.

¿Hacen falta más razones para demostrar que todas las madres son unas súperheroínas?

#diocesisdecelaya @diocesis_celaya ¿Un Camino de Santiago en América Latina? Tras los pasos de la Madre Laura

Cada año miles de peregrinos, de distintas nacionalidades, concretan el sueño de recorrer el Camino de Santiago de Compostela. Son diferentes los motivos que congregan a personas de varias culturas que llegando de distintas partes se unen en el mismo camino para experimentar la satisfacción de haber cumplido su reto personal. Para algunos es una peregrinación espiritual, para otros un espacio prolongado de contacto con la naturaleza pero para todos, un espacio de encuentro.

La idea de caminar en busca de experiencias de encuentro que enriquezcan la vida personal y la de los otros ha sido uno de los motivos que impulsó a Juan Carlos y a Sergio a llevar a cabo el proyecto del “Camino de la Madre Laura” que hoy comparten con Aleteia.

Juan Carlos Cortés Hoshino es un joven bogotano de 22 años, estudiante de Filosofía en la Universidad de los Andes. “Desde hace 5 años he decidido asumir mi papel de laico como misionero. Y gracias a Dios he podido trabajar de esta forma a lo largo y ancho de nuestro lindo país. Soy co-fundador de Inmersion.co, empresa que se dedica desde el 2014 a crear experiencias auténticas de encuentro a través de la entrega y el servicio a comunidades vulnerables”.

El interés por abrir nuevos caminos le ha llevado a seguir explorando con mayor profundidad el método de intervención social que han desarrollado para enriquecerlo en un escenario apostólico. Por ello, junto a Sergio Guevara decidieron explorar la vida y obra de la Madre Laura.

Estos jóvenes no sólo han creado otra agencia de turismo, sino que el interés de aportar a las distintas comunidades a las que llegan les ha permitido dar un enfoque solidario que promueva el mejoramiento del bienestar de las comunidades como centro de enfoque.

“Surge de nuestro deseo de que las personas pudieran conocer la importante labor que realizó la primera santa colombiana, de una forma directa y experiencial”, dice Juan Carlos. Y esto responde a la ignorancia que hay no sólo en el resto del mundo, sino incluso hasta en algunos colombianos frente a la misión innovadora de la Madre Laura.

Este camino busca impulsar la misión evangelizadora y educativa de Santa Laura Montoya y promover el reconocimiento de las comunidades indígenas mediante experiencias de peregrinaje y de inmersión. Experiencias que se fundan en las vivencias y enseñanzas de la santa, el intercambio cultural, el desarrollo de actividades con un enfoque educativo, y la ejecución de iniciativas de intervención social.

El método propuesto por Inmersion.co logra que los peregrinos impacten su vida por el compartir con los indígenas y el encuentro con la naturaleza. Juan Carlos hace unas semanas estuvo en Dabeiba (municipio de Colombia) con un grupo de amigos y durante una semana vivieron con los indígenas y compartieron de su cultura.

“Una las experiencias más impactantes ha sido comparar su estilo de vida con nuestra sociedad y la oportunidad de ‘desconectarse’ del mundo. La sencillez de sus tambos (casas), la tranquilidad que se vive en el entorno, su relación con la naturaleza, su profunda humildad y actitud de servicio; son todos elementos que nos han generado grandes cuestionamientos sobre la sociedad actual y la dependencia innecesaria de los bienes materiales”, expresó.

Como es de esperar, quienes han mostrado gran entusiasmo por el buen desarrollo del proyecto han sido también las Hermanas Lauritas, pues han reconocido con agrado la forma en que Inmersion.co se ha acercado a las comunidades indígenas. Y en la actualidad han hecho una alianza para impulsar iniciativas que permitan mejorar la educación indígena y el bienestar de la comunidad en general.

El Camino de la Madre Laura de Inmersion.co cuenta con la debida aprobación de la superiora provincial, así como con la acogida incondicional de la comunidad ubicada en Dabeiba.

“Desde el momento en que decidimos llevar a cabo el proyecto empezamos a estudiar y conocer más sobre la Madre Laura, y hoy, no podemos dejar de sentir una inmensa admiración por quién fue y todo lo que logró. Pues, no sólo supo encontrar y seguir su verdadera vocación de buscar la salvación de las almas de los indígenas, sino que nunca conoció el cansancio o rendición al perseguir su objetivo, sin importar los innumerables obstáculos a los que se enfrentó”, comparte Juan Carlos, quien se apasiona al hablar del proyecto que lidera.

Inmersion.co ofrece tres experiencias para aquellos que se animen a participar: Camino de Peregrinación, Inmersión Embera y Retiro “La Ermita”.

El Camino de Peregrinación pretende recorrer los pasos de Santa Laura desde Dabeiba el lugar donde inició su proyecto de evangelización con la comunidad indígena, hasta el santuario en Medellín, donde reposan los restos esta santa colombiana. Comprende un recorrido diario de 24 Km en promedio con estadía en 5 municipios aparte de la ciudad de Medellín: Dabeiba, Uramita, Cañasgordas, Santa Fé de Antioquia y San Jerónimo.

La Inmersión Embera consiste en compartir durante 4 días con la comunidad de los Embera Eyabida, viviendo sus costumbres y creencias, desarrollando actividades lúdicas y participando en un proyecto de intervención dirigido a solucionar necesidades específicas de la comunidad.

Y, el Retiro “La Ermita” se centra en revivir los momentos más importantes de la vida de Santa Laura en un lapso de 3 días. Se lleva a cabo en la ermita, lugar de oración de Santa Laura durante su estancia en Dabeiba, y en el Templo de la Luz en Medellín.

En el 2014, Juan Carlos quiso responder al llamado del Papa Francisco de salir a las periferias y junto con un amigo decidió aventurarse a trabajar y misionar en comunidades lejanas, de realidades complejas y a las que probablemente nadie atendía. “Ha sido una aventura fascinante, hemos trabajado con comunidades como la de los campesinos en el altiplano cundiboyacense, los raizales caribeños en el archipiélago de San Andrés y Providencia, y los indígenas en el alto Cauca y en la selva del Urabá Antioqueño”, afirmó.

Este proyecto cree en la capacidad transformadora del encuentro, en el valor de la diversidad y en la necesidad de la vivencia del servicio con quien más lo necesita. Los interesados en ir tras las huellas de la Madre Laura pueden escribir a caminomadrelaura@gmail.com Asimismo, pueden conocer más del proyecto en http://www.inmersion.co